Ir al contenido principal

EL REGALO QUE ENTRÓ POR MI VENTANA


El miércoles llovió. El tiempo volvió a recordarnos que seguimos en invierno. Un invierno que a mí no me parece ni tan frío ni tan largo como algunos dicen, aunque eso no quiere decir que no eche de menos al sol. Necesito tener la tripa bien caliente para estar contenta.
Si hace mal tiempo creo que siento un poco menos el ir a trabajar, o al menos así me consuelo: “total no ibas a aprovechar para nada este día”. Así que el miércoles no me importaba estar encerrada entre 4 paredes, de luz mortecina y artificial y revisando todas las señales de alarma.
Lo más bonito que tengo es mi ventana. Dos cristales enormes que dan su cara a Barcelona, durante el día se puede ver Collserola y las hormigas inquietas que recorren la ciudad, y durante la noche esas mismas hormigas dan paso a las luciérnagas , que emiten luces brillantes que van haciendo guiños y que hacen que los pacientes permanezcan despiertos hasta que decidimos bajar la persiana de mutuo acuerdo, para que no sigan encandilados con la belleza de la ciudad.
Dije que llovió. El cielo estaba gris y amenazador. Rompió su silencio durante un par de horas y luego surgió el milagro.
Uno de mis pacientes llamó mi atención: “Rebeca, corre ven!” “¿Qué pasa? ¿qué tienes?” “Nada, sólo mira por la ventana”. Me arrodillé sobre una de las butacas para alcanzar un poco mejor el alfeizar. Delante un edificio impresionante de nueva construcción se dejaba envolver por un Arco Iris gigante. El Arco Iris más bonito que he visto nunca. Seguro que es el que dicen que tiene escondida la olla de oro al final de su extremo. Parecía un Arco de Triunfo de 7 colores, que iba de punta punta, siempre los había visto partidos. La luz se filtraba entre las gotas y el prisma nos dejo a todos encandilados. Todos acudieron a mi ventana, nos quedamos parados, mirando el espectáculo apunto de emitir los aplausos. ¡La Madre Naturaleza es tan Fantástica...!Y yo con mi móvil estropeado ¡la tecnología siempre falla cuando más la necesitas! Pero no importa porqué se quedó bien grabado en mi retina.
Baje de la butaca: “lo veis, lo veis...yo tenía razón cuando decía que este iba a ser un buen año, hoy hay magia ¿cuántas veces habéis visto un Arco de San Martín entero?”. Nadie contesto, me tomaron un poco por loca, pero yo me quede con la firme convicción que esos prodigios sólo suceden en los años buenos y si éste no quería serlo por si solo, ya me encargaría yo de que lo fuera y en cuanto tuviera un poco de tiempo me iba a ir en busca de la olla de oro que me espera.

Comentarios

Txispas ha dicho que…
genial, preciosa entrada, muy bonito.

me encantan los arco iris y a quiero-quiero también.

besos guapa
Yandros ha dicho que…
Pues sí, una entrada con mucho color.
A mí el arco iris que más me gustó fue el que vimos hace año y medio en nuestro viaje de novios, en Noruega. Atravesando en barco los fiordos, que parecía que los orcos iban a salir de entre la maleza a quitarnos el anillo (el de casados no el de Frodo), también era un arco iris casi completo, que parecía darnos la bienvenida.
Para que luego digan que la física es aburrida...
Si me acuerdo pondré el arco iris en mi blog, a mi no me falló la tecnología:móvil, cámara de vidio, fotos...jajaja
Un saludo, y no busques más: la olla de oro la tengo yo jajajaja
Beatrizl10 ha dicho que…
Yo también creo en la magia y estoy convencida de que este va a ser un gran año ¡Qué suerte haber podido contemplar una imagen tan bella en una ciudad tan mágica como es Barcelona! Un abrazo.
Mariolinocopinol ha dicho que…
Ahí llovió y aquí un calor insoportable!
Ralph ha dicho que…
La verdad que la imagen del arco iris cuando es nítida es muy bonita sobre todo cuando parece que está ahí mismo y que sólo te hace falta estirar un poco la mano para poder tocarlo. Saludos.
Esperanza ha dicho que…
Te ves linda cuando escribes así ¡Brillante Taconera!
Leinad23 ha dicho que…
Colorida, mágica, exquisita entrada...
Muy buena
Trasto ha dicho que…
Ay que bonito es el arco iris, hace tiempo que no veo uno...
Bonito post ;)
Besitos!
GABI ha dicho que…
Di que sí. Yo no se porqué también me da la sensación de que éste va a ser un buen año.

Que ilusión, un arco iris entero, no nunca he tendo esa suerte. Eso tiene que significar algo...seguro que esun señal. ¿De qué? Pues de lo que tu quieras.

Besitos!
Rebeca ha dicho que…
TXISPAS ¡es qué son taaaaaaaaan bonitos¿ ¿verdad?!

YANDROS ¡Desde luego tienes que colgar esa foto! ¡debía ser tan precioso!

P.S.: no seas egoísta y comparte un poco de ese oro ¡por caridad!

BEATRIZ, ¡vaya así no soy la única loca del planeta! ja, ja...

MARIO ¡con lo que echo de menos yo ese calor! Dentro de muy poquito cambiamos, ya va siendo hora que el solecito se venga para el hemisferio norte.

RALPH esas cosas tan bonitas siempre parecen estar más cerca ¡igualito que las nubes!

Gracias ESPERANZA por mirarme con esos ojitos

Gracias DANIEL, eso me inspiran muchas veces tus entradas.

TRASTO ¡no me digas que te lo perdiste! ¡pero si era enorme y estaba ahí mismito en Barcelona! ¡sólo había que mirar por la ventana!

GABI ja,ja...¡yo y mis señales! me encanta interpretar las cosas a mi antojo y ahora me ha dado por ese Arco Iris, yo era la primera vez que lo veía entero, así que si ha pasado tanto tiempo para que eso suceda a la fuerza tiene que significar algo.

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …