Ir al contenido principal

EL ÚLTIMO DÍA


¡Menuda semana llevo! Pensaba que aguantaría estoicamente hasta el final y que luego me inundaría la más grande de las penas, pero no. A penas empecé a notar el nudo en la garganta justo cuando llegaba al piso 14 y atravesaba el pasillo por una nueva incontable vez.
Me contoneé con la botella de champán y la selección de pastas pensando si había algo realmente que celebrar, o si lo bueno y lo malo andaban a la par.
Toto me envió un mensaje: “suerte en tu último día. No te pongas muy sentimental” e inmediatamente una lagrima gorda rodó por mi mejilla.
Tom me sostuvo entre sus brazos después de darme dos besos, conteniendo el ciclón de emociones que me sobrevenían.
Marta no se separó ni un segundo de mí en todo el día: “¡Qué voy a hacer yo ahora!¡ qué voy a hacer yo ahora! ¡no puedo concentrarme!¡ esto no va a ser lo mismo sin ti!” y ponía cara de pena una y otra vez, mientras daba vueltas a mi alrededor.
Alicia apareció con un regalo departe de todas y una postal enorme donde todas habían estampado sus muestras de cariño: “vas a tener suerte por dos motivos: porqué ya te toca y porque te lo deseamos nosotros.”Y pensé que no podían haber escogido una frase más adecuada.
Mi pequeña alumna, agradecida por estos meses, me dijo feliz: “ya sé lo que te voy a regalar” y acto seguido me tendió un muñeco que de feo era gracioso, y que yo ya había conocido: “dijiste que te gustaba, así que te lo doy” y me sentí realmente agradecida.
A las 22:15 salía por la puerta del hospital cargada con 3 bolsas de ropa y algún que otro sentimiento extraño. Había vaciado la taquilla, donde mi nombre ya no seria más que una mancha borrosa dentro de unos meses. Deje mis llaves como herencia para los que se quedaban y caminé hasta el aparcamiento. El edificio se veía más alto que nunca, le eché una última ojeada pensando que nunca es mucho tiempo y que aunque había sido el último día, las puertas seguían abiertas para una posible vuelta.
Arranqué el motor. Esa rutina se acababa, dentro de poco empezaba una nueva vida, me acordé de la frase: “vas a tener suerte porque ya te toca...y porque las cosas que se regalan con cariño también la incorporan" recordé la frase de Tania y me toqué los pendientes, sonreí, se acababa un ciclo y eso quiere decir que ahora hay a mi alcance muchas otras oportunidades. Miré por última vez por la ventanilla. Una nube se enredaba en las antenas del tejado del bloque de 20 pisos, me pareció ver el brillo de una estrella: “hasta siempre!” y el edificio tembló ligeramente.

Comentarios

Duncan de Gross ha dicho que…
Yo solo puedo desearte suerte, he pasado por eso hace apenas seis meses y sé que se siente, un besote!!
Rebeca ha dicho que…
Gracias DUNCAN, da penita ¿verdad?, pero bueno hay que seguir. Espero que así sea y la suerte me acompañe.
SK Mario ha dicho que…
Si es real te auguro la mejor de las suertes, si es ficticio q real se lee :p
no se cual es... pero he leido el texto y he viajado hasta el Hospital de Bellvitge...ese hueco terrorifico de la escalera, con redes cada pocos metros, por si alguien se "cae", esos ascensores siempre llenos de gente, ese centro de cada planta, con su mostrador y sus enfermeras, siempre dispuestas a atender cualquier necesidad que surja en las habitaciones colocadas circularmente, esos familiares que recorren los pasillos con cara de susto, ese hotel, Hesperia, con su original ultima planta en forma de platillo volante, que hermana con el edificio principal del hospital...

en fin... que un hospital no es un bonito lugar, pero pueden quedarte muchos buenos recuerdos.

sea lo que sea... que sea para bien.

Besos.
GABI ha dicho que…
MUCHA SUERTE REBECA!!!

Ya verás como acaba yendo todo sobre ruedas.

Muchos besos!
Rebeca ha dicho que…
MARIO es real, el lunes deje de trabajar en el hospital donde llevaba más de 9 años para irme a otro que me han asignado por conseguir convertirme en funcionaria en la última oposición!

Jolines TITANIC ¡Si es que eres demasiado listo! pues sí, he abandonado el hospital de Bellvitge, que tienes toda la razón de bonito no tiene nada, es todo viejo ¡después de sus más de 30 años...! y las redes dan un poco de respeto, sobretodo porque las colocaron para evitar que la gente siguiera suicidándose tirándose por el hueco de la escalera. Aunque tienes que reconocer, que el hotel Hesperia hace que ahora se vea más encantador, sobretodo en las noches de luna llena.
En todo caso me voy, ahora miraré las vista de toda Barcelona, desde otro punto de la ciudad, y me llevó en el corazón a mucha gente maravillosa que decidio cruzarse conmigo.

Gracias GABI, si yo lo creo, el universo hará que así sea!!
Diva ha dicho que…
me gusta mucho tu blog si me dejas pasare por aqui mas a menudo jeje
Yandros ha dicho que…
Bueno Rebeca, no sé si te vas por finalización, obligación o decisión propia, pero espero que te vaya genial en el nuevo ciclo. Al principio cuesta que el engranaje de la rueda comience a funcionar pero luego se irá amoldando al sempiterno ciclo de la vida, incrustándose en el.
Y sigue escribiendo y atrapándonos con tus historias!
Yandros ha dicho que…
Joder que no me acordaba que eres funcionaria!
Es el ciclo definitivo!
Déjate de nostalgias y melancolías jajajajaja!
Yupiiiiiiiiiiii
Rebeca ha dicho que…
Claro DIVA, todo el mundo esta invitado a mi pequeño espacio.

Eso YANDROS ¡nada de nostalgías, ji,ji! ¡ahora el poder es mío! Además tengo mucho más cerquita de casa mi nuevo destino, aunque uno siempre tiene un poquito de penita por dejar atrás lo que ya conoce.
Txispas ha dicho que…
¡¡Suerte!!

cada vez que una puerta se cierra se abre una ventana...
Rebeca ha dicho que…
Sí se abre un ventanal, muy solido, muy grande y con vistas al mar, lalala!
Esperanza ha dicho que…
Bienvenidos los cambios, eso es estar vivas Rebeca.

Te irá chévere, estoy segura.

Besos.
Rebeca ha dicho que…
Sí, ESPERANZA, seguro que irá chévere, cuando lo pienso me parece taaan aburrido 9 años en el mismo sitio!
CMQ ha dicho que…
FELICIDADES!!! vida nueva, nena... seguro que estupenda. Y con tus vacaciones, tu sueldecito asegurado, sin volver a estudiar más (si no quieres, claro)... Y siempre puedes volver a ver a la gente.
Mira hacia delante...
Besos.
Rube Antono ha dicho que…
BIENVENIDO EL CAMBIO!!!
Las oportunidades vienen siempre de regalo con lo nuevo.
A darle manija a esos engranes, que bueno es botar el óxido.

Mucha suerte y éxito!!!
Ralph ha dicho que…
Aunque sea triste siempre hay capítulos de nuestra vida que acaban y otros que nos esperan, espero que el capítulo que te toca cerrar te abra la puerta a uno más grande y mejor y que el adiós no sea una oportunidad perdida sino el preludio a algo mejor. Saludos.
Ralph ha dicho que…
Aunque sea triste siempre hay capítulos de nuestra vida que acaban y otros que nos esperan, espero que el capítulo que te toca cerrar te abra la puerta a uno más grande y mejor y que el adiós no sea una oportunidad perdida sino el preludio a algo mejor. Saludos.
Trasto ha dicho que…
Siempre da penita estas cosas la verdad, y mas llevando tanto tiempo!!
Pero si los cambios son para mejor bienvenido sea no??
Mucha suerte guapa!
Rebeca ha dicho que…
CMQ bueno lo de no volver a estudiar más creo que no va a ser posible, ya sabes, ahora hay que demostrar la carrera profesional para que te paguen más, y hay que estar al día en mi profesión, así que esa va a ser la única parte de la que no me libro.

RUBE ANTONO muchas gracias, la verdad es que quitarse el oxido de encima hace que una se sienta como nueva.

RALPH, claro qu sí, será mejor, al menos mis condiciones laborales ya son mejores y eso ya es mucho, el resto vendrá solo.

TRASTO, algo de penita sí, pero sólo la justa y necesaria. Este tiene que ser mi año, así que ahí voy a por todas.

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

LA NOVELA CON MÁS AUDIENCIA DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Visto el panorama político sólo me queda el humor (el humor del Jueves para ser más concreta), esto promete, promete y mucho.




En efecto, la marmota Phil, augura 6 semanas más de desgobierno en España.


El Jueves lo tiene claro, estos son los que van a gobernar España.




ROMEO Y SU PROPUESTA INDECENTE

Escuchen la melodía de esta canción.



Ahora vuelvan a escuchar pero presten atención a la letra.
“Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol,
Si levanto tu falda, me darías el derecho.
A medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo, Si te parece prudente, esta propuesta indecente.”
Mujer del  S.XXI se niega a esta falta de respeto. Bajo las notas de bachata puede parecer apetecible, pero Romeo Santos debería saber que el alcohol no es un excusa y que mucho menos para poner en juego el cuerpo de nadie, una mujer puede tener todo el derecho a decir que “No” en cualquier momento y por supuesto, un hombre también.
No Romeo, la respuesta es que tu propuesta indecente me ha puesto los pelos de punta, que me encantaría bailar bachata, pero que me niego a que me robes los besos que no te quiero dar, y que me lleves a un polígono a empañar los vidrios ¡se pueden ser más cutre! Y te anunció que si vengo acompañada es porque estoy con quien quiero estar, con el que me respeta y le acepto las propu…