Ir al contenido principal

SABOREANDO LA VIDA

Últimamente se esta convirtiendo en una mala costumbre eso de andar por la Ciudad Condal a horas intempestivas y totalmente sola. Suerte que la más cercana de las veces ya no hacía tanto frío y la ciudad a las tres de la mañana seguía más despierta que nunca.
Mis caderas tintineaban con cada paso porqué había decidido que no había nada mejor para pasar por una verdadera bucanera que atarme uno de mis pañuelos de danza del vientre a las crestas iliacas. Aunque a lo largo de la noche descubrí que más bien la seda y las moneditas, junto con los colores estridentes de mi traje, habían conseguido que la gente, (Batman y todos los súper héroes de Nueva York que habían viajado hasta aquí gracias a la teletransportación), pensaran que era una pitonisa y que en mi mano estaba adivinar la buena fortuna de todo el que se me cruzara (en epocas como está no es muy difícil decirles a los super heroes que van a tener más trabajo que nunca).
La prepotencia de un inglés disfrazado de romano (siempre he pensado que esos dos imperios tienen mucho en común), que trataba de entablar negocios con una emisaria de Don Vito que hablaba con una siciliana vestida de palestina; el verme rodeada por los Tres mosqueteros y por Wallys que todo el mundo sabía dónde estaban, me hicieron tomar la firme decisión de abandonar la fiesta.
Y ni los veinte minutos de caminata que me esperaban ni la incomodidad de los zapatos y de mi pañuelo de pirata me hicieron volver atrás. Me sentía un poco ridícula, suerte que el abrigo me llegaba a las rodillas y a penas asomaba una punta del pantalón de rayas allí donde se juntaba con las botas altas.
Andaba por Travesera de Gràcia intentando encontrar Balmes cuando vi un grupo de chicos que permanecían alrededor de un árbol con unas cuantas botellas de bebidas alcohólicas. Todos sujetaban vasos de plástico y se reían de forma escandalosa.
El ruido de mis botas anunció mi llegada. El corro se abrió un poco y se me quedaron mirando .El que parecía más achispado del grupo dio un paso hacía delante alzando su vaso: “Eh! ¿dónde vas tan sola?” “oye, oye ¿cómo te llamas?” “¡eh, eres preciosa! Sabes brindo por ti, chin, chin”.Al doblar la esquina se me escapó la sonrisa: “¡Pues yo también brindo por mí ¡Qué diablos! Por seguir saboreando la vida, por poder alzar la copa bien alta y decir pues sí esta fue fulanita que fue pegando pequeños sorbos en este caminito que llaman vida, uno que ahora esta verde, pero que a veces se empaña, la que no se arrepiente, y que se permite el lujo de probar el ron añejo y el vino de cartón, para que no se le escape ningún sabor y que ya no mira atrás y camina y camina por Barcelona mientras disfruta de estar aquí y ahora!”¡Chin, chin!

Comentarios

Yandros ha dicho que…
El caso es tomárselo con humor jajajaja
Bonita descripción de la noche carnavalesca.
Los que estaban haciendo botellón de que iban disfrazados?¿De neanderthales? Jajajaja. Pobres, es que el alcohol es mu malo (en grandes dosis)
Yo brindo porque sigas escribiendo CHIN CHIN!
Uyssss... ha dicho que…
Lo mejor (para mí) ha sido lo de Walys que todo el mundo sabía dónde estaban. No sé, llámame rara (o MO, da igual) pero me ha gustado mucho ese juego de palabras.

Te imagino yendo con tu disfraz por la ciudad condal (creí que eras de los madriles, no sé ahora por qué, ya ves) intentando ahogar a tu vergüenza (propia o ajena, no importa) entre ruidos rápidos de tacones y tintineo de moneditas varias y deduzco que o bien no bebiste apenas (véase alcohol, claro) o bien lo que bebiste ya lo llevabas tú en los pies.
El carnaval está para eso, Rebeca, para reite de la vida y, sobre todo, saber reirte de ti misma. Y encima demostrarlo.

Yo también brindo por ti, por los Wallys encontrados, por los super héroes sin poderes y por toda aquella gente que sabe que aquí, simplemente, se está de paso y que no deberíamos estar tan sumamente amargados, coño!

He dicho.

MO.

P.D.: Por poco esta vez, eh...
Rebeca ha dicho que…
YANDROS, creo que sí que iban disfrazados de algo así, pero que se dejaron las pieles de leopardo en la cueva y sólo se trajeron las cachi porras.

Pues sí me tendré que reír, si es que mola que brinden por ti aunque sea un hombre al que se le atasca la lengua y esté mirando a la farola mientras te llama preciosa.

MO ¡casi, casi...! Pues no, soy de la periféria de Barcelona, mira tú que cosas, je, je... ¡me pillaste! mira que la noche de Carnaval no debería tener espacio para el ridiculo y menos teniendo en cuenta que fui yo quien decidió disfrazarse ¡pero soy así de timida que le vamos hacer! El alcohol en los tobillos evidentemente (una botella de lambrusco tinto a medias) así que tenía una visión absolutamente realista y racional de la noche.

¡Chin chin por los amargados! (Para que dejen de estarlo, joer!)
cuandomequieras ha dicho que…
pues yo brindo porque tengas muchas más noches inspiradoras y divertidas, de las que hacen ver que la vida es lo que es. Pero con algo un poco más fuerte que el lambrusco, vale??
Rebeca ha dicho que…
CUANDOMEQUIERAS ¡debido a mis problemas con el alcohol, ja, ja...! sabeís que tengo que moderarme. La botella de vino rosado de la semana pasada ha hecho que tenga blancos de memoria y Toto no me quiere decir ni una palabra al respecto.

Pero muchas gracias por el brindis ¡yo brindo también por ti, para que también disfrutes de los mejores momentos! ¡por eso cambio que estás esperando! ¡y por un trabajo que te llene!
Txispas ha dicho que…
chin chin
yo también brindo por tí.
Rebeca ha dicho que…
Muchas gracias TXISPAS ¡ay, cómo me gustan estos brindis!
Esperanza ha dicho que…
Ahhh... Barna de madrugada es divina, poética.

Sí, brindemos por ti y por los piropos con sus respectivos piropeadores, que tanto bien le hacen a nuestro ego.

Besos.
Tommy Ruiz ha dicho que…
Que creatividad e imaginación! Admirable
Leinad23 ha dicho que…
Barcelona es lo más...
Es increible, como también lo es como lo has plasmado
Ainhoa* ha dicho que…
Me ha encantado la descripción tan detallada que diste! =)

Yo salí el sábado por Barcelona y mejor no cuento mi experiencia, vi de todo xD

Besitos guapa, cuídate.
Puck ha dicho que…
JO, qué decirte, que si yo estuviera en esa ciudad, la pasearía por la noche una y mil veces. Me enamoré qué puedo hacer...Disfrútala una y mil veces. Jajajajajaj, yo también brindo, y eso que he dejado la bebida(parezco una alcoholica en pleno proceso, pero no, jajajjajaja)
un besazo
Txispas ha dicho que…
hola de nuevo, tiene usted un maravilloso premio en mi blog, así que cuando quieras te pasas y lo recojes... ;)
Trasto ha dicho que…
Ay si te sirve de consuelo yo tb iba de pitara y me cnfundieron con una pitonisa... :S (era de esperar y mas si ya le pasó a mi hermana) pero oye! que nos quiten lo bailao!
Chin chin! brindo por ti!! jejeje. Asi! asi es como tienes que tomarte las cosas!
Besitos guapa!
GABI ha dicho que…
Yo brindo porque sigas viendo la vida de esa manera.

Chin chin!!!
Romayris ha dicho que…
Tremenda descripción que haces de tu atuendo, segura que no predices el futuro o trabajas con algún super heroe? jajajaja.

Yo tengo muchas cosas por las cuales brindar y una de ellas es el estar viva.

Saludos afectuosos
Rebeca ha dicho que…
ESPERANZA ¡nunca mejor dicho! ¡las mejores dosis de autoestima esas que vienen a nosotras de forma espontánea, ja, ja!

Gracias TOMMY, sólo que no me lo he inventado,así tal cual fue mi noche de Carnaval!

LEINAD:Barcelona, Paris, Roma, Nueva York, Atenas, Estambul...sólo por citar alguans, todas tienen su encanto o al menso a mí me tienen perdidamente enamorada.

AINHOA ¡bueno, ya se sabe cómo abunda la fauna ibérica! ¡hay cada especie más raraaaaaaaaaa!

PUCK la verdad es que es para quedarse rendido a sus pies, o al menos eso siento yo con Barcelona. Yo me prometí no beber a principios de año, pero es evidente que hace rato que rompí esa promesa.

TRASTO, la próxima vez diremos que vamos de pitonisas y seguro que nos dicen que vamos de piratas.

GABI ¡chin, chin por el buen humor y el optimismo!
Rebeca ha dicho que…
ROMAYRIS, lo cierto es que actualmente ando entre el Capitán América y Batman, ¡es qué los dos son tan monos!

¡pues sí brindemos también por estar vivas!

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …