Ir al contenido principal

EL 99% DE LAS APARIENCIAS


Haciendo referencia a mis características femeninas Toto me pidió que le acompañara a ver un piso. Lastimosamente él desconoce totalmente mi no gusto por la decoración y la funcionalidad de las cosas, pero el hecho de ser mujer presupone tantos aciertos como errores.
Bajamos tres tramos de escaleras hasta adentrarnos en un pequeño loft de unos 40 m2
que había sido especialmente reformado para la ocasión: suelos de parquet, paredes recién pintadas, ventanas de aluminio, nevera nueva y unas cuantas motas de pintura que dejaban evidencias de los últimos trabajos llevados a cabo.
En el fondo un gran ventanal dando a un jardín lleno de: rosales, lirios, un limonero, un naranjo y un cerezo. Un hombrecillo, ya octogenario, se dedicaba a quitar las malas hierbas con sumo cuidado mientras el sol del primer sábado más bonito del mundo le daba en la cara.
Me acerqué a observarle e iniciamos una conversación amistosa sobre el cuidado de las plantas. Por el rabillo del ojo vi como Toto le tendía su tarjeta a la señora de la agencia, que no dejaba de emitir sonrisas de satisfacción a medida que él le contaba su larga historia y su procedencia. Cuando me los quede mirando, entendiendo que yo ya había dejado de existir hacía rato, ella sonrío con malicia: “¡ay, disculpa, estoy usando el catalán y tal vez no lo comprendas!” la miré con frialdad: “no, no si jo sóc catalana.” Toto ser rió para sí mismo, la señora lo había tomado por italiano con acento americano, a pesar de su apellido vasco. A estas alturas a mí ya no me sorprendía que nadie me considerara de donde soy, y a pesar de ello me esforcé por no tener ningún pensamiento en castellano.
Una vez en el coche, donde Toto se mostraba altamente satisfecho por el piso y por el trato amable, le recrimine haber usado de esa manera tan descarada el arte de las apariencias: “¿Cómo has podido venderte de esa manera? ¡le has dado hasta la tarjeta!”, en mi vida jamás yo había puesto mi currículo por delante de mi persona. Toto hizo uso de su formación y me habló sobre el marketing: “así funciona el mundo, la imagen es demasiado importante, en mi caso tengo que convencerlos de que no soy un emigrante venido en patera...” , silencio y a continuación una de mis frases lapidarias: “sí, lastimosamente el 99% del mundo se basa en las apariencias.”
Seguí conduciendo pensando en aquello, definitivamente ese tipo de mundo no me gustaba.

Comentarios

  1. Todo es apariencia,yo tengo ahora una discusión intensa con mi hermana por la comunión de mi sobrina.El problema de aparentar lo que no se es.Yo la verdad es que no sé aparentar,se me da muy mal.Es incómodo.
    A mi no me gusta ese mundo.

    ResponderEliminar
  2. Oh! pobre Yandros sé lo va a tomar fatal eso de no ser el primero, ji, ji!!!

    Sí, bueno, lo de las apariencias delante de la propia familia ya supera todos los limites ¡las comuniones, las bodas...! me parecen esfuerzos sobrehumanos sólo para seguir manteniendo las malditas apariencias.

    Seguro que por ahí hay alguna isla desierta donde nada de eso importe.

    ResponderEliminar
  3. Eso no vale Rebeca ha variado su modus operando hoy para fastidiarme!
    Grrr nos veremos las caras, S.!
    Trivialidades aparte, Toto tiene más razón que un santo, y eso que éstos no son "santos" de mi devoción. Lamentablemente el mundo en que vivimos es así. Aún recuerdo cuando me mudaba a un piso de alquiler en mi primer año de trabajo. La portera, de las que aún queda estaba dándome la brasa con las fiestas de estudiantes, el ruido, las juergas y demás quejas mientras yo acarreaba como un mulo todos mis trastos. Mi compañero, cansado de la verborrea de la portera, le dijo que no éramos estudiantes, sino ingenieros, cosa que a mi me sentó fatal porque prefiero que la gente se haga una idea por lo que soy y no por mi trabajo. Pero eso sí, desde entonces la portera me llamaba de usted y me sonreía y todo, aunque llegara borracho después de tomarme varias (muchas) cañas, con mis amigos aún estudiantes.
    En fin, que cada uno se monte su película, mientras tanto, que Toto lo aproveche en su favor, me parece bien, así de paso se da una lección a quienes se fían más de las apariencias que de otra cosa.

    ResponderEliminar
  4. Sólo para fastidiarte, ji, ji!
    YANDROS me guste o me disguste así es el mundo y yo no lo puedo cambiar, es una lástima tener que decir: yo soy esto o aquello para que te toment en consideración y te miren con otros ojos pero ¡qué le vamos a hacer! algunas cosas tendré que aprender de Toto.

    ResponderEliminar
  5. uyyy, sin comentarios ¡Tema pateras! delicado para trivializar...

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. ESPERANZA, sí excesivamente complicado y tristemente tenemos un miedo atroz a lo que no conocemos, juzgamos antes de tiempo y tratamos de menospreciar lo que no se acerca anosotros.

    MARIO supongo que el mundo ideal es sólo una utopia de nuestra mente.

    Por cierto, siendo un poco más trivial, triste también que ayer el Barça no ganara la liga.

    ResponderEliminar
  7. Jajaja Rebeca, deja que disfrutemos aunque sea un poco los que no tenemos que celebrar nada este año! Jajaja vaya caras que se les quedaron a todos en el minuto 93, casi como cuando perdieron la liga hace dos años en el último partido con el Tamudazo!
    Bueno perdón por el forofismo,pero es que después de cantar el gol de Iniesta contre el Chelsea (me encanta Iniesta y aborrezco al Chelsea, que juega a aburrir), tengo que reivindicar mi madridismo!
    Y para terminar con buen sabor, enhorabuena por la liga y lo que venga!

    ResponderEliminar
  8. Bueno YANDROS todo sea por darle un poco de emoción a la ligar y por el dicho ese de: No cantes victoria antes de tiempo!! todo el año haciéndonos los modestas y mira al final, jarrito de agua fría.

    ResponderEliminar
  9. Que asco con lo de las apariencias...eso de que te pongan una etiqueta con sólo haberte mirado es que me revienta....me altera la sangre. ¡Por favor! que primero hay que conocer a las personas para al menos decir con propiedad de qué pie cogea cada uno.

    ResponderEliminar
  10. lo de las apariencias hoy en dia se ha convertido en un arma, una herramienta con la que poder conseguir nuestros propositos con artes dudosas,
    en el trabajo es cierto que tiene un pase, para salir segun de que situaciones,yo las odio:(y uso la naturalidad) si consigo algo vale,
    lo que no me gusta es engañar a la gente ,ademas creo que se me nota cuando miento.... no me gusta aparentar lo que no soy, pero asi son las cosas, las apariencias aunque engañen ;triunfan... gracias por tu disposicion

    ResponderEliminar
  11. GABI ¡estoy contigo, yo tampoco soporto que las cosas sean así! y más cuando yo jamás he hecho uso de ellas, yo soy lo que soy y punto y no necesito anteponer ni mis conocimientos, ni mis experiéncias ni nada de nada por delante de mi persona.

    KPA supongo que si tú trabajo es muy competitivo la gente hace uso de cualquier estrategia para escalar.

    ¡Ah! y de nada encantada de hacer el meme.

    ResponderEliminar
  12. Si quieres ver hasta que punto eso es realidad, basta con que tu empresa ponga un anuncio en prensa buscando cualquier puesto y que varios de los trabajadores vean los currículum, verás como en menos de cinco minutos empiezan a despotricar de la pinta de este, la nariz de aquel, de esto y de lo otro. Somos desgraciadamente imagen. Saludos.

    ResponderEliminar
  13. hoy he estado reflexionando un poquito ,en el trabajo, y m he caido en la cuenta de que apariencia=hipocresia... uf, no puedo con la hipocresia , mucho menos con la gente que no solo es hipocrita, sino que ademas estan tan metidos en su papel...que dan mala gana por decirlo de una maner fina

    ResponderEliminar
  14. RALPH ¡sí lo sé! a pesar de que nos empeñemos en negarlo y en decir que la belleza este en el interior y esas cosas. La imagen que proyectamos sobre lo que somos o aparentamos ser acaba contando mucho más en este mundo que nuestra persona.

    KPA la hipocresia y las falsas apariencias son otra de las cosillas defectuosas que presenta el mundo mundial.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …