Ir al contenido principal

MI MADRE ES UNA BRUJA


Tanto tiempo haciendo teatro y no me sirve para nada, sea como sea las madres tienen una especie de chip en el cerebro que se pone en funcionamiento en tu presencia y hace que adivinen lo que estás pensando.
¡Odio cuando la mía hace eso! Me hace sentir desnuda y como si no tuviera secretos para sus siete sentidos, y digo siete, porqué el sexto sentido lo tiene por ser mujer y el séptimo viene de la mano de haber tenido hijos.
Mi hermano y yo siempre andamos maquinando en contra de parecernos con el paso de los años a nuestros padres, sin embargo, la historia se repite y hay cosas que parecen inevitables por mucho que tú te esfuerces. Ella nos escucha desde lejos, haciendo que se entera de todo lo que decimos, aunque estemos usando el inglés como un lenguaje secreto. Entonces se indigna porqué cree que hablamos de ella, frunce el ceño y monta su pequeño escándalo, sin acordarse de que hagamos lo que hagamos cuenta con su arma más poderosa: ser madre.
Me puse a rebuscar en los armarios con una sola fijación: encontrar chocolate. Raro en mí porqué sólo lo como en momentos puntuales, lo mío es la leche condensada y la vainilla y soy tan poco chocolatera que además mi favorito entre todos los favoritos es el blanco. Tras dos minutos de desesperación, removiendo latas de conserva, botellas de aceite y paquetes de pasta, ella con total indiferencia abre la boca: “el chocolate está en el armario de abajo, detrás de las ollas.”¡pero cómo lo ha sabido!
Pase por alto el pequeño detalle, pero el sábado pasado al abrir uno de mis cajones desastre me di cuenta que andaba escasa de medias. Las que no había sufrido una carrera parecían estar habitadas por duendes por no hablar de mi necesidad de comprarme algún que otro conjunto de ropa interior ¡confieso, mis braguitas cada vez se parecen más a las de Bridget!
Llego feliz a casa de mis padres, a disfrutar del exquisito plato de arroz con Bogavante que le encanta hacer a mi madre este día de la semana: “mira nena, en tu cuarto (sigo teniendo mi rincón en esa casa), te he dejado unas medias y un conjuntito que he comprado en la Reme, si no te gusta lo cambias”... ¡Es una bruja, mi madre es una bruja!
Y eso, por no hablar de las veces que sabía que mentía, que adivinó si estaba triste, que afirmó saber lo que era mejor para mí y lo que pasaría, en fin...Lo dicho, nadie te puede hacer sentir más desnuda que tu propia madre.

Comentarios

cuandomequieras ha dicho que…
la mía tiene el detallazo de no soltarlo de sopetón, pero también lo adivina todo... incluso adivinó un enamoramiento mío con un chico que ella no conocía, con el que no me vio nunca y del que yo no hablaba jamás, porque era un amor "clandestino". Impresionante.
Pero yo creo que no es que sean adivinas, es que han aprendido a leernos la mente con oscuras y extrañas argucias. Quizá sea eso lo que les enseñan en las clases de preparación al parto... o será genético?
Rebeca ha dicho que…
¡me acabas de dar una pista! ¡seguro que son esas clases de preparación al parto! Aprenda a leer la mente de su hijo en 20 días: si pestañea quiere decir = miente, si se frota las manos =se ha enamorado, si se echa hacía atrás el pelo = anoche se emborracho... ¡cóm tú dices: impresionante!
Sandra Malicia ha dicho que…
Uixs! Ojalá la mía supiera ser bruja en esas ocasiones!

Disfrutala!
GABI ha dicho que…
Es cierto...cuánta razón tienes. Vamos ya le gustarían a lo X-Men tener los poderes de las madres...ni Superman ni leches...es que dan miedo...mi madre es igual. Sigo sin explicarme como sigue haciéndolo.
David ha dicho que…
Estoy seguro que después del parto las mujeres generan una hormona que hace que adivinen todo como madre!! Es increíble, pero estoy de acuerdo con todo lo de tu post, las madres lo saben todo, absolutamente todo!!! Yo a la mia la quiero un montón!!!! Saludos
Joder, me ha gustado mucho esta entrada, Rebeca.

No te esfuerces en intentar no parecerte a ella porque inevitablemente terminamos siendo una (mala) copia de lo que ellas fueron (o son).
Yo cada día me parezco más a la mía. Es más, últimamente me doy cuenta de que estoy más de acuerdo con la opinión de las madres que de las hijas (véase niñas de catorce, quince...) y en ese momento me digo en voz alta casi (muy) asustada: ¡DIOSSS! ¡PAREZCO MI MADRE!

Pero no me importa. Me mola mucho mi madre a pesar de estar siempre quejándome de esto o aquello otro.
De hecho no me disgustaría ser una mala copia de ella cuando yo sea madre aunque cambie pequeños detallitos en según qué cositas ya sea de hechos de pensamientos.

Como ya sabes, en agosto formaré parte (si todo va bien que espero que sí) de ese extraño grupo (véase brujas) y no sé, antes siempre decía que me daba (da) pánico el parto pero ahora estoy más de acuerdo con mi pareja en eso de que da bastante más miedo lo que viene después. Vease educación. Y más viendo el telediario de las 15h a diario.

Un besazo, reina.


MO.

P.D.: Bridget Jones se queda en ná a tu lado. Que lo sepas.
javiguerrero ha dicho que…
La mía(mi madre) adivino por telefono desde Andorra a Asturias, que llevaba por lo menos una semana sin trabajar, despues de contestarle brevemente a la pregunta ¿qué tal?. Por eso, cuando alguien me cuenta que su nonagenario padre con demencia llama insistentemente a su madre me lo creo y nadie me pude hacer sentir mas empatía que el viejo que añora a su madre muerta hace 50 años.
Esperanza ha dicho que…
No sé, ahora haces que me plantee un gran dilema, Sí quedarme con Pepo o con la bruja de tu madre, no sé cual me gusta más...
Txispas ha dicho que…
jajajaja, yo soy madre y me pasa, cuando mi hijo se pone desesperado buscando algo y no sabe decirlo me mira y yo le digo donde está,cosas así salen solas, nos fijamos más en nuestro hijo que en el resto de la gente, incluso en nosotras mismas, así que no te preocupes, y ahora, para terminar una frase que seguro te han dicho: "Sabrás eso cuando seas madre" ... hasta que no lo fui, no me lo creía jajaja
Leinad23 ha dicho que…
jajaja me parece que las madres tienen en su Adn esas cosas, porque las mia tb lo hace, es más encima juega conmigo
Trasto ha dicho que…
Cuanta razón! Es imposible ocultarles algo, lo acaban sabiendo! y no porque se enteren no, si no porque son madres y no se sabe porque pero es asi. A la mia si le sumas que es madre y encima ya de por si es muy intuitiva...lo llevo claro si quiero que no se entere de algo jeje.
Besos!
Duncan de Gross ha dicho que…
Ayysss, las madres...Seguro que la tuya es estupenda, un besoteee!!
RAMPY ha dicho que…
Creo que entre las madres y los hijos se forma una conexión invisible de forma que sin decir una sola palabra sabe exactamente cuál es tu necesidad
Un beso
Mariolinocopinol ha dicho que…
no puedo estar mas de acuerdo!
tengo 33 años y me conoce tantooooooo
Rebeca ha dicho que…
Créeme SANDRA ¡Hay cosas que preferirías que nunca adivinara!

GABI, supongo que hasta que no nos toque ponernos en su papel no adivinaremos cómo demonios lo consiguen.

DAVID, yo a la mía también la quiero, pero la odio un poquito cuando me demuestra lo mucho que sabe sobre mí. Y sí, seguro que la oxitocina y la dopamina tienen unos extraños efecto secundarios a parte de le euforia.

Sí, un 6 está requetebien MO ¡es más que un aprovado! Es verdad en ese sentido no vale mucho esforzarse, ya lo decía el anuncio de la coca cola: "que levante la mano todo el que decía que no quería parecerse a su madre y acabó siendo igual que ella".

Lo de las adolescentes de hoy en día es otra cosa, yo a algunas también las miro con ojos de "¡oh Dios, dónde vamos a ir a parar! ¡cómo puede ser!" y me siento como una vieja refunfuñona que esta totalmente fuera de onda, es que a mí me parece que se han perdido los valores...

Por cierto, ahora que vas a experimentar el placer de ser madre, tal vez podrías desvelarnos el secreto!

¡Si es que madre no hay más que una, JAVI! saben exactamente cuando hacer esas llamadas y que palabras usar para sacarnos toda la información ¡son mejores que la CIA o el FBI!

ESPERANZA, mira te cambio a los dos por esa abuela tuya que teje hamacas y por la hermana que te pone música venezolana de fondo y te regala banderitas para el coche.

ja,ja TXISPAS ¡tú también eres una bruja! ¿pero cómo lo sabes? ¡en serio! ¿te aparece una frase subliminar en el cerebro o algo así que te dice: tu hijo busca las galletas, quiere la sudadera rosa...? ¡no me lo puedo creer! ¡demasiado sabía es la naturaleza!

LEINAD, entonces la tuya es bruja al cuadrado ¡qué encima se permite el lujo de jugar contigo! ¡ay...! si es que en el fondo también les encanta oír eso de: "mama que razón tiene" y mientras se lo sueltas pues ahí que te entretienen.

TRASTO ¡pues sí! ni la distancia les quita su intuición. Mira que yo cuando me fui a vivir sola pensé que sabría menos cosas de mí, pero ni por esas.

DUNCAN, bueno como todas, tiene sus cosas buenas y malas, pero es la mía, así que me la quedo.

RAMPY, pues esa conexión, es la que me confirma que hay conciencia colectiva, digan lo que digan.

MARIO ¡nada, que ni hacernos adultos hechos y derechos nos libra de su intuición!
Raquel ha dicho que…
YO SOY MADRE Y POR LO TANTO BRUJA!!! jajaajajaj

Totalmetne de acuerdo con vosotr@s... la mia era bruja, la de ella tambien y como no...todo es genetico jajajaj Yo lo soy, pero lo mas gracioso es que mi hija tiene 14 años y ya va haciendo carrera . No se puede evitar.
Yo miro a mi hija, y antes de que pestañee adivino lo que necesita, sé lo que está pensando en ese preiciso instante y aveces creeme que me preferiria no saberlo.
Rebeca ha dicho que…
RAQUEL ¡Aysss! ¡esta claro que las mujeres heredamos un extraño poder al hacernos madres!

Cierto a veces sería mejor no saber lo que les pasa por la cabeza a los hijos, sobretodo porqué no siempre hacen/piensan lo que uno querría.

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …