Ir al contenido principal

EL SALVADOR


Hace tiempo que Mario me trasmite el amor que siente por su pequeño país. Eso me acabó de decidir a hurgar un poquito en lo que me venía susurrado a través de los aires del Pacífico.
Una pequeña culebrita, esbelta y alargada, en el centro de Sudamérica se definía como El Salvador en el mapa del mundo. Al pasar el dedo por encima, 5.000.000 de personas susurraron que allí estaban muy a gusto, que el espacio era pequeño pero que el estar tan apretado hacía que fuera más rápida la transmisión del calor humano.
Esto es Cuscatlán” “¿en serio? Creo que no podría pronunciarlo” “entonces lo llamaremos lugar de joyas y collares.” Parece ser que también en El Salvador había muchos tesoros.
Los recuentos de los momentos importantes, de eso que llaman historia, me hablaron de una independencia conseguida el 15 de septiembre de 1821. Me pareció tan nuevo, tan por estrenar todo, que se me llenó el espíritu de las ganas que tienen las cosas por hacer.
Y luego se me heló la sangre cuando leí que el país había sufrido una guerra civil de 12 años de duración, que terminó en 1992, al tiempo que mi Barcelona vivía las Olimpiadas más maravillosas del mundo y que me hicieron sentir tan especial a mis doce años. Ironías de las vida, alguien le llamó a esa guerra: la guerra de baja densidad, porque entre muertos y desaparecidos se descontaron 75.000 personas del total.
Pensé que los salvadoreños tenían mucho sentido del humor, sobretodo al descubrir que de forma popular habían decido llamarle a la capital Valle de las Hamacas, por los continuos terremotos que la asolaban. Me imaginé a todos puestecitos en sus hamaquitas balanceándose de un lado para otro, todos a la vez, sin que nadie se descoordinara y al final, todos echados por el suelo, riéndose por el mareo.
Es extraño, pero cuando uno escucha: La Paz, la Libertad, La Unión, piensa que nada malo puede suceder en un territorio que se llame así, pero aún así, el acierto en nombrar algo de manera tan bonita, no salva a nadie (ni siquiera a El Salvador) de que no pase nada.
Estoy sentada a los pies de uno de los volcanes, alguien me habla en náhuat y sé que es algo excepcional. Mi anfitrión me ofrece pupusas. Están rellenas de un queso que me hace derretirme de gusto. No pregunto mucho lo que contienen los alimentos, pensando que si lo sé tal vez no me lo comería, pero sólo oír esta musicalidad de las palabras, mi paladar ya empieza a trabajar: atole shuco, tamales de gallina, yuca salcochada, pan con chumpe, nuegados de yuca bañadas con miel de atado de dulce de panela acompañados de chilate caliente ¡esto último tiene que ser una auténtica exquisitez!
A penas me he acercado de puntillas, sin embargo, también puedo sentir el ritmo de la cumbia y de repente, escuchó a Violeta Parra, que tanto me gustó en mi infancia, por ese punto de dramatismo cuando trataba de trasmitir alegría. Y mientras me alejo nuevamente hacía el continente viejo, veo a alguien barriendo los peldaños de su casa, al tiempo que tararea la canción que nos dice que nos han dado tanto y que a la vida simplemente hay que darle gracias, ya sea en El Salvador, ya sea aquí en España, gracias Violeta Parra.

Para ti Mario (lo prometido es deuda).

Comentarios

  1. PRECIOSA ENTRADA, REBE!!!!

    Simplemente preciosa.

    Saluditos!

    ResponderEliminar
  2. Con el riesgo que tus lectores me consideren un cursi, debo admitir que me has llenado los ojos de lágrimas, gracias, millones de gracias!!!

    ResponderEliminar
  3. Que bien narras joía!
    Mario tiene que estar hinchado como un pez globo en luna llena!
    Me ha entrado hambre con los platos esos hummmm
    Saludos a El Salvador!

    ResponderEliminar
  4. Gracias PENSADORA, saluditos a ti también!!!

    MARIO ¡de cursi nada! te repito ¡eres un encanto! Gracias a ti, que has hecho que me acerque un poquito más a tu país, ahora sólo me falta poder algún día verlo de verdad y no sólo en mi imaginación ¡ays, ojalá fuera rica y pudiera recorrer todo el mundo!!

    ResponderEliminar
  5. YANDROS, me lo dices o me lo cuentas, he desayunado a las siete y ponerme a escribir sobre manjares hace que babee sin parar ¡MARIO, tienes que enviarnos algo de eso a España! ¡ya haremos la repartición como sea!

    ResponderEliminar
  6. Son las 420 am y aqui me tienes pensando como embarcar un cargamento de pupusas y demás manjares exóticos para q se los repartan!!!

    Saludos a todos!

    ResponderEliminar
  7. ja, ja! Pobrecito, menudo compromiso! Te juro que me encantaría probar todo eso, pero teniendo en cuenta que son las 4.20horas de la mañana y estamos en la otra punta del mundo, creo que te lo podemos perdonar sino nos lo envías ¿tú que opinas YANDROS?

    ResponderEliminar
  8. Opino que tienes muy buen corazón, pero yo no, así que no se perdona nada aquí que narices ajajaja
    Marchando una de Yucas de ésas!
    Que la hora no sea excusa, que el tiempo no sea la barrera de nuestras ilusiones!
    Lo siento Mario, Rebeca es muy buena y comprensiva. Pero el Caos no entiende de benevolencia jajajaja
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. qué bonito y qué hambreeee.Me gusta recorrer ciudades así,tan bien narradas por otros.
    Mario es afortunado.
    Y mi Yandros es un perro ladrador...pero luego una cachito de pan el joio
    un beso guapa

    ResponderEliminar
  10. MARIO que conste que yo lo intentado, ja, ja!!! pero el señor del Caos ya ves como es.

    S. sí, yo creo que es todo fachada y que en el fondo nada de nada ¡tanto señor del caos! ¡tanto señor del caos! y no hay más que ver el post que ha escrito hoy ¡qué te parte el corazón, xdios!

    ResponderEliminar
  11. Hola Rebeca:

    Me gustó mucho el modo en que has relatado, y el paralelo que haces con la música de Violeta Parra; un ícono del folklore chilensis.

    La foto que has puesto, majestuosa. Coincido con muchos, la entrada estuvo genial, felicitaciones.

    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. pues gracias por tu relato del salvador

    ResponderEliminar
  13. Te ha quedado un relato de lo más coqueto, deberías de pensar si tu futuro está en el mundo del turismo, ha sido leer tu post sobre El Salvador y pensar en cruzar el charco je je je. Lastima que no me entusiasme volar. Saludos.

    ResponderEliminar
  14. ai va! já me metes-te vontade de viajar ao salvador!
    quantos sons conseguis-te fechar dentro das palavras.
    beijos

    ResponderEliminar
  15. Gracias JAVI, aún a riesgo de conocer el país y formarme una idea equivocada, intenté acercarme un poquito ¡ahora nos tendrás que contar tú algo sobre Chile!

    De nada KPA era una deuda que tenía pendiente con Mario y no podía seguir eludiendo, je, je!!

    RALPH bueno también se puede ir en barco! que tú viviendo en una isla seguro que estarás más que acostumbrado! muchas gracias RALPH, me has dado que pensar, la verdad es que viajar es una de esas cosas que tanto me gustan, así que a lo mejor podría ponerme ahora las pilas y buscar algo en ese sentido.

    LM ¡pues entonces ya somos dos! ¡Mario vamos a invadiros!

    ResponderEliminar
  16. Rebeca: He leído tu post porque aparecio en mi Facebook y he quedado emocionadisimo por tus comentarios, en realidad es el reflejo de tu corazón que hace ver eso y ojala pueda aprender a escribir tal como tu escribes, me sorprendi mas cuando leí que no lo has visitado, huuuu...bueno estas felízmente invitada y ojala puedas tener la oportunidad, de hecho yo seré uno que te mostraré algunas partes que faltan aún por conocer y comidas que te faltan con nombres "rimbombantes" jajaja, un fuerte abrazo desde El Salvador y gracias por tus comentarios, enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
  17. Así es, coincido con Pensadora.

    PRECIOSA ENTRADA.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. asi, es, gracias Violeta Parra.
    Hermoso texto, mujer.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. soy salvadoreña de nacimiento y hasta hace poco me siento orgullosa de serlo. Leer como alguien puede escribir de mi país, (ya sea para bien, para mal o para lo extraño) es sin duda algo que me toca el alma, y tu post aqui, tan lirico y narrativo al mismo tiempo me ha sacado lagrimas de los ojos.

    PS: los nuegados de yuda con miel de atado son verdaderamente una delicia.

    ResponderEliminar
  20. Rebeca, No he tenido el gusto de conocerte. Soy una orgullosa salvadoreña que lleva ya buen tiempo en El Perú, el corazon se me lleno de nostalgia y los ojitos de lagrimas el leer esta descripcion tan hermosa de mi pais. Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  21. FERZEL ¿en el Facebook? ¡eso sí que me sorprende, ja, ja! Muchísimas gracias por la invitación, sin duda, no puedo eludir un viajecito a ese país tan tierno y con esos mánjares tan "rimbombantes".

    Gracias ESPE, ahora ya no tengo la excusa de la primavera, creo que esta vez es el "amorcito" el que e pone así de tierna y con tantas ganas de ver y conocer mundo.

    DESCARGA ¡Esa Violeta Para es que tiene un no sé qué, que mira hasta me pone, ji, ji!!

    SINREVELAR ¡ya lo sospechaba yo! ¡con ese nombre no podía ser más que una auténtica delicia! ¡lástima que no tenga el placer de probarlos! La que va a cabar lagrimeando soy yo por vuestras palabras, xdios!!!

    SILVIA de nada, debe ser triste estar lejitos de la tierra, es que la morriña ¡la pone a una tan nostalgica!

    Muchas gracias por tus palabras, me alegra que los que mejor conoceis ese cachito de tierra os sintieraís un poquito identificados con mis palabras.

    Al no conocerlo, pensé que tal vez daría una idea equivocada de lo que es El Salvador.

    ResponderEliminar
  22. Rebe la razon x la q tu entrada del blog tuvo eco en facebook es prq replico las entradas de mi bitacora en mi perfil y tu sabes como se corre la voz en estos dias!!!

    No ceso de agradecerte tus lindas palabras! un abrazote!

    ResponderEliminar
  23. Hola Rebeca, llegué aquí por el blog de Mario Francia tenía que agradecerte el haberme recordado que tanto amo mi país, me encanta que nadie lo conozca! es algo parecido a la pareja ideal, no ?..Difícil de encontrar ;) Saludos desde el país de las hamacas! :) GRACIAS NUEVAMENTE.

    ResponderEliminar
  24. MARIO ¡ya me lo pensé! al final me vas a convertir en medio famoso de verdad, ja, ja!!!

    ANÓNIMO me encanta esa comparación que has hecho con la pareja ideal y El Salvador,una vez se encuentra, estoy convencida que uno quiere quedarse para el resto de su vida.
    Sorprendentemente El Salvador es el país de las hamacas y España que tanto presume de no sufrir terremotos y de andar sobre aguas calmadas resulta que es una enorme placa sísmica que algún día tendrá la real gana de empezar a moverse, ese día tendreís que prestarnos vuestras hamaquitas.

    ResponderEliminar
  25. qué lindo cómo lo describes. Si quieres conocer más, por mi blog en la categoría El Salvador puedes conocer más lugares...al lado del volcán de la foto está el mío (de mi ciudad de origen) que he escalado y me parece el más lindo del mundo, con su laguna de azufre en el fondo.

    Saludos desde este lado

    ResponderEliminar
  26. CLAU muchas gracias por la invitación. Lo cierto es que la foto del volcán me pareció impresionante, y si encima se puede escalar y ver su lago de azufre, bueno...eso es ya ¡el no va más!

    ResponderEliminar
  27. Aqui las ardillitas trabajadoras de este lado del charco a buena mañana ya asomamos a la compu! Como no te iba a llegar tráfico si este bandido de Mario Francia es un ultra reconocido bloguero del pequeño país de la sonrisa! Solo mira el contador de visitas y te das cuenta que al tipo no lo vistan por gusto al fin y al cabo no escribe tan mal! jeje vale que lo conozco de tiempos para que no se ponga rojo de verguenza.

    Rebeca, dejame contarte que muchos foráneos llegan a mi terruño y se enamoran de la sinceridad y sencillez que ofrece el nativo a los visitantes. Recuerdo haber escuchado anécdotas que hablan de pueblerinos ofreciendo comida y bebida a perfectos desconocidos solo porque llegaron por donde viven. El trato como bien lo describiste es de calor humano, pero es necesario sentirlo para saber descifrar su intensidad.

    Joer tía! que a ver si te decides a pasar de visita, mira que quien te ofrezca un tour no te faltará, es más te sobrarán!

    Ariel

    ResponderEliminar
  28. ARIEL después de todo esto me estoy dando cuenta que tendría que haber hecho mucho más hincapié en el calor humano, sin duda que no os falta a ninguno.

    Desde luego que no sabía que MARIO era tan famoso, aunque su número de fans me lo hacían sospechar, sí, será que no escribe del todo mal, ja,ja!!!

    Estoy empezando a pensar seriamente que voy a tener que cambiar mi destino de vacaciones. Que ayuden a un viajero sin saber de donde viene, sólo porque sí, porque no hay nada más que lo reconforte que algo que comer y un poco de agua para la sed que arrastra, es una de las cosas más bonitas y encantadoras de la gente.

    ResponderEliminar
  29. Ariel! no me hagas pasar verguenza! Lo ultimo q me faltaba era q vinieras a hablar disparates aquí en casa ajena! (al menos los relativos a mí si lo son!)

    Rebe,lo concerniente a la gnt y la belleza sin parangón de nuestros paisajes son ciertos así q suscribo lo q dijo la mayoría de mis paisanos, cuando quieras, te llevamos a pasear a cualquier lado! Prometido online, se cumple! :p

    ResponderEliminar
  30. MARIO ¡apuntado queda! ¡te lo recordaré cuando me plante en el Salvador!

    ResponderEliminar
  31. barbara,apoteosica,sos una diosa,increible,sencillo,hermoso,humano,calido,conciso,descriptiva a mares...me quedan cortas las palabras me has llevado de la manita por mi hermoso pais que tanto extrano aqui en escandinavia...te llevas un diez...tenes un karma mujer!!!brillante...un beso guapa aunque no te conozco...pero a partir de hoy soy tu seguidor...
    Carlos

    ResponderEliminar
  32. Uy! me has puesto roja! qué exajerado! esto es sólo cosa de MARIO que ha hecho que me enamoré sin conocerlo de El Salvador.

    ¿Y tú? ¿qué haces en un país tan frío sin tener ese calorcito de tu tierra?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …