Ir al contenido principal

BRIDGET Y LOS DÍAS SEÑALADOS


Mi madre, mi famosa madre, vino ayer con un paquete envuelto con los colores de la bandera de Cataluña y un lazo en la que había una etiqueta pegada: “Desitjo que t’agradi”. Desenvolví con parsimonia el regalo, según ella hacía días que lo había comprado y era mi adelanto de San Jordi. Cogí el libro con curiosidad y me pregunte que raras elucubraciones de su mente la habían llevado a regalarme ese ejemplar: Pilar Prim de Narcís Oller: una mujer viuda, joven y bella, al verse amenazada busca refugio en un amor incierto. Espero que no estuviera pensando demasiado en mi historia, ya se sabe como rechazan los padres a los que te hacen sufrir, y ella con toda su alma odiaba a quien me hizo derramar tantas lagrimas.
Yo, envuelta por una sensación teenager que me dejara volver a un mundo de fantasía, me había hecho mis propios regalos, aún con un poco de vergüenza por haber escogido una literatura tan sencilla. Hacía sólo unos pocos días me había llevado a casa toda la saga de Crepúsculo y la devoraba hora tras horas, hasta el punto que en tres días sólo me quedaba el último de los libros. Nada que ver con Pilar Prim.
Mi hermano rezongaba en su cama y yo empecé con mis Bridget quejas: “Nadie me va a regalar ninguna rosa” “bueno, a mí nadie me va a regalar ningún libro” “sí, ya...tu madre (siempre hablamos así, como si nuestros padres no fueran más que los padres de uno) sólo me ha comprado un libro a ” (supongo que porque la pasión por la lectura no se despertó tan pronto en mi hermano y mi madre todavía no se había enterado que él también leía). “puaj” “tengo una idea: tú me regalas una rosa y yo te compro un libro ¿me acompañas al Abacus?” le dediqué la mejor de las sonrisas, aunque sabía que la única parte que se iba a cumplir sería la segunda.
Por si las moscas, decidí comprarle un libro a Toto, aunque elegir un libro para alguien que a veces es un misterio resultaba bastante difícil, así que me fui a lo sencillo y escogí un libro de cocina catalana, recordando la promesa de que me haría “vedella amb bolets” y yo “ajiaco”. En todo caso, si yo no tenía rosa, lo dejaría bien guardado en el bolso para no caer en el ridículo.
Mi hermano avanzó entre los pasillos de libros con un grueso volumen en las manos titulado: Europa en guerra. Debería haber sospechado algo de ese estilo.
Pagué los dos fajos de páginas, aunque con un poco de pena por no poder devorar muchas más historias, estar a final de mes, hace que tenga que frenar mis ansias lectoras.
Hoy sonaba mi teléfono: “¿Qué tal prima? (así me llama Toto porque un día le dije que teníamos cierto parecido) “bien” “oye, hoy es San Jordi ¿y qué se supone que hay que hacer?¿ te felicito y tú me felicitas y ya está?””¿?” “¿me lo dices en serio?” (no puedo creer que Toto haya podido ignorar las miles de paradas con libros, los vendedores de rosas en cada esquina o las banderas de Cataluña que se extienden por toda Barcelona) “se supone, que tú me tienes que regalar una rosa y yo un libro, San Jordi es el patrón de Cataluña, la rosa es la sangre del dragón, el libro es por Cervantes y Shakespeare” “¡ah! ...¿quedamos para comer?” . La carne es débil aunque él sea idiota y claro yo no me puedo negar a semejante petición, Bridget, Bridget, ¿qué pasará si después de mi explicación no hay rosa? Más vale no esperar demasiado de la situación.
Este año han decidido congelar rosas en bloques de hielo, es el no va más de la Rambla, claro que el diseño se paga. 30 euros por conservar un poco más una belleza efímera.
En fin...San Jordi, otra obligación en mi apretada economía, aunque en este caso no me parece para nada malgastar el dinero comprando un libro y el hecho de tener una amiga firmando ejemplares me hace sentir hasta importante, y bueno lo de la rosa o no, será cuestión de la suerte de Bridget.

Comentarios

  1. No estoy familiarizado con las costumbres de tu tierra aunq algo he leido del patron San Jordi(eso y la verdad a las 448 am me da pereza) pero si el objetivo es darle rosas a las mujeres desde aqui te mando una docena!

    Un fraternal abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Vaya! y yo que pensaba que me quedaba sin rosa, y tengo una docena, ji, ji!!!

    ResponderEliminar
  3. las habitaciones de los hoteles donde me alojo siempre estan llenas de rosas rojas, es un requisito que pido, como una de esas exigencias pero lo mio no es capricho, es necesidad, las rosas me relajan, espero que tu tengas la tuya también.

    ResponderEliminar
  4. Lo de la rosa me recuerda a el día de los enamorados en mi instituto que los que querían reunir dinero para el viaje de fin de curso las vendían ese día tan señalado....así algunas iban con rosa y otras no....también había reparto de cartas de amor que la gente echaba anónimamente en el buzón del pasillo....pero vamos que a mi esa tradición me parece estupenda sobre todo por lo del libro.

    ResponderEliminar
  5. Pepo no tiene quien le regale libros? ayyy, mí dios... Preguntale si necesita una lectora. Yo me pierdo cuando hablas de Pepo diablos!! ¿Qué te iba a decir? Ahh, ya ... Con respecto a Toto solo puedo decir ¡Hombres! Mejor no esperes la rosa, así cuando te la de te alegraras como una nena con juguete nuevo ¿Será que el venezolano me trae una a mí? jooooo yo ni recordaba lo de la rosa y el libro ¡Rayos!

    Te darán tantas rosas que al final te van a estorbar ya lo veras.

    ResponderEliminar
  6. DIVA ¡la suerte de ser artista! yo estoy pensando seriamente en envíarmelas a mí misma.

    GABI, sí, lo que más me gusta a mí también es lo del libro. En mi instituto, desde luego que no eran tan románticos, nada de cartitas anónimas ni algo parecido.

    ESPERANZA, eso dice Pepo, aunque yo creo que calla más de lo que dice.
    Tu venezolano seguro que cumple ¡es la tradición! y yo, bueno, no no esperaremos demasiado.

    ResponderEliminar
  7. feliç sant jordi!

    http://www.iperqueno.info/promocion/fechas/rosa.jpg

    ResponderEliminar
  8. Hace unos años, no recuerdo si 3 o 4 fuimos mi mujer (entonces novia) y yo a Barcelona en Sant Jordi.Pura casualidad, pero allí estábamos en medio de la marea rosa-librera. Mi mujer decía que si ella viviera allí, le gustaría que le regalaran un libro en vez de una rosa, que no era justo para la mujer (somos poco tradicionalistas jejeje).
    En un semáforo, una entrañable ancianita nos vió y mirando a mi mujer, le dijo: "Toma hija, que eres muy guapa y te regalo una rosa por Sant Jordi". A mi mujer le hizo muchísima ilusión, porque a ella, como a mí, nos encanta lo espontáneo, lo natural, lo que surge de dentro de cada ser humano sin que medie la costumbre u obligación.
    A mí ningún viejetico entrañable me regaló un libro por la calle, pero me dió igual porque ese día una ancianita a la que no conocíamos de nada nos había hecho sonreir.
    Con esto te quiero decir dos cosas:
    1. Que si no hay rosa, no te apenes porque no te regalen algo en fechas señaladas, es más bonito lo que surge sin esperarlo, ¿no crees?
    2. Que si tú deseas regalar algo, lo hagas sin esperar nada a cambio. Si quieres regalarle el libro, hazlo, no tienes porqué quedar como una tonta, quizás él como un descuidado, o quizás es que no habéis hablado sobre el tema, ya lo sabréis la siguiente vez. Pero no te guardes el regalo, porque entonces lo has comprado sólo por si él te regala algo, y entonces pierde su valor, se convierte en trueque.

    Bueno, perdona, me he puesto a dar consejos en plan padre coraje jajajaja.
    Por cierto, me parece muy acertado el libro de tu hermano, Europa en Guerra.
    Un saludo y espero que tengas suerte!

    ResponderEliminar
  9. Espero que la rosa no se te haga mucho de rogar, saludos.

    ResponderEliminar
  10. Jooo! Q envidia me daís los de por allí arriba. Por aqui eso no se lleva, de todas formas ayer le conté a mi chico vuestra tradición y pareció gustarle, pero esta mañana cuando lo ví... nada de nada, ni libro ni rosa ni acordarse de San Jordi. Me gustan las rosas y mucho más los libros. Supongo que no habrá tenido tiempo de comprarlo o no se habrá decidido.

    ResponderEliminar
  11. Este Toto..no nos deja de sorpender eh?? Espero que se haya portado bien y te la haya acabado regalando.
    Que tal el libro de Crepusculo? yo vi la peli y no está mal pero me han dicho que el libro es mucho mejor (como casi siempre)
    Oye pues no sabia lo de la Rambla! es lo que tiene estar currando todo el puñetero dia...jeje
    Besitos!

    ResponderEliminar
  12. Pues aqui espero que me cuentes de que va el libro que te regaló tu madre...
    Yo todavía con Crepúsculo no me puse... pero para el borde de la piscina todo se andará....bss

    ResponderEliminar
  13. En Badayork no se celebra, pero en Cáceres si, feliz Día ;-)

    ResponderEliminar
  14. TXISPAS, sí, hubo rosa. Resultó que sólo estaba bromeando conmigo para evaluar el terreno y que la tenía comprada desde primera hora.

    NIMA, encara que una mica tard, feliç San Jordi a tu també, segur que sí, que ahir va ser fantàstic.

    YANDROS ¡qué bonito! a mí eso me pasó en Roma, en la plaza del Populos, aunque yo creo que me regalaron la rosa porque el hombre ya no tenía ninguna esperanza de venderlas y quería volverse a casa a descansar.

    Tienes razón, si lo planteo así parece que quisiera hacer un trueque, y yo lo compré pensando en él, en que le gustaría más porque acertar en lo que cada uno lee es un poco difícil si alguien no se ha manifestado abiertamente. Más que vergüenza, por lo que no quería pasar yo era por eso de equivocar las cosas, ya se sabe, lo de dar una rosa y un libro va más allá de su aparente significado.
    De todas maneras al final hubo: rosa, libro, Ramblas, mar y toda Barcelona a mis pies ¿qué más puedo pedir?

    RALPH, bueno se hizo lo justo y necesario, supongo que las cosas son más interesantes si tienen su toque de intriga y suspense.

    EVA, vaya podría haberse ánimado, aunque quien sabe, quedan muchos días por delante y a lo mejor te sorprende.

    TRASTO, lo cierto es que no compré el de Crépusculo porque había visto la peli, pero sí: Luna Nueva, Eclipse y Amanecer, voy por el último, y aunque los dos primeros me engancharon (sobretodo por el triángulo amorosos que seguro te imaginan), el principio de Amanecer me empieza a parecer demasiado lioso.

    Lo de la rosa lo vi en las notícias porque en las Ramblas no localicé esa rosa ¡qué va! en lugar de eso estaban bien colocados los independentistas, más el grupo a favor de la lengua gallega, más el grupo a favor de la lengua vasca, anarquistas para siempre, comunismo a tus oídos, etc, etc, etc.

    RAFAELA, bueno tiene que ser, sino no sería un reconocido clásico de la literatura catalana, aunque tengo acumulación de libros sobre la mesita,y me va a dar un poco de pereza empezarlo, esta mal que yo lo diga, pero me cuesta mucho más leer en catalán que en castellano, no porque no lo entienda sino porque la lengua me parece que pierde su fuerza.

    DUNCAN, pues a cambio, tendrás que explicar una fiesta típica de ese
    Badayork, además seguro que los dioses hacen cosas muy divertidas para entretenerse.

    ResponderEliminar
  15. ¡AINS REBECA! ahora estoy con el gusanillo de saber si hubo rosa o no... ¿me lo dirás, porfa?.

    Bueno, a falta de rosa, esta tarde o mañana tengo un regalito para tí en mi blog, ya lo verás.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  16. bueno no quiero ser una pasteloso, pero al final, me veo tentada a escribir la segunda parte!!

    Muchas gracias por el regalito PENSADORA, jo, ya me muero de la curiosidad!!

    ResponderEliminar
  17. Rebeca! Eres muy importante y no porque servidora firme libros... pero...gracias!

    ResponderEliminar
  18. Ja, ja, ya sé! pero queda muy bien decir que tengo una amiga escritora al tiempo que promociono sus libros!

    Un besito guapa!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …