Ir al contenido principal

EL SECRETO DE PARAR EL TIEMPO


Me giré a la derecha y resulta que estaba allí, un botoncito pequeño y discreto, que casi no se veía entre las rocas de la muralla del castillo, pero el cartel era claro: “pulse si desea parar”. Con una firme decisión acerqué mi dedo índice y apreté el pulsador. El viento que llevaba ondeando quince minutos mi cabello, y las nubes que se iban paseando por un cielo cada vez más azul, haciendo sombras coquetas sobre las montañas lisas, se quedaron paradas.
Me acerqué un poco más al precipicio. Los Pirineos ahora parecían un cuadro de algún pintor inspirado que había creado gracias a un golpe de creatividad una de las maravillas más grandes.
Pasaron dos segundos, diez, veinte...y el tiempo seguía detenido, y yo seguía detenida, pensando en lo poco que importaban los días de cada día, si conseguía jugar así con el tiempo. “Ahora estamos tú y yo solos, el mundo se sigue moviendo, este artefacto no da para mucho más, pero mi tiempo se ha detenido, aquí y ahora y la pausa puede durar tanto como yo quiera.”
Mire a la pareja que se había quedado petrificada en una pose graciosa mientras trataban de hacerse la foto que acabaría acumulada junto con los otros recuerdos. Quién sabe tal vez dejaría que pasara ese tiempo que ya no pasaba, sólo para seguir disfrutando del momento. Una brizna de hierba se agitó, suspiré, volví a mirar entre las rocas, el otro botón era mucho más grande: “pulse si desea continuar”. Esta vez mi impulso estaba disminuido, pero sonreí, pulsé y el mundo volvió a su ritmo.
Así es como descubrí el secreto de parar el tiempo. Un buen día llegué a un lugar donde las cosas carecen de importancia, el mundo esta plagado de ellos, me prometí a mí misma regresar en algún momento, para recordar que da igual como transcurre el tiempo porque a veces es fácil olvidar lo que de verdad no importa.

Comentarios

La terapia de Rafaela ha dicho que…
Una experiencia fabulosa... esa sensación de poder detener el tiempo, un momento, una emoción...
aunque no somos conscientes que podemos utilizarlo en más ocasiones...
bss
PENSADORA ha dicho que…
¿Así que de visita por el castillo de Loarre? ¿eh? ¡pillina!.

Es cierto que lugares como este dan la sensación de que el tiempo se puede parar o incluso retroceder y convertirnos en la princesa que espera un amor desde la torre del castillo... ¡ains!.

Así que es bonito mi pueblo ¿eh?... jajaja!

Besitos.
Yandros ha dicho que…
Bonita descripción Rebeca.
¿Que pensarían los habitantes medievales del castillo si ahora vieran lo que quedan de su casa? ¿Que sentirían al ver apagado el esplendor de antaño?
Hum, me has dado una idea Rebeca, creo que tengo tema para otro post, aunque ando mal de tiempo, tendré que pensar...
Un abrazo fortificado!
Rebeca ha dicho que…
RAFAELA, con la de lugares maravillosos que hay y lo rápido que nos olvidamos de lo fácil que lo tenemos para parar el tiempo.

PENSADORA ¡tienes que colgar la foto de Loarre! si es igualito que éste tiene que ser increíble. No he estado por tu tierra, esto es Perypertusse, la ruta cátara del Sur de Francia. Pero seguro que por donde tú estás también es facilísimo parar el tiempo.

YANDROS, pues yo sólo pensaba que los cátaros tenían que estar muy fuertes para subir esas cuestas, con esa armadura y no desfallecer y que los tiempos modernos me han convertido en una absoluta blandengue. Espero tu post!!!
GABI ha dicho que…
Tienes razón, existen tantos lugares donde parar el tiempo....yo lo paro unas cuantas veces en el verano cuando estoy en la playa por la mañana temprano paseando por la orilla....somos tan pocos....se respira tanta tranquilidad.....aaaaaaaayyyyyyyy.......
eva ha dicho que…
El Castillo de Loarre es precioso, pero hay muchos más donde quedarte parada un momento y cerrar los ojillos para imaginarte siendo la princesa de tan hermoso lugar o un águila que sobrevuela el castillo vigilando a los singulares habitantes de la edad media...
Uhmmm...
Esperanza ha dicho que…
Evocador, relajante, poético…

Besitos.
PENSADORA ha dicho que…
Sólo como adelanto:
http://www.atlasrural.com/images/casasrurales/84_loarre%201.jpg

Ya pondré en mi blog alguna entradita al respecto, si voy un día de estos le hago fotos más originales, con esto de que lo tengo al lado...

En fin..
Ralph ha dicho que…
Bonita foto y curioso post, saludos.
Puck ha dicho que…
No sé si te pasará lo mismo que a mí, que en la montaña, todos los momentos, parecen únicos y que permanecerán en tu cabeza y no los podrás olvidar en semanas, y luego, vuelves a la ciudad, no paras, no tienes tiempo para pensar, vuelves a tu vida normal, y de repente, un día, en el bus, vuelves a tener esa sensación, y te parece muy lejana. Y decides que sí, que ya es hora de volver a vivir que necesitas algo así...
Un besito
Duncan de Gross ha dicho que…
Fabuloso, y sentirlo todo, uff, debe ser comparable cuando te paras en mitad de una dehesa y sientes la misma naturaleza milenaria que conocieron lusitanos, romanos...De animales que te observan curiosos, cigüeñas en el cielo y arcaicos encinares que te invitan a que los escuches...
Rebeca ha dicho que…
GABI, la playa a primera hora tiene verdadero encanto: cuatro pescadores, los que corren a plantar su silla, el deportista corriendo sobre la arena, el primer chiringuito que abre...

EVA lo de ser un águila sobrevolando el castillo en la Edad Media me ha gustado, ja,ja! sí debe ser una sensación increíble.

ESPERANZA sobretodo lo último,¡altamente relajante para estos días de estrés!


PENSADORA ¡Vaya con el adelanto, je, je! De todas maneras seguiré esperando esas fotillos en tu blog.

RALPH no es la mejor que saque, pero es en la que se ven las montañitas y las nubes que decía.

Sí PUCK, a veces también me pasa, las ganas de desconectar, y cuando desconecto me surgen las ganas de volver a la rutina.

DUNCAN, yo no podría describirlo mejor que tú, así es.
Gamar ha dicho que…
Conozco lugares así donde el tiempo se detiene sin presionar botones.
Hermosa historia, te dejo un beso desde muy lejos.
feli ha dicho que…
Cariño ,

Este castillo es precioso es como si el tempo realmente parase ....
Soy loca con la historia medieval ...con los tenplarios todo que tene hver con el medieval es precioso..
Loarre, con la nieve es precioso no si tu has visto una peli que aparece ell es divinamentente precioso...
Por donde tu has estado esta region de Francia es muy rica en estas historias y castillos...

Mi encantado tu post .

Beso gordo.
Leinad23 ha dicho que…
Muy bueno rebeca, ojala existiera ese boton
Rebeca ha dicho que…
GAMAR una suerte que estos lugares estén repartidos por el mundo entero, de vez en cuando, son igualitos que las salidas de emergencía.

FELI ¡vaya, entonces te puedes juntar con mi prima nª6! otra apasionada de la historia medieval y la que me pone al día cuando visito lugares así, la verdad es que todo lo que tiene que ver con templarios, cátaros, etc, etc despierta en mi una curiosidad de cierto misterio.

No conozco el castillo de Loarre pero tras las palabras de PENSADORA y las tuyas, sin duda tendré que visitarlo.

LEINAD23 en el día a día, sí, deberíamos contar con ese botón, en lugares como ese es totalmente prescindible, no sé cómo, pero te prometo que el tiempo se para, je, je!
Tommy Ruiz ha dicho que…
Me Fascinó este post.Me transportas en cada uno de tus viajes!Como si me llevaras contigo.
Un abrazo.
Rebeca ha dicho que…
TOMMY me encantan los compañeros de viaje, así que genial que te hayas venido conmigo! Seguro que en la República Dominicana hay miles y millones de lugares como éste de Francia que te permiten parar el tiempo hasta que tú quieras.

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …