Ir al contenido principal

LA TIERRA EN TU CUERPO

Es extraño el nacionalismo, pero lo cierto es que uno pertenece a donde siente, independientemente de lo que otros digan que debes hacer o decir para ser un verdadero integrante de tal comunidad o de la otra.
Yo que tengo un espíritu aventurero, estoy encantada con ser un poco de todos lados: catalana de nacimiento, andaluza por descendencia y un poco paraguaya porqué se me pego el acento. ¡Y añado! Cada uno de los lugares que he visitado han dejado marcas en mi cuerpo.
Mi hermano apareció hace un mes con un escudo tatuado en el brazo: La bandera de Cataluña. He de reconocer que me encanta la historia del conde Guifre el Pilós, en la que el rey coge su sangre y marca las cuatro barras sobre un escudo de oro y así nace la senyera. Mi Pepote estaba sumamente orgulloso de su acto vandálico, porqué es evidente, que lo de dejar su cuerpo mancillado por la tinta, lo hizo sin en el consentimiento de mis padres y casi provoca un nuevo infarto en mi padre y un ataque asmático en mi madre. En mí (un poco más cerca de los tiempos modernos) una falta de pasión total por los tatuajes.
Nunca había pensado que el amor de mi hermano por esta tierra era tan grande. Los dos solemos hablar en castellano (mis padres son de Granada), costumbre acorde con el idioma que usa mi pensamiento. Pero claro, la bandera amarilla y roja junto con la del comunismo debería haberme dado algunas pistas.
Hace una semana. Mi hermano que ya se ha acostumbrado a ser un terrorista, me hace una petición un tanto extraña: “¿me pones crema en la espalda?” , y al levantar la camiseta descubro un caballo emitiendo bufidos, con los músculos bien marcados y a un jinete con una armadura y un escudo con una cruz que me resulta bastante conocida: “¡Dios mío, es el caballero de San Jordi!” (patrón de Inglaterra, Georgia, Bulgaria, Etiopía y Portugal; Cataluña, Aragón, Alcoy y Cáceres) y según la cultura popular, el que venció a un dragón.
“¡Pepo estás fatal!”, ¡se grabó un significado relacionado con la tierra en su cuerpo para toda la vida !. Y aún así, todavía habrá alguien que dudara de que él se siente catalán, que es catalán.
Lo que decía, extraño este nacionalismo.

Comentarios

Sweet Sorrow ha dicho que…
Como catalana de nacimiento, leonesa y valenciana de ascendencia e inglesa adoptiva, he de decirte que estoy de acuerdo contigo con eso de que uno es de donde se siente. Y sí, es curioso eso de las nacionalidades y todo lo que implican. Un tema a veces delicado, pero siempre curioso.
Por cierto, me encanta tu blog!
Saludos
Rebeca ha dicho que…
Me recordaste al libro de las Identidades Asesinas de Malaouf, donde cada uno componía su "yo" de múltiples pedacitos, por eso a veces no entiendo que nos aferremos a un solo aspecto de esa variopinta composición.
GABI ha dicho que…
Yo soy andaluza y de ascendencia andaluza, pero siempre he creido que cada uno es de dónde más agusto se encuentre su corazón, sin banderas ni nacionalismos "ni na de na".

A mi los tatuajes me gusta verlos en los demás pero yo nunca me haría uno: las agujas y yo de nunca nos hemos llevado bien.

Besitos!
Rebeca ha dicho que…
Pues sí! que cada uno sea de donde quiera y se ponga en su cuerpo lo que le dé la gana.
cuandomequieras ha dicho que…
bueno, a mi en general los "ismos" no me suelen gustar mucho, sean del signo que sean, pero como lo que sí me gusta es la libertad, pues cada cual haga lo que le de la gana y solucionado el tema. Lo que pasa es que el nacionalismo sí es complicado, políticamente, pero creo que sentir es lo que es, cada uno somos lo que somos y de donde queremos sentirnos, eso nunca nos lo podrán imponer. Y eso que yo aún no tengo claro de dónde me siento, tengo varias sangres y he vivido en varios sitios, así que aún tengo el tema pendiente...
Y los tatoos... bien, qué voy a decirte: tengo tres.
Sigo pensando que debiste cerrar ese libro de economía colocando la cara de tu hermano a modoo de mortadela o algo.

Está fatal, ahora en serio. No que esté fatal que tu hermano haya decidido tatuarse semejante locura en la espalda (que lo está porque nacionalista no sé pero gilipollas extremistas que fijo no lo verán bien hay muchos y en todas partes) sino que está fatal él sin más.

Yo, como también estoy fatal, decidí tatuarme en el cuello (parte de la nuca) mi nombre en árabe.
Como no solemos hablar en catalán en casa y tampoco lo hacemos en árabe pues una vez, cenando en un restaurante de este tipo (árabe, claro), le pedí al camarero (árabe también) que me escribiera mi nombre en una servilleta y el chico (muy amable él) así lo hizo.
Como aparte de estar fatal soy un poco gilipollas, a la semana siguiente me tatué dicho signo (o lo que sea eso que tengo en el cuello para los restos) sin asegurarme que ponía mi nombre o, en cambio, "Eres una payasa y jódete por no dejarme propina".
Lo mejor: ese mismo verano estando en un mercadillo con mi progenitora escuché cómo dos tíos, a mis espaldas, me llamaban por mi nombre. Eran árabes.
Lo peor: ese septiembre dos aviones decidieron aterrizar en las torres gemelas.
Estuve durante un mes sin hacerme coleta.

Hace medio año me tatué (yo es que sí soy de tatuajes y eso) en el tobillo un código de barras con los números de mi D.N.I.
Es una especie de ironía sarcástica tipo "Estamos marcados como las vacas" o alguna memez así.


MO.

P.D.: Hace medio año me tatué (yo es que sí soy de tatuajes y eso) en el tobillo un código de barras con los números de mi D.N.I.
Es una especie de ironía sarcástica tipo "Estamos marcados como las vacas" o alguna memez así rollo rebelde sin causa bla bla BLA.

P.D.: Sí, también puedes cerrar ese libro de economía con mi cara dentro. No te preocupes.
P.D.2: ¿Te lees mis comentarios? No, ¿no?
Duncan de Gross ha dicho que…
Mmmm, yo tengo ascendencia portuguesa por parte de madre y extremeño de pura cepa hasta más no recordar por parte de padre... En cuanto a los tatuajes, hace bien el chico, es una manera de sentir su tierra y lo demuestra así. Besotes!!
Este no cuenta ha dicho que…
Sí, bueno, quise dejar claro qué me tatué en el tobillo y eso.


MO.
Txispas ha dicho que…
Pues yo soy castellana de nacimiento, cántabra por haber estado ahí muchos años y vasca por trabajar allí y por ascendencia familiar, pero NI DE PALO me tatuaría ninguna de las tres banderas en ningún lugar de mi cuerpo, por muy escondido que estuviera. Pero sí tengo un tatuaje, de un diseño que hizo mi padre cuando le dije que quería hacerme uno, me dijo: "por lo menos que no lo lleve nadie más", a los dos meses de morir él, me le hicieron.
Esperanza ha dicho que…
Ya te digo cada loco con su tema, mi hermana me envía banderitas para el coche, y cuando hablamos me pone serenatas de música venezolana.
Sí, si, yo me caso con Pepo con tatuaje incorporado.


Buen finde.
TRaZos De MaRipOsA ha dicho que…
Yo soy madrileña y con varias generaciones a las espaldas de "gatos", pero me encuentro muy agusto en todas partes. También tengo dos tatuajes y uno de ellos lo modifiqué porque (yo que si que soy la más gilipollas de todos), era el nombre del que ahora es mi ex, entonces novio de 5 años en japonés, ahora llevo una especie de enredadera con flores muy bonita tapándolo y con una mariposa al final que es un guiño a la libertad, por cierto, él todavía lleva mi nombre tatuado en su mano, ¡Eso es peor aún!

Saludo a tod@s!!
Yandros ha dicho que…
El ser humano necesita pertenecer a grupos. A equipos de fútbol, a pandillas de barrio, a foros de internet, a comunidades, provincias, nacionalidades...así nos sentimos más fuertes, con cierta identidad...
A mí me gusta mi tierra. Nacido en Jaén, criado en Málaga, residente en Granada...He recorrido los rincones de Andalucía y me apasiona mi tierra. Pero también le veo los defectos, lo que me gustar´´ia cambiar de ella. He viajado por casi toda España, y cada sitio me ha aportado algo nuevo, nuevas experiencias. También por Europa. En todos sitios hay cosas buenas y cosas malas. Son los extremos los que estropean las cosas. Los extremos nacionalistas que se ciegan con lo suyo y los extremos antinacionalistas que los repudian. Unos y otros. No me ofende que un catalán ame a su tierra, ni un vasco, ni un valenciano, un madrileño o un gallego. Yo amo a la mía. Ni siquiera me ofende los que quieren la independencia. Los únicos que me ofenden son los que atentan contra la libertad de los demás, los que, ciegos de lo suyo, desprecian lo de los demás.
Soy enemigo de los tatuajes (en mi cuerpo, en los de los demás me da igual). Pienso que la vida da tantas vueltas que no sabes si lo de hoy valdrá para mañana. No necesito afirmar mis convicciones masacrando mi piel, me basta con mis actos, mis pensamientos, mis palabras, para que las recoga quien quiera.
Buena entrada, como siempre.Un saludo
Ralph ha dicho que…
Para mí tatuarte es un símbolo externo del que puedes llegar a arrepentirte. En cuanto al nacionalismo creo que llevado al extremo es sumamente malo. Además en un mundo en que los países tienden a unirse en organismos para ser más fuertes economicamente hablando, desandar ese camino para ser "especiales" no me parece lo más inteligente. Obviamente eso no quiere decir que rechaces tus raíces y tus símbolos.
Ralph ha dicho que…
Para mí tatuarte es un símbolo externo del que puedes llegar a arrepentirte. En cuanto al nacionalismo creo que llevado al extremo es sumamente malo. Además en un mundo en que los países tienden a unirse en organismos para ser más fuertes economicamente hablando, desandar ese camino para ser "especiales" no me parece lo más inteligente. Obviamente eso no quiere decir que rechaces tus raíces y tus símbolos.
Trasto ha dicho que…
Yo soy también catalana de nacimiento (aunque no tanto como para tatuarmelo jeje), con sangre cordobesa por parte de mi madre y a veces accento Argentino que me sale por el novio de mi hermana jejeje.
Por lo que cuentas en varios posts de tu hermano, tiene que ser un personaje (en el buen sentido claro) jeje.
Besitos!
Rebeca ha dicho que…
CUANDOMEQUIERAS estoy contigo ¡nada de "ismos"!, esos sólo traen problemas.

MO ¡por supuesto que me leo tus comentarios! ¡con este último me he reído! Menos mal que el camarero tuvo buena volutad y escribió lo que le pediste, imaginate que te hubiera puesto algo así como: "yo estoy a favor de Al Qaeda".

Si un día te decidó usar ese libro de economía te avisaré sin falta, el problema es que hoy por hoy, me encanta la gente que esta fatal.

DUNCAN estoy descubriendo que todos soys la mar de interesantes, con tanta mezcla de culturas. Mi hermano que haga lo que quiera, su cuerpo es exclusivamente suyo.

MO ¡mensaje captado! ¡el cuello y el tobillo, con código de barras! ¿reivindicando que no eras una más?

TXISPAS ¡lo de tu tatuaje es muy bonito! es algo que siemrpe te hace recordar. Yo no me tatuaría nunca nada, pero no porqué sea aprensiva a las agujas (xdios que trabajo con ellas), si no porqué siempre he creído que para toda la vida era demasiado tiempo.

ESPERANZA ¡no puedes decir eso en serio! ¡tu hermana está peor que mi hermano! y todo para que no se nos olvide a donde pertenecemos ¡cómo si eso fuera posible!

TRAZOS DE MARIPOSA, Bueno quién te iba a decir que se acabaría, si cuando te lo hiciste lo sentias, pues bien hecho está y además ahora te has ganado un precioso tatuaje con mariposa incluida. Respecto a él, pues mira, tú sí que puedes decir que has dejado huella en un hombre.

YANDORS, yo tampoco necesito masacrar mi piel, mi amor por las cosas lo demuestro de otra manera, por ejemplo, emocionándome en el momento adecuado por oír el Cant dels Ocells ¡sentimental que es una! Una parte del hecho de ser seres sociales, es que como tú dices, necesitamos pertenecer a algo, saber que no estamos aislados, que compartimos con otra gente y por eso en nuestra busqueda de la identidad hay gente que a veces cae en esos radicalismo, sin darse cuenta de la contradicción que conlleva.

RALPH, me gusta pensar en el mundo unido, pero también en que cada parte de él aporta un gramo de diferencia.

TRASTO, pues sí, es un personajillo, algún día os lo presentaré. Encima él está orgulloso de que le haya salido una pretendienta como ESPERANZA. Mira, tengo suerte, alimenta mis neuronas, me hace pensar y muchas veces me hace reír.
Mr Blogger ha dicho que…
La gente que se tatua cosas normalmente es porque necesita autoreafirmarse por alguna razón. La gente que es nacionalista no ama a su tierra, la idolatra, con todo lo malo que ello acarrea.
Rebeca ha dicho que…
Bueno, yo procuro no analizarlo muy de cerca, a veces buscamos más motivos en las cosas de las que verdaderamente tienen, porqué no pensar es que si se tatuan es porqué les gusta y ya está, sin más. No tengo yo ningún derecho a opinar bien o mal sobre ello, como si alguien quiere apuntarse a clases de guitarra, es su decisión.

Sobre el nacionalismo, a veces el amor nos ciega, y no sólo el que podamos sentir por otras personas.
Txispas ha dicho que…
Rebeca: para toda la vida, no es demasiado tiempo, a veces no es suficiente... piénsalo.
Rebeca ha dicho que…
Sí TXISPITAS, a veces la vida se nos queda muy corta, por eso hay que invertir bien esos segundos que se van descontando día a día. Pero para otras cosas un PARA TODA LA VIDA resulta demasiado rotundo.
Palmoba ha dicho que…
Cierto es estraño..mi abuelo siempre decia que uno es de donde nace y muere donde pace.

Yo soy maña de nacimiento y sangre y catalana de adopción.

Por que a mi me da la gana!!
Rebeca ha dicho que…
Uno puede ser de tantos sitios como quiera y sienta. Repito, yo sigo acumulando nacionalidades día a día.
Anónimo ha dicho que…
Hola, he nacido en catalunya y sigo viviendo aquí, no creo que me vaya a otro sitio a vivir ya que este es mi lugar, y si, aunque a muchos os moleste, yo me siento de Catalunya no de españa,son dos culturas totalmente diferentes, pero esto solo lo vemos los de aquí y cuando digo los de aquí no me refiero a quien ha nacido sino tambien aquellos que han sido arropados x esta tierra, me alegro muchisimo de que tu hermano se haya echo este tatuaje, ojo, no porque lleve esta bandera significa que apoye el nacionalismo o que sea de izquierdas, sinó se hubiera tatudo la estalada envez de la senyera que es bien diferente, yo de hecho si me tatuare a estalada, que representa catalunya independiente,la bandera de las 4 rayas con una estrella i el triangulo azul, este simbolo fue un regalo desde Cuba a Francesc Macià para apoyarlo a que llevara a cabo la independencia, pero ahi fue cuando Primo de Rivera vino y acabó con el Parlamento...

por cierto, mi bisabuela tmb es granadina ;) que no me sienta español no significa que no respete las demas comunidades autonomas, por si algun caso..y tampoco creo que sea de terrorista tatuarse una bandera a la que quiere, porque este amor és para siempre no como el amor entre parejas...

saludos
Rebeca ha dicho que…
Hola Anónimo, para nada me parece mal que te sientas sólo catalán, cada uno tiene su propio corazón y sus propias preferencias.
Yo soy de las que están en medio, ¡adoro mi Catalunya! pero también recuerdo mis raíces y me siento un poquito de otros lados, además siempre me toman por extranjera, así que he decidido que yo soy igual que la globalización, pero ya te digo que respeto enormemente a los que piensan de otra manera.

Lo del acto terrorista no me refería a que se tatuara la senyera o San Jordi, sino que cometía un acto terrorista bajo el punto de vista de mis padres ¡ya sabes como son los padres! era un acto terrorista contra su manera de ver: los pearcings, tatuajes y demás cosas que según ellos son fruto de la adolescencia y sólo sirven para agredir el cuerpo.

de todas maneras, gracias por dejar tu opinión.

Un saludo.

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …