Ir al contenido principal

LA PRIMERA VERSIÓN


He estado pensando porque nos hicimos tan amigas tú y yo y no lo recuerdo. Si me hubiera quedado con la primera versión no nos hubieran unidos tantos años.
He recopilado esas versiones, aunque sé que la memoria del corazón es caprichosa y prefiere quedarse sólo con las cosas buenas, desoyendo lo malo que nos impulsó a alejarnos de un sitio y volar hacía otro. No sé si a eso se le puede llamar inteligencia, porque apacigua el rencor y nos hace olvidar lo malo y desagradable que hubo.
El día que conocí a Toto mi mente pensó en grabar el momento, adornado con detalles y acompañado de una música inexistente que dejo parado el tiempo en mi corazón, aunque claro él nada sabe de todo esto.
Bella me decía que íbamos a conocer a un chico encantador, que no era guapo, pero que a ella ya le caía genial. Rubita y yo no le hacíamos mucho caso, lo único que nos intrigaba era que fuera extranjero, porque las dos vivimos de amores internacionales.
Toto se hizo de rogar, mientras esperábamos alguien me sirvió una copa de whisky suficiente para que mi carácter más sociable surgiera a flote, y los 3 chicos que habían con nosotras apoltronados en un sofá y bebiendo cerveza no pararan de reírse de mis estupideces. Pronto surgió la duda de mis orígenes, la ventaja de tener un rostro de múltiples características y un acento no identificable. Un argentino y dos catalanes muy catalanes apostando a que yo no era de aquí, era divertido.
Y entonces llegó Toto, con aire distraído, con ninguna ilusión en la cara, serio y dando pasos grandes: “¡Eh, Toto! ¿De dónde crees que es esta chica?” Toto me miro sin emoción, dos, tres, cuatros, cinco, seis segundos...y mi sonrisa cada vez se hacía más grande y mis ojos más penetrantes, todo girando a nuestro alrededor, esperando su respuesta y yo intentando callarla. Toto no pareció impresionado simplemente dijo:”No sé, debería oírla hablar un poco más” y no hubo más que añadir.
Y a pesar, de esas pocas ganas que le puso. Al volver esa noche andando por la Ciudadella, mientras Bella caminaba delante con Silas. Yo, por falta de ganas de que me miraran desde arriba, me subí a la fuente que seguía paralela a la carretera, donde el agua estancada reposaba silenciosa. Toto me miro y me cogió disimuladamente la mano, y yo deje que sus dedos me atraparan. Los dos seguimos andando sin decir nada. Y al llegar al final del camino, frente al museo de Historia Natural, se plantó delante, me miró a los ojos y me plantó un beso, justo el tiempo justo para que llegara el taxi que nos tenía que devolver a casa.
Así guardé esa Primera versión de las cosas, del comienzo, y la fui perfilando como buena escultora que soy. Le cambié la luz que hacía brillar más que nunca el agua, introduje un poco de viento entre las hojas, volví a Toto más guapo y más amable, y me convertí yo en una equilibrista perfecta, eliminé los coches y al taxista y por supuesto a Bella y a Silas, y así, la primera versión resultó perfecta, impoluta y junto con la nuestra y la de otros ahora yace en el corazón.

Comentarios

  1. ¡AHI ESTA! así es como idealizamos a la gente... mucho mejor así, los recuerdos han de poderse manejar al antojo y convertir todas las ranas de nuestras vidas en príncipes azules que se quedan allí, en el recuerdo.

    Te veo inspirada guapa, creo que la primavera nos está sentando igual de bien a las dos ;)

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  2. Pues esta memoria es realmente caprichosa, cambia las versiones a su antojo y de las mil maneras, pero mientras nos haga felices, pues que haga lo que quiera!

    Feliz primavera! ¡a Saber que tendrá ésta de especial!

    ResponderEliminar
  3. Precioso, no puedo decir más.

    ResponderEliminar
  4. Ayy Rosita, llevamos unos días de miel con galleta total...

    Tú estas divina con tanta ilusión, besos.

    ResponderEliminar
  5. me ha encantado tu visión de los hechos

    sigue así guapetona!

    ResponderEliminar
  6. Acabo de llegar a tu blog y me ha gustado mucho como has descrito todo como ocurrio, realmente bonito!!! un saludo

    ResponderEliminar
  7. Maldito taxi!! siempre tan oportunos!! jeje
    Oye pero que bonita história, me ha encantado ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Gracias EVA, sí creo que la primavera tiene algo que ver!

    LILA, mientras no me de por ver todo de color rosa, pasarme horas cantando y emitiendo suspiros sin parar...Un poquito de sol y mira en que nos convertimos, y eso que la verdad, la verdad de la buena, es que en realidad no es tan maravilloso como una quisiera, pero en fin...¡Qué viva la primavera! una vez más.


    Gracias TXISPAS, estos días me siento princesita ¡qué le voy a hacer! y si hay algo que lo estropea, ya se encargara mi memoria de desactivarlo y olvidarlo.

    Gracias SONIA es que le pones cuatro palagrejas y las cosas se magnífican y parecen mucho más bonitos. No en serio, para mí fue así de bonito y para mí memória también.

    TRASTO las cosas siempre se interrumpen en el momento más inoportuno, ley de vida, con lo a gustito que estaba yo en aquel semáforo, pero bueno, la parte positiva es que la historia continuo/a a pesar del taxista, el resto la vida dirá.

    ResponderEliminar
  9. FELIZ PASCOA

    ´:;;;;;;;;;;;´;__________,:;;;;;;;;;;;´¸
    _ ´:;;;;;;;;;;;´,,_______,:;;;;;;;;;;;´¸
    ___´:;;;;;;;;;;;;_______,;;;;;;;;;;;;:
    ____.´•¸:;;;;;;;;;¸_____¸;;;;;;;;;;´
    _______´•¸:;;;;;;¸_____¸;;;;;;;:´
    ___________´•¸:;;;;¸.,.¸;;;;;;•
    ______¸.•;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;
    ____.´;;;;;´D´;;;;;;;;;;;;;;;;;;;
    ____´;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;
    _____´:;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;
    _______´•.;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;..
    ___________.;;;;;;;;;;;;;;;;;.
    ____(´*•.¸ (´*•.¸ ¸.•*´) ¸.•* )
    _..::¨´•.¸ *************¸.•´¨::..
    ¸.•´¸.•*´¨) ¸.•*¨)
    (¸.•´ (¸.•` * ..:¨¨**¤

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias, feliz Pacua a ti también! aunque yo no tengo esa habilidad para hacer dibujitos con el teclado ¡jo, qué mono el conejo!

    ResponderEliminar
  11. Hola Rebeca
    si todos esos recuerdos son reales, tienes una memoria fotografica para detallar cada instante y casa emocion!!!
    que bonito es el amor, y la verdadera amistad.Lastima que cueste tanto mantener.O sera que no se da con la persona indicada..la verdad es que la vida es tan sencilla y que dificil la hacemos.
    Un saludo
    Pumuky

    ResponderEliminar
  12. Esa es la parte más complicada siempre, mantener las cosas y conservar la magia. No sé porque hay recuerdos que se quedan más grabados que otros, en este caso, la importancia atribuida hizo caprichosa a mi memoria hasta el último detalle.

    ResponderEliminar
  13. Muy bello tu relato de los hechos, es lindo acordarse de los momentos que a uno lo marcaron... yo tambien soy de contar las historias como dices tu esculpiendolas...
    Te sigo leyendo... me gusta tu manera de escribir...

    Josefina

    ResponderEliminar
  14. Gracias Josefina, los caprichos de la memoria que son los mismos que los del corazón.

    Pat, ya sé, ya sé...seguro que tú tienes tu propia versión de las cosas ¡pero es que yo soy una romántica! ¡qué le voy a hacer! y es primavera, y los pajaros cantan, y las nubes pasan y yo me vuelvo medio idiota.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

EL CANTO DE LAS SALAMANDRAS

He descubierto que las salamandras cantan,  en realidad lanzan besos, emiten un sonido gutural que te estremece al pensar que algo tan anfibio pueda emitir un sonido tan humano, pero es así, las llaman salamandras besuconas.
Fue hace unas semanas, cuando intentando dormir bajo una mosquitera el calor se hacía más insoportable,  cada beso ronco me sobresaltaba y Mito no podía entender mi temor,  yo me acurrucaba en una esquina, intentando alejarme del techo y él me daba la espalda intentando conciliar el sueño. Entonces me sentía sola y tenía ganas de gritar, de decirle que necesitaba que me diera un abrazo y me dijera que todo estaba bien, que mi miedo era irracional, que él siempre me protegería. 
Me pasé la noche con la luz encendida como si ese pequeño animalito hubiera podido lastimarme, con el oído atento y la vista resiguiendo cada una de las vigas.

Creo que fue entonces cuando empecé a asustarme por todo, se crearon miedos infundados que hacen que últimamente no vea blancos, poco…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…