Ir al contenido principal

CUÍDAME, CUÍDATE


Recorriendo los trocitos de historia privada que se acumulaban en la base de datos de mis pacientes encontré la siguiente anotación: “bebe una botella y media de champaña al día desde su juventud”. “¡Vaya” pensé “debe tener un montón de cosas que celebrar” o ... (la voz de mi conciencia regañándome por mi ironía) “un montón que olvidar.”
Una chica morena se me acercó por el pasillo: “ que extraño parecía que estaba mejor pero estos días otra vez se ha venido abajo ¡está enfermedad es terrible! Lo malo es que uno se da cuenta cuando ya es demasiado tarde!” asentí con un leve movimiento de la cabeza y pensé en otra de mis pacientes que a pesar de haberle diagnosticado ya una cirrosis irreversible seguía bebiendo como una cosaca y omitía en cuanto podía tomarse las pastillas que trataban de paliar un posible incipiente síndrome de abstinencia.
Es curioso pero pocas personas asumen la responsabilidad sobre su enfermedad, más bien al contrario, creen que todo se genera en el momento en que ingresan en el hospital, sin ser capaces de reconocer que esto es sólo el desenlace de años y años de mala vida.
Recuperé algunas referencias de Alcohólicos Anónimos. Los que se habían decidido a dar el paso eran realmente valientes, aunque el fantasma de la recaída revoloteara de forma continua sobre sus cabezas.
Una vez leí que uno de los ejercicios que les piden es que durante un año a parte de dejar la bebida no entablen ninguna relación. Deben comprarse una planta o un animal y cuidarlos durante ese año, si pasado el tiempo, los seres sobreviven, entonces esas personas están preparadas para cuidar a alguien y por tanto para empezar a relacionarse.
Me quise reír al ver el ejercicio porqué hace un mes empezó a alimentarse la idea en mi cabeza de comprarme un pez. Un pez chiquitito, que no fuera de colores, porque quería que me recordará aunque diera mil vueltas a la pecera. Uno con el que hablar al llegar a casa: “¿Qué tal estás X(todavía no he pensado el nombre)? ¿mucho ajetreo en la pecera? Sí bueno, mi día también ha sido duro en el trabajo?” X esta cobrando cada vez más vida, lo veo deslumbrándome con sus escamas y moviendo alegremente sus aletas.
Calculo mentalmente el tiempo que llevo viviendo fuera del nido de mis padres. Más o menos año y medio. Miro a mis plantas, todas ellas están verdes y brillantes, ¡a veces hasta me piden agua! Creo que lo logré, estoy preparada para cuidar a quien sea.

Comentarios

  1. Creo que eso de vivir sola te prepara para muchas cosas sin que uno se de cuenta. No es que sea necesario, pero creo que mucha gente debería de pasar por esa experiencia antes de convivir con alguien. Tal vez así sabríamos apreciar algunas cosas y, sobre todo, nos conoceríamos mucho mejor a nosotros mismos.

    A ver si me mudo a mi piso y empiezo mi aprendizaje.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Uy! ¿He sido la primera? Por favor, no os enfadeis, Yandros y S, no era mi itención...ha sido sin querer.

    ResponderEliminar
  3. Argggggggg se ha metido Gabi a competir que horror! Jaaaaaaajajaja

    ResponderEliminar
  4. Siento decirte que la memoria del pez no va más allá de los tres segundos. Es decir que cuando da una vuelta a la pecera ya no se acuerda quien es esa individua extraña que le habla tras el cristal.
    Tambiés es bonito, porque siempre estará descubriéndote claro, y pensará una y mil veces "que chica más amable que no me conoce de nada y me pregunta que tal el día).
    Yo me fuí de casa sin cumplir los 17 años, para estudiar fuera. La independencia no es total porque te queda la económica, pero para el resto tienes que apañártelas. Seis años más tarde, al cabar la carrera, la independencia fue total. Dos más tarde ya dependía de la hipoteca. Y durante este tiempo (mis seis últimos años), no tengo pez pero tengo dos perros dos gatos y una humana; bueno ésta no es mía en propiedad, pero compartimos ilusiones, que es mejor si cabe.
    Yo también estoy preparado (aunque me llames creído)! Jajajaj
    Un abrazo pecero

    ResponderEliminar
  5. Estoy a punto de mudarme (de nuevo) por mi cuenta, un matrimonio repentino de la hija de mi casero y su necesidad de desalojarme me obligo a refugiarme en casa de mis padres por poco mas de 4 meses (no habia mucha oferta en ese momento) pero a lo bueno no cuesta acostumbrarse! Habalr cualquier tonteria y sobretodo no comer solo es lo q extrañare!

    Perdon pr el desvario pero se me vino mas a la mente el hecho q tu vives sola q el alcoholico a cargo de cuidar la planta!

    ResponderEliminar
  6. la cuestión, a veces, es si estás preparada para cuidar de alguien... y dejar que ese alguien cuide de tí. Para mí, creo, eso fue más complicado. Rarita que es una...
    ¡¡Buen finde!!

    ResponderEliminar
  7. GABI, cierto vivir solo te hace ver el mundo de otra manera, depender menos de los demás y acostumbrarte a disfrutar al 100% de estar a solas.
    Ya verás que prontito tienes tu piso y estás como una reina!

    YANDROS Y S. no sé si te lo van a perdonar...

    YANDROS, cada vez te lo ponen más difícil!!!
    Por eso quería que el pez no fuera de colores porqué son los que pierden la memoria en 3 segundos.
    Lo sé, lo sé, demostraste hace mucho tiempo lo preparado que estabas.


    MARIO durante las comidas se echa de menos la compañía por eso yo acostumbro a acercarme a casa de mis padres en esos momentos.

    CMQ yo creo que cuando uno esta dispuesto a cuidar suele estar preparado también para dejarse cuidar.

    ResponderEliminar
  8. Coño Yandros,me tenías preocupada con eso de no aparecer,mira tú hoy no le voy a echar la bronca,le voy a tirar un besito,que me tenía preocupada.
    Gabi no te preocupes,Yandros sí que te va a tirar algo,un tomate o algo,seguro.
    No me gustan los peces,no se pueden manusear,mi estilo es más de perros,a los gatos soy alérgica.
    Me ha gustado mucho tu entrada hoy,tiene que ser duro ser alcohólico,eso de cuidar a una planta o un animal me parece estupendo.
    Ah!y eso de que estás preparada para cuidar lo que sea...a qué te refieres,no vendrá dentro de poco un niñito no???????
    Yo pensaba que era alérgica también a Yandros,mi niño repelentosillo,pero cuando anda ausente,lo echo de menos.
    Un besazoooooooooo

    ResponderEliminar
  9. El ejercicio parece bueno, pero no he podido remediar pensar en todos esos animales y plantas cuando el resultado de sus dueños es negativo... Sigo pensando en éllo.

    ResponderEliminar
  10. ¡¡¡COMPRATE UNA TORTUGA!!!

    Ellas si te reconocen, los cuidados son similares y además la puedes sacar de lapecera para jugar, a mí me encanta organizarle circuítos, sí ya sé que parece infantil, y qué!

    jajaja, besotes

    ResponderEliminar
  11. Y a mi que se me murió el único cactus que tenía... snif... parece que seguiré solo...

    ResponderEliminar
  12. Esto me recuerda que debo regar mis plantas... jajaja. Gracias.

    Gracias por tu visita al blog ;-)

    ResponderEliminar
  13. la gente o los humanos nos creemos que podemos maltratarnos, perjudicar nuestra salud y que no pasara nada.... pero los excesos y los años pasan factura,
    en cuanto a vivir sola o solo... yo no lo he hecho , pero creo que no podria vivir en soliloquio....ja ja
    aunque si que es verdad, que en el trabajo muchas veces me las tengo que ingeniar solo... solo ...y solo, pero ese es otro tema, por esos algunas veces bromeo y digo que voy de solomillo....ja ja

    ResponderEliminar
  14. Rebeca, la gente no está enferma hasta que el médico detecta tal o cual cosa en una analítica y empieza a tirar del hilo para descubrir de dónde viene, al fin y al cabo creo que todos preferiríamos vivir sin saber de ciertas enfermedades aunque eso acortara nuestra vida. Saludos.

    ResponderEliminar
  15. S. ya veo que en el fondo no puedes vivir sin YANDROS ¡ay! Mi propietario no me deja tener perros ni gatos, así que me he tenido que decantar con el pez, aunque su vida sea un tanto aburrida.

    No, no va a venir ningún bebito de momento eso está a años luz.

    NADIA sí, yo también me quedé pensando un poco en lo mismo, sobretodo en el animal, por haber tenido la mala suerte de tener un amo incapaz de cuidarse a sí mismo y por tanto, menos a los demás.

    TXISPAS tuve una tortuga de pequeña (Flecha), un día se me ocurrió soltarla en el jardín, y el domingo siguiente mi padre la pillo con el corta césped. Sí, lo sé, no tengo nada de suerte con los animales. Por eso tamibén he descartado las tortugas.

    RUBE ¡eso sí es difícil! ¡Qué se muera un cáctus! ¡pero si ni siquiera hay que regarlos!

    JAVI de nada! me encanta darme paseitos por otros mundos.

    KPA querido solomillo, yo recomiendo altamente lo de vivir una temporadita solo, me da la impresión de que ayuda mucho a conocerse a uno mismo y a hacerse más fuerte.

    RALPH no es cierto, hay gente que lleva mucho tiempo enferma, y no lo quiere aceptar, se queda sufriendo e ignorando los símptomas. En el caso de los alcohólicos te puedo jurar que existen terribles dramas familiares y momentos de tensión, y luego un buen día el exceso de un hígado destrozado, los lleva a plantarse en urgencias agresivos y luego caminando hacía el coma por una acumulaciòn de toxinas que acaban provocando una atrofia cerebral irreversible.

    ResponderEliminar
  16. A ser independiente se aprende, terminas taladrando paredes, haciendo la declaración de la renta y otras cosas que no sabias que podías hacer...y no quieres volver al nido. Por cierto... yo llevo 6 años en mi propia casa y no me sobreviven las plantas.

    ResponderEliminar
  17. Enhorabuena!!! yo tengo perro, peces, y plantas, además me ocupo de mi padre mayor, y es una paradoja, eres más independiente o dependiente?
    Creo que esto tiene más que ver con el compromiso, y tu ya tienes uno con los peces, por algo se empieza.
    bss y animo

    ResponderEliminar
  18. DAMA OSCURA sí supongo que en este año y medio he descubierto muchísimas capacidades ocultas que tenía profundamente escondidas dentro de mí.

    RAFAELA cuidar de otros que lo necesitan es un tema mucho más complicado, de alguna manera nos hace menos libres, aunque si uno es independiente para enfrentarse a la vida lo sigue siendo igual. Los peces los tendré hoy, así que y a veremos lo tan bien preparada que estoy para cuidar de otras personas, y no hablo de mis pacientes. Las plantas me lo han puesto demasiado fácil, a penas necesitan que las riegue una vez cada dos semanas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …