Ir al contenido principal

CUANDO SEA MAYOR


En la vida, a veces, sólo a veces, uno tiene que decidir sin estar preparado. A mis cinco años, a lo único que aspiraba era a dedicarme tranquilamente a vender naranjas, unas naranjas, redondas, brillantes como pelotas de petanca. Yo se las ofrecería a todo el mundo acompañado de un poco de griterío y luciendo un delantal blanco e impoluto.
Todo eso se quedó en un sueño, la vida me fue convirtiendo en cosas que yo no quería y en otras que sí deseaba.
Al ir creciendo me di cuenta que las naranjas no me darían la felicidad y que tampoco tenía características para ser una buena vendedora, era demasiado fácil que me timaran.
El caso es que me hice mayor y yo nunca supe lo que quería ser en esta vida.
Trampeando las responsabilidades, traté de hacer las cosas lo mejor posible, seguí soñando a escondidas: seré exploradora, seré cantante de pop, seré escritora, seré ministra de economía, seré empresaria, seré bailarina...pero la fría realidad me golpeo las narices y la desilusión me sopló con su aliento sobre los ojos.
Todo un camino recorrido y las mimas ideas turbias. Salí por la puerta del nuevo hospital con un cristalito en el ventrículo. El aire de la montaña y el olor a hierba fresca con el canto de las chicharras me acompañaron en mis firmes decisiones: ya no quería ser enfermera, un flashback me devolvió al pasado: “¿qué quieres ser de mayor?” “¿yo? Vendedora de naranjas.”

Comentarios

  1. Tendemos a confundir lo que queremos ser con la profesión que queremos desempeñar.
    Yo de mayor, o sea, ahora, simplemente quiero seguir aprendiendo
    De todo lo que pueda

    ResponderEliminar
  2. Vivimos la vida al revés.. yo de mayor quiero ser, pequeño.

    ResponderEliminar
  3. Vale, te diré el truco, para que veas que en esto de los blogs también se empieza a conocer a la gente jajajaja:
    Generalmente, antes de escribir te paseas por los blogs verdad? Eres ordenada en esto, te paseas, te recreas, comentas y luego publicas...
    Y cuando veo que vas dejando comentarios en los blogs que yo también visito, sé que Rebeca está preparada para una nueva entrada, y me pregunto ¿qué será esta vez?
    Y por eso suelo llegar el primero...
    Todo tiene una explicación sólo que algunas explicaciones no las conocemos...¿verdad?
    Ya sabes esta jajajaja
    Un saludo, y ponme un kilo de esas naranjas gordotas jajajaja!

    ResponderEliminar
  4. No YANDROS lo que quiero ser como persona lo tengo muy claro, mi profesión para nada!

    Sí, soy bastante metódica, aunque a veces escribo primero y luego leo. Otras sólo leo, sobretodo porque tengo un montón de blogs para visitar, así que a veces lo divido en dos días. Otras la vida no me deja ni conectarme.
    ¿te las pongo Clementinas? las narnajas digo!! ¿o eso sólo son las mandarinas? ¡menuda vendedora!


    TITANIC, sí esa es otra opción, a veces me gustaría volver atrás en el tiempo y volver a contar con todas las posibilidades.

    ResponderEliminar
  5. Mi hermano cuando era niño (5-6 años) decía que sería policía, yo solo le llevo 2 años pero me daba una risa!!!

    No hay duda que de niños tenemos la inocencia característica de esa etapa de nuestra vida, ojalá pudieramos volver a ese estado!

    Un abrazo!


    PS En mi blog hay un especial de que nos vamos a Romaaaaaaaaaaa!!!

    ResponderEliminar
  6. Ahh no Rebeca, no se vale hacerme pensar... No tengo ni idea de lo que quiero ser de mayor. ¿?

    Tal vez, quiero llevar gafas para parecer una mujer inteligente ajajaja.Sí, si, eso estaría bien.


    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Uy MARIO! encima me perdí el partido por culpa del trabajo, en lugar de conseguir salir antes salí más tarde y claro me tuve que conformar con los comentarios postpartido y los claxons de la gente y saber que Barcelona estaba hecha un hervidero ¡NOS VAMOS A ROMA!

    ESPERANZA ¡mira algo común! yo también quería llevar gafas para parecer más, más...interesante.

    ResponderEliminar
  8. jejeje, hay una frase de los Revolver que es muy buena, puedes ser una soñadora o lo que tu quieras, pero "...El peligro es no encontrar jamas tu sitio...", y te puedo asegurar que es una verdad como una catedral, un peazo de besote desde un Badayork que está a 32 graditos!!

    ResponderEliminar
  9. Yo quería ser muchas cosas que nunca fui, que nunca seré. Pero hay una que estoy segura de que sí consigo, aunque sea a ratos, a trocitos: ser feliz.
    Me gusta aprender de los errores y de las victorias pequeñitas que nos regala la vida a veces, me gustan muchas cosas y detesto otras (entre ellas, a veces, mi trabajo).
    Quería ser muchas cosas. Pero el trabajo da igual, es solo un medio para poder ser, un poco más tranquilamente, todo lo demás.

    ResponderEliminar
  10. jo,a mi me dio una epoca que queria ser forense.
    Y otra por pilota de avion,a lo que muchas vecinas me contestaban pero si eres mujer...que malas son algunas!
    Ahora que he crecido,quiero ser millonaria.
    Me gusta tu blog:)

    ResponderEliminar
  11. Yo quiero ser leedora de cuentos, aunque vendedora de naranjas no suena mal... cualquier cosa menos a lo que me estoy dedicando ahora mismo :(

    ResponderEliminar
  12. Hola Rebeca:

    Desde pequeño siempre quise viajar... conocer, admirar la naturaleza; conocer personas extranjeras. No sé cómo, hoy trabajo en eso, y debo viajar mucho. Conozco mi páis entero. También, he viajado a países vecinos al mío. He conocido personas de Suiza, Austria, Holanda, Alemania. O sea, sueño cumplido ;-)

    Te dejo un abrazo, y mucha suerte para ti.

    ResponderEliminar
  13. Querida amiga:
    Tarde muchos años en saber lo que quería en la vida, soy madre y lo fui muy joven, quería ser profesora de inglés... fui diseñadora gráfica, cuando me harté de esto me pasé a Asistant de Alta Dirección. En medio de todo esto descubrí que quería ser Psicóloga, bien mi vocación... luego me pasé algunos años que si de niños psicopedagoga, que si Laboral, que si clínica... ya ves no da uno vueltas en la vida para encontrar su vocación... y sabes estoy muy contenta a pesar de todo el esfuerzo que me toca hacer para conseguir mi vocación.
    Aunque el otro día pensé desde que practico Tai Chi, tengo que mezclarlo con mi psicoterapia.
    bss

    ResponderEliminar
  14. Yo sí acerté con mi profesión porque por raro que parezca me encanta la contabilidad.

    En cuanto a mi vida personal, me gusta, pero he de decir que le falta un poco más de viaje. Me encanta viajar pero me cuesta encontrar el momento para hacerlo.

    Así que intentaré ponerle remedio (anda que no habré dicho ya esto muchas veces).

    Besitos!

    ResponderEliminar
  15. Rebeca yo creo que siempre habrá diferencia entre lo que somos y lo que quedríamos haber sido, muchas veces debido a lo que tu dices que nosotros tampoco lo tenemos claro, pero muchas veces porque la vida o las decisiciones que nos obliga a tomar nos llevan por sitios que no eran los pensados. Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Uy si estás confundida ene ste tema ya somos dos...
    A mi de pequeña me preguntaban que queria ser de mayor y no sabia responder y hoy por hoy sigo igual asi que...el tiempo lo dice todo
    Besos!

    ResponderEliminar
  17. DUNCAN ¡xdios qué calor! Revolver tiene frases geniales, a mi me gusta eso de que cuando le encuentras el truco de esta vida se te acaban las monedas. Es cierto soñas demasiado implica no estar a gusto con nada de lo que uno encuentra.

    CMQ yo también de las cosas que quería ser como persona más o menos las he ido consiguiendo. En el trabajo sigo igual que cuando tenía 5 años y a veces me gustaría ignorarlo pero resulta que dedico gran parte de mi vida a esa actividad y por otro lado, te tienen ligada de manos y piernas si quieres sobrevivir en el mundo consumista.

    S ¡en eso coincidimos! yo me repito a mí misma todos los días que lo que quiero es ser rica y dedicarme a hacer exclusivamente cosas que de verdad me gusten. Además lo repito de forma continúa pq dicen que si dices las cosas en voz alta es más fácil que se cumplan.

    ¿forense?

    TXISPAS ¡Qué consuelo no ser la única! leerdora de cuentas suena mucho más genial que lo de las naranjas ¡te lo cambio!

    JAVI ¡bonita manera de ponerme los dientes largos! ¡eso también esta en mis sueños: estudiar turismo o algo similar! ¡y viajar, viajar, viajar y viajar!

    RAFAELA eso me ánima a pensar que tal vez sí consiga encontrar lo que quiero. Yo acabé la carrera de enfermería y luego me metí en psicología, pero al contrario que tú, descubrí que no me gusta, así que ahora ando buscando una tercera carrera con la pereza de volver de nuevo a la universidad.

    GABI ¡yo creo que los numeros también tienen su morbillo, aunque yo soy un cero a la izquierda en esto del cálculo, así que se lo dejo a otros privilegiados como tú! Cierto, a ver si te decides de una vez y te vas de viaje ¡todo es plantearselo! ¡marcarse una fecha y a despegar!

    RALPH ¡pues le voy a tener que gritar cuatro cosas a la vida! ¡qué se habrá creído! ¡fuera como fuera ella decidió que yo tenía que ser enfermera!

    TRASTO sí el tiempo acaba siendo el gran revelador de secretos!!

    ResponderEliminar
  18. Te he descubierto a través del blog de Josefina (aunque ya te había visto comentar en el de Titanic y demás...), hoy me he decidido a ver tu blog y me gusta bastante todo lo que escribes y sobre todo la manera de hacerlo. Con tu permiso te seguiré leyendo, te añado a mi lista de Blogs. Un besote

    ResponderEliminar
  19. Claro DUNA, gracias por pasarte por aquí.

    ResponderEliminar
  20. ojala siempre se cumpliesen nuestros sueños,y ademas fuesemos dueños de ellos ,pero hay nque intentar ser feliz con lo que se tiene, y hasta con lo que no se tiene

    pd:he hecho un meme y te he nominado ,si te bnapetece hacerlo tu misma

    ResponderEliminar
  21. KPA sí, que no se cumplieran algunos sueños, no quiere decir que lo de ahora no sea bueno, es verdad, hay que aprender a vivir con lo que uno tiene.

    Ahora me paso por tu blog!

    ResponderEliminar
  22. bonito post. cuando yo era pequeña quería cuidar focas, y en mi país ni siquiera existen las focas, ni siquiera he visto una foca en la vida real... pero focas quería cuidar. Ahora quiero tantas cosas, que solo quiero seguir soñado

    ResponderEliminar
  23. Cuando somos niños nos parece que todo es posible. Haber acabado siendo cuidadora de focas hubiera sido muy bonito, pero bueno, como bien dices lo importante es seguir soñando.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …