Ir al contenido principal

¡QUÉ SENCILLO ES EL MUNDO!


“¡Qué sencillo es el mundo!” así titulaba su entrevista Víctor-M. Amela en La Vanguardia que realizaba a un chico de 18 años llamado Albert Casals, que había decidido devorar el mundo desde su silla de ruedas, convertido en viajero desde los 14 años, yendo de un sitio para otra sin un penique en el bolsillo.
Todavía quedan soñadores, aunque cada día se enfrente al peligro de la extinción.
Albert relataba que estaba pegado a su silla de ruedas desde los 8 años, las causas poco importan, la gracia está en su capacidad de sacar lo bueno de lo malo: “Si hubiese querido ser futbolista...¡Pero no hay nada que yo no pueda hacer en mi silla!...La silla es más ventaja que inconveniente: la gente te pregunta qué te pasa, de dónde vienes...y así haces un montón de amigos.”
Con ese optimismo ha ido recorriendo el mundo, algunos leemos la filosofía que se puede dar a la vida, aceptamos el razonamiento y lo dejamos ahí. La practica resulta difícil o el sacrificio da demasiado miedo, pero los héroes del siglo XXI dejan el miedo guardadito en un cajón y te dicen esto a la cara: “Cuando haces lo que de verdad quieres, el universo entero conspira a tu favor. Mira alrededor y decide: tú puedes elegir vivir triste o contento. Yo elijo la felicidad. No veo entre nosotros razones para ser infeliz...A veces me dicen: “Si no trabajas, ¡de viejo serás pobre!”. Pero si llego a viejo, ¡Tendré amigos por todo el mundo! ¿Se puede tener más?” No, no se puede pedir más. Miro mi trabajo y pienso que no me hace feliz, pero que no quiero ser vieja y ser pobre, pero que también quiero viajar, y recorrer África, Asia, Australia, América y Europa con mis dos piernas, pero no tengo tiempo, no tengo dinero...y al mirar la foto de Albert en la playa, sonriendo, con su silla de ruedas y su pelo verde, con su juventud, pienso en que a medida que crecemos crecen también nuestras excusas ligadas a las responsabilidades.



http://www.elmonsobrerodes.cat/


Comentarios

  1. Pues sí compañera. Poco a poco vamos creando nuestro mundo, en el que creemos que cada vez tenemos más opciones y alternativas cuando la realidad es que sólo contamos aquellas con las que nuestras reponsabilidades nos permiten.
    Nuestro círculo crece, pero la altura e la esfera es cada vez menor y no podemos saltar si quiera.
    Por eso, de vez en cuando, hay que abrirse una ventanita en la esfera para poder escapar...
    un saludo rebeca

    ResponderEliminar
  2. Hey a la de cinco veces que sea el primero en responder no hay premio en este blog????
    JAJAJAJAJ

    ResponderEliminar
  3. Los optimistas y los soñadores son los que han cambiado el mundo. Los pesimistas son los testigos de piedra de ese cambio.
    Un rampybeso
    Rampy

    ResponderEliminar
  4. YANDROS eso es lo único que no me convence de hacerse mayor, que crezcan las responsabilidades...

    ¡5 veces siendo el primero! ¡la verdad es que te mereces un premio, ja, ja! bueno dejame que piense y tendrás tu recompensa, pero acuerdate que ya no estamos en la época en la que el profe te daba el punto positivo por tu respuesta, je, je!!

    RAMPY ¿de dónde has sacado esa frase? me parece muy sabia, aunque me da un poco de verguenza reconocer que creo que estoy en el grupo de los pesimistas.

    ResponderEliminar
  5. Más gente así es lo que hace falta... gente valiente y gente feliz sobre todo. Pero quizá a los dieciocho años es más fácil ver así el mundo...
    Besos de lunes!!

    ResponderEliminar
  6. Lamentablemente no todos tenemos la valentía de algunos, pero en esta vida tiene que haber de todo (mira, ahí tienes otra excusa).

    Te entiendo, algunas veces me gustaría poner mi vida patas arriba y cambiarla de manera radical...pero no lo hago y sigo preparando mi vejez. Eso sí, todos los días busco algo con lo que reir, y aunque parezca sorprendente, siempre lo encuentro...una que es positiva.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  7. Bertrand Russell, filósofo y matemático y premio nobel, nos explica en "la conquista de la felicidad" algunas claves importantes para dejar de desear lo que nos han dicho que tenemos que desear.Parece que la vida intensa solo lo es si está plagada de viajes, y no es así. Mejor os lo leeis. Solo un matemático podia haber escrito algo tan claro y con tanto sentido del humor.

    ResponderEliminar
  8. Vaya historia la de este chico. Con lo cerquita que lo he tenido tantas veces y no me he dado cuenta!.. merece la pena ver su pagina web. De todo el mundo podemos aprender algo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Yo estoy con Rampy, los soñadores y los que van hacia adelante son los que pueden cambiar el mundo¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  10. Me encanta Amela, me cae super bien (lo veo en Arucitys cada dia)
    Con respecto a lo demas... es increible ver las cosas tan positivamente en una silla de ruedas, le admiro. Yo seria a la que se le caeria el mundo encima la verdad...
    Si te sirve de consuelo mi trabajo tampoco me hace feliz...pero bueno voy a aprender de Albert y siendo positiva...de todo se aprende no? y el trabajo no hace feliz pero el dinero que te dan por ello si jeje.
    Besitos guapa!

    ResponderEliminar
  11. Muchos divisan ventajas donde otros ven dificultades. Excelente relato de crecimiento y pensar a que a veces tenemos nuestro cuerpo intacto y nos quejamos tanto!.

    Un abrazo en la distancia. :-)

    ResponderEliminar
  12. Que fuerte debe ser Albert, he conocido personas que se han derrumbado por menos, es una historia enternecedora, humana y muy reflexiva, digna de leer, besotes Rebeca ;-)

    ResponderEliminar
  13. ahh, pues mira, vamos por razonamientos parecidos, yo lo tengo muy clarísimo...

    Besitos muchachona.

    ResponderEliminar
  14. Lo ví el otro día en un programa de la Tv catalana, es una maquina el chaval ese, y lo mejor es que no para de sonreir

    ResponderEliminar
  15. Para mí hay dos caminos y cada uno tiene sus pros y sus contras, a cada uno le parece uno más fácil y otro más difícil, sólo con el tiempo se sabrá quien ha acertado. Saludos.

    ResponderEliminar
  16. CMQ, toda la razón en las dos cosas, hace mucho más gente feliz en este mundo y a los 18 años las cosas son mucho más fáciles.

    GABI ¡me encanta tu positivismo! Este chico le llama a su filosofía el felicismo. Os cogeré un poquito a cada uno.

    JAVI, eso me ha hecho pensar, la verdad es que alguien nos ha dicho que para ser felices hay que hacer esto o no lo otro, y casi todos nos hemos convencido de que es así, y claro, cuando todo lo prometido no se cumple nos llevamos el chasco. Creo que mi próxima lectura va a ser "la conquista de la felicidad", un poco más de realismo y menos románticismo tal vez haría las cosas más fáciles.

    TITANIC, pues sorprendentemente todo el mundo nos enseña algo independientemente de su edad, raza, sexo, religión o lo que sea. A ver si este chico va a ser tu vecino es Esparraguera!!!

    LOREN, claro, los pesimistas lo único que hacen es quedarse sentados viendo como los otros se mueven.

    TRASTO, sí algo bueno hay que sacarle a todo, aunque haya que exprimir un poquito ¡el dinero! je, je, ese es el otro handicap de mis días, pero bueno...luego están el montón de cosas que compensan.

    ROMAYRIS es difícil valorar lo que damos por hecho ¡somos así! sólo apreciamos la salud cuando la perdermos, el amor cuando lo perdemos, la seguridad cuando no la tenemos,etc, etc. Nos falta diez segundos para pararnos a pensar en lo afortunados que somos.

    DUNCAN, digno de admirar realmente, que con 14 años ya tengas las ideas tan amuebladas y una firme decisión de hacer de tu filosofía una forma de vida.

    ESPERANZA ¿dejarlo todo y tirarte la manta a la cabeza por hacer lo que de verdad te gusta o seguir ahorrando para disfrutar de viejecita?

    Besitos niña!!

    LEINAD23, sí ha salido varias veces en TV3 y es cierto, me admira que alguien pueda ser capaz de mantener la sonrisa de esa forma descomunal.

    RALPH ¿y quieres decir que los dos conducen al mismo sitio?

    ResponderEliminar
  17. la verdad es que somos muy materialistas, y la primera, yo!ademas, cada año me hago el proposito de no quejarme tanto de mi vida, y cuando lees estas cosas, te das cuenta que al menos, tienes salud y dos buenas piernas para andar, y no te falta nada de tu cuerpo...deberiamos de aprender cada uno de nosotros, de gente como ese chico, recorreindo el mundo en su silla de ruedas.
    Pero bueno, tambien creo, que notodos podemos hacer lo que hacen esa gente tan especial, porque esa gente, es especial, no son como los demas...asi que yo lo admiro , y lo animo para todo lo que se proponga.
    Un abrazo
    Pumuky

    ResponderEliminar
  18. PUMUKY; es verdad, es muy difícil ser como ellos, por eso para mí son héroes, sin capa ni espada, pero héroes al fin y al cabo, porque nos demuestran que otro mundo sí es posible, aunque nosotros nos ostinemos en creer que nada puede ser diferente a como vivimos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …