Ir al contenido principal

PARA QUE EL MAL TRIUNFE







Nunca se sabe que es lo que te hace estar en el lugar adecuado en el momento preciso o todo lo contrario. Hace un año al caminar por el museo del Holocasto noté como las ampollas levantadas hervían y era difícil que se volvieran a recuperar. La gente se esforzaba en recordar lo que había pasado porque es característico del ser humano tener una memoria corta que hace que pronto todo caiga en el olvido. Pero esto no era posible dejarlo enterrado, 6 millones de judíos eran demasiados para hacer simplemente un borrón.
Sentada en un banco, visionando uno de los vídeos donde aparecían protagonistas y testigos, note la atmósfera cargada de intentos de retener la respiración y una pesadumbre que me hizo resbalar las lagrimas por no poder cambiarlo.
En una de las paredes me dedique a leer los protocolos de Zion, algo que yo no sabía ni siquiera que existía, pero que irradiaba un odio hacía todo lo judío que me hacía sentir indigna de ser humana. Nadie sabía de dónde habían surgido, nadie sabía quién los había escrito, eso sí el complot que llevaba a cabo esa raza para adueñarse del mundo se repetía en cada una de las frases. Hitler no podía haber encontrado una excusa mejor para llevar a cabo su matanza.
Ahora plantados en el siglo XXI, con la suerte de la distancia, de poder mirar atrás y aprender de los errores, hay todavía quién cree en esa división de razas superiores e inferiores. Hay gente que sigue haciendo que las ampollas hiervan. Von Brunn, un anciano de 88 años, antisemita, se planta en el museo del Holocausto e inicia un tiroteo sin más porque cree que hay gente que no se merece existir por ser de uno u otro lugar. Eso me lleva a una frase que escuché hace muy poco: lo único necesario para que triunfe el mal es que los hombres buenos no hagan nada.

Comentarios

  1. Esta vez he sido yo la primera, ajjaj

    ResponderEliminar
  2. Argggggggggggg mas competidores nooooooooooo
    Ahora que S. está de vacaciones!

    ResponderEliminar
  3. Preciosa entrada Rebeca.
    Visité un campo de concentración en la República Checa, hará unos 9 años. Nos metieron en una celda supuestamente individuales para que viéramos lo que sentían al hacinar en ese minúsculo hueco a más de seis personas. Algunas morían asfixiadas. En celdas de doce metían a cincuenta. EL campo se convirtió prácticamente en uno de exterminio cuando el comandante nazi que estaba al frente le dió por disparar a la gente desde su balcón.
    Es horroroso hasta donde puede llegar el odio
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Nosotros en Argentina no sufrimos a hitler ni a los nazi, pero vivimos cosas similares, no con tantas matanzas pero seguro que has escuchado hablar de la epoca oscura de la argentina que fue cuando los militares estuvieron en el gobiernos de los mas de 40000 desaparecidos, que nunca se encontraron ni siquiera los cuerpos, las luchas de las madres y abuelas de plaza de mayo por recuperar a nietos nacidos en campos de concentracion, y hoy a mas de 30 años, aun siguen esa busqueda desesperada las abuelas por encontrar a sus nietos, y cada tanto recuperan algunos... son cosas diferentes, pero en algun punto tienen una union....

    Te dejo un beso de esta anarquista que se vive yendo por la tangente jejejje

    ResponderEliminar
  5. El fenómeno del nazismo es algo realmente apasionante... la historia ha elegido a Hitler como el autentico demonio, no sin falta de razón, pero cuidado... no fue el único, reconocidimas marcas de hoy en día se apoyaron en los métodos de Hitler para su expasión como por ejemplo, Ford, General Motors, Volkswagen, Adidas... y una larga lista donde resulta asombrosa un banco estadounidense, cuyo presidente, en aquel entonces se apellidaba.... Bush... si... efectivamente el papa del de Irak I, el abuelito del de Irak II... la historia eligió a Hitler... pero la historia la escriben las editoriales...
    ¿quien financió a Alemania durante la Guerra? ¿quien financio a los paises que hubo que reconstruir?... todas estas pamplinas de la raza aria, no son sino las excusas de quienes tienen la capacidad de manipular, son las que utilizan para manejar a un pueblo a su antojo, el verdadero motivo, siempre siempre es el dinero.

    ResponderEliminar
  6. Para el quiera documentarse un poco..
    El abuelito de Bush... se llamaba Prescot Bush, su banco UBC (Union Banking Corporation).
    Otros financiadores.. la familia Thyssen (August Thyssen Bank), Rockefeller (Chase Bank, este seguro que os suena), Standard Oil, Bayer (los de la aspirina) .....

    ResponderEliminar
  7. Al final todo se reduce a eso, a que los que rompen la convivencia canchan a sus anchas y cada vez van más allá con sus provocaciones porque no tienen castigo. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. La entrada es buena y necesaria, pero yo me iría hasta la España de los R.Católicos para seguirle la pista al anti-semitismo, o incluso más allá, a 1.385 cuando los judios sufrieron en los reinos peninsulares auténticas matanzas planificadas, genocidios en toda regla, acusados de todo, hasta de traer la peste... Incluso en la cacareada Córdoba de Obama había intolerancia y anti-semitismo, las juderías se realizaban casi ex-profeso para albergar a los miembros de una comunidad que tenía prohibido mezclarse con el resto de la población y que eran objeto de todo tipo de tribulaciones y vejaciones... Y hoy en día, he llegado a conocer a Sefardíes que aún tienen miedo...

    Pero, en mi opinión, lo que verdaderamente resume el Holocausto, es esa frase con la que acabas el post, porque a pesar de pelis como la última de Brad Pitt y de Quentin Tarantino (auténtica Historia Ficción que roza el mal gusto y la bazofia), fueron los propios judios los que no levantaron un dedo y se dejaron masacrar (salvo casos desesperados de Varsovia y alguno más), y eso me enfada de ellos... besotes y Miiiaauuss!!

    ResponderEliminar
  9. Triste, muy triste todo esto.
    Pero a veces los hombres buenos mueren tratando de parar el mal.

    ResponderEliminar
  10. no aprenderemos nunca, el odio va unido al ser humano y esta presente de diversas formas... mientras exista el fascismo corremos el peligro de que la historia se repita...

    ResponderEliminar
  11. Uf Yandros, te siguen saliendo competidores....jejejej.

    Estoy contigo Rebeca, hay que mantener estas cosas para que la gente no olvide, debemos aprender de lo que paso, debemos mantener el recuerdo de lo que puede llegar hacer la crueldad humana.

    Me ha encantado tu entrada. Yo nunca he visitado un campo de concentración, pero conociéndome, desde que pusiera un pie alli se me saltarían las lágrimas y no podría parar. A veces me pasa viendo los informativos, imagínate estando allí.

    ResponderEliminar
  12. Que bueno!!

    De verdad aprendimos de nuestros errores?? o hemos aprendido mucho mejor a mirar a otro lado por que eso no va con nosotros???

    ResponderEliminar
  13. EVA, YANDROS definitivamente cada vez lo tiene más difícil!!!

    YANDROS no sé que justifica que nos volvamos animales, una vez también leí que había un general nazí que nos soportaba la sangre y sin embargo, se había convertido en uno de los mayores asesinos en los campos de concentración y de los que más disfrutaba con las torturas. Curiosa la mente humana.

    ANARQUISTA claro que no son cosas diferentes, en ambos casos el mal sucede justificado por ideologias y políticas, y cuando todo pasa, y la gente se para a reflexionar, nunca acaba de entender porque sucedió, tal vez en el fondo somos malos?

    TITANIC claro, detrás de Hitler había muchas otras manos y muchos intereses que quedaron en el anonimato, aunque el resultado es el mismo, sucedió algo que hace sentirse al mundo arrepentido.
    Por cierto, muchas gracias por el aporte de datos, realmente interesante.

    RALPH bueno muchos sí recibieron sus castigos, otros se perdieron por los paraísos de sudamérica.

    DUNCAN evidentemente la historia no empezó en la Alemania nazi. Los odios y las persecuciones a otras razas son una constante en la historia de las civilizaciones. Gracias a ti, como a Titanic, por tantos datos, me encanta saber todas estas cositas del pasado!! Supongo que los judíos jamás pensaron que esto desembocaría en una matanza tan terrible, primero sería un sentimiento de incertidumbre y luego un sentimiento de impotencia, no sé...pero no sólo ellos se quedaron perplejos, el resto del mundo también se quedó igual.

    TXISPAS eso también es triste, pero sí alguien no iniciara las revoluciones no podríamos construir un mundo mejor.

    KPA supongo que nos pasamos la vida (la humanidad) luchando entre nuestro yo bueno y nuestro yo malo.

    GABI ja, ja! ¡a mí me pasa igual! más de una vez no puedo parar de lloriquear viendo las notícias. Lo único que nos queda es seguir recordando y recordando para evitar que se vuelvan a cometer los errores del pasado.

    MARIONA la historia nos ha dado ejemplos de hacía donde nos llevan los extremos.

    PALMOBA supongo que a veces aprendemos mejor a mirar para otro lado, sobretodo cuando lo sucedido tiene lugar muy lejos de casa.

    ResponderEliminar
  14. Rebeca te corrijo: "no sé que justifica que nos volvamos animales"
    Ya sé que es una frase hecha. Pero los animales nunca nunca matan por placer. Lo pueden hacer por instinto, por supervivencia, por necesidad...nunca por odio, nunca por gusto.
    Ojalá nos volvamos más animales

    ResponderEliminar
  15. oK, acepto la correción, pero entonces habrá que buscar una palabra que defina el hecho de que el hombre se convierta de esa manera en un ser inhumano (si es que hasta la palabra ser humano tiene sus carencias. ¿Qué tal convertirse en un monstruo?

    ResponderEliminar
  16. La verdad espera a quien quiera buscarla. Lo que pasa es que suele triunfar el desinterés.

    ResponderEliminar
  17. IGNACIO yo diría que más que el desinteres la cosa se mueve entre el miedo y la pereza.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …