Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2009

MI CORAZÓN EN EL PARO

He dejado el corazón colgado en las manos de alguien. Gran problema y terrible pecado. En realidad tengo la mitad del corazón muy lejos de esta tierra y la otra a la expectativa que alguien lo recoja por pena de verlo tan abandonado.
Él ha salido agitando su banderita y desprendiendo rallitos de amor, pero se lo han quedado mirando con cara de “pero a dónde va éste ¡qué se habrá pensado” y en lugar de eso le han dejado bien claro: “¡Nada de amor!.”
Encogido refunfuña y va pataleando: “¡pero es qué tan poquito valgo!” y entonces suma una nueva decepción.
El tiempo todo lo pone en su sitio ¡pero a veces pasa tan lento que hasta un órgano alegre como él acaba por hacer menos rítmicos los latidos! Dolido y apaleado se ha quedado bien encogido en mi caja torácica, dice que se va a invernar un rato y que tal vez otro año, o en otra vida palpite, pero que ahora ha asumido que no tiene nada que hacer, así que le da el relevo a la cabeza, que mande y dirija ella que él se quedara alimentándose de …

SOPLARON LOS VIENTOS

El viento del sábado me impresionó. Pensé que se llevaría las malas ideas, el cambio de aires siempre trae novedades. Molesta por el ruido ensordecedor seguía mirando los árboles tronchados, las hojas arremolinadas y los pelos coquetos que tiraban hacía arriba para correr en la dirección del viento.
En la cola del lavadero de coches, un hombre de mediana edad dejo escapar el rollo de las servilletas, éste aprovechó la mínima oportunidad para empezar su propia danza con el aire. Todo el rollo se abrió, dibujando una serpentina en el cielo que se ondulaba, al tiempo que el hombre un poco entrado en carnes ,corría detrás de aquella serpiente incontrolada que le estaba dando un espectáculo gratuito a mis ojos ingenuos. Por un instante, me pareció oír música clásica, hasta un simple rollo de servilletas tiene su propia belleza.
Seguí mirando el cielo, ahora lleno de partículas en suspensión que viajaban de un lado a otro sin que nadie tuviera tiempo a pararlas. Esa es otra de las manías del …

PAPA PEPO CLACK CLACK

Cada uno tiene su propio rol/es en la vida, y según con quien te relacionas esos roles son inamovibles, o al menos eso pensaba yo. Hasta que ayer entré en casa de mis padres con el pelo revuelto y la cara sin pintar haciendo un clack, clack ensordecedor con mis tacones ¡ Soy una clacker, tal y como se definía en el Diablo se viste de Prada! Me encanta ir marcando el ritmo de mis pasos con mis zapatos.Mi hermano a punto de caer en una profunda ensoñación me miro desde el sofá donde había acumulado más de cuatro latas de coca cola light pero con cafeína de la buena. Pequeño repaso sin parpadear de mi aspecto...pausa...balanceo del cuerpo hacía atrás y lo suelta: “¿De dónde vienes?” “de mi casa” “no ¿pero de dónde vienes?” “ya, te lo hedicho de mi casa” “¿seguro?” ¡desde cuando le tengo yo que dar explicaciones a mi hermano pequeño! “por supuestísimo ¿de dónde parece que vengo?” “ummm...”. Momentáneamente salgo de mi cuerpo para observar mi aspecto: tejanos arrapados y piratas, con un je…

MI CABECITA ÑOÑA

Espero que todo el mundo haya tenido buen fin de semana, el mío prometió al principio y luego hizo que los astros recapacitaran para que fuera consciente de que tenía un examen y mi deber era estudiar.
Pero ya se sabe, las cosas que no nos apetecen son siempre las que relegamos a la última posición de la lista al tiempo que buscamos otras tareas menos importantes que le quitan el protagonismo: “está bien, primero voy a ver este programa, es demasiado interesante y no me lo puedo perder y luego estudiaré” “bueno, ahora una canción solo una, lo prometo” “tal vez debería comer algo antes, no puedo ponerme a hincar los codos sin energía” “ahora estoy muy cansada, voy a dormir un poquito y luego abro los libros” Y claro, después de una excusa mi capacidad intelectual me permitía crearme doscientas más.
Y es que a veces la cabeza también hace vacaciones, divaga por otros mundos y empieza a interferir con las actividades de tu vida: dificultades para conciliar el sueño, atracción fatal por tod…

MUJER LOBO

El pleniluvio de la semana ha estado a punto de transformarme en una mujer lobo. Casi hipnotizada por el color amarillo del astro que apresaba a nuestro planeta con el Sol, he sentido que en mis mandíbulas se afilaban los colmillos y me crecían las uñas a una velocidad que si hubiera seguido las hubiera convertido en garras. Tal vez la nariz tenga las coanas un poco más anchas, piernas robustas y una larga melena que oculta las orejas puntiagudas.
Lo que esta claro, es que mis instintos asesinos han brotado y mi mal humor condenando al mundo no ha querido quedarse rezagado. Una mujer de voz cascada y aliento nicotínico me estaba hablando con rodeos y exageraciones, y casi le salto a la yugular o a la carótida (que pensándolo bien, lleva sangre más oxigenada), lo único que quería era que cesara su retahíla, nada típico de mí, que siempre escucho con paciencia. Pero la luna me ha vuelto loca, cara de mal humor, ojos inquisidores y unos ademanes que podrían desviar de mi rumbo a cualquier…

TE LO DIJE

Si tuviera que elegir una frase odiosa creo que elegiría ese tan retorcido “te lo dije”. Con esa frase siempre encuentras a alguien al acecho dispuesto a soltarla cuando tu moral esta más baja al comprobar que evidentemente nada de lo que habías esperado sale como tú querías.
Como en las corridas de toros es el estoque final para una terrible decepción.
Estoy pensando en escribir una carta muy seria para que no permitan combinar en una misma frase el pronombre “te” y el verbo “decir” en primera persona del pretérito indefinido (espero haber acertado porqué hace siglos que cambie las letras por las ciencias, aunque el resultado haya sido un poco menos favorecedor).
Otra solución sería castigar a quien se le ocurriera decir “te lo dije” con una especie de descarga eléctrica, que le hiciera morderse la lengua y olvidarse por un instante de ser cruel.
Mi recién estrenado amigo, que tiene seis años menos que yo, y al cual miraba con ojos de mujer experimentada que sabe todo sobre el mundo, me …

EL ABRAZO

Stendhal se desmayaba con la belleza, yo simplemente me he dejado seducir. Mientras paseaba por las calles del barrio Gótico, aspirando la entremezcla de olores callejeros de la ciudad medieval y descubriendo pequeñas tiendas que encierran grandes tesoros, mi retina se iluminó con una imagen que ya conocía.
En realidad andaba buscando un mapa del mundo. La lectura del Origen Perdido me había dejado más dispuesta que nunca a encontrar puntos negros y eslabones perdidos en la cartografía , aunque el proyecto evidentemente iba a ser muy a largo plazo.
Entre los miles de pósters, los colores dorados de Klimt y los cuadros mezclados con espirales, junto con la representación de vestidos que me parecían semejantes a las colchas de Ikea, me hicieron caer en la tentación. Primero se destapó ante mí El Beso, pero la actitud paciente de la mujer, que parecía dispuesta a rendirse a su príncipe perpetuo me hizo mover ligeramente la cabeza y escoger El Abrazo, que destilaba una mayor feminidad, y do…

EL VASO

Haberme quedado tantas cosas dentro contribuye a que el corazón se desborde sin medida, ya se sabe cuando el vaso rebosa es inevitable que el líquido se derrame por sus paredes hasta caer sobre cualquier superficie que le sostenga.
Cualquier energía no puede ser ni creada ni destruida, sólo transformada, y eso me pasa a mí con la mía, que me corre por las venas, que me tensa los músculos y me dobla las articulaciones, me hace tintinear las falanges y me acelera la sonrisa, estirándome de las dos comisuras.
Me he hecho menos dueña de mis manos que nunca, que siempre anda estiradas, rebuscando, extendidas para arriba en señal de afecto. Si no tienes a nadie a quien querer empiezas a quererlo todo. Nunca había abrazado tanto a mi hermano, ni acariciado a mis amigos, ni había mandado tantos besos a mis conocidos.
Y al igual que uso el tacto uso el resto de los sentidos. Un olor que me embriaga, un sabor que me parece haber descubierto, una foto sobre mi estantería que me parece que ahora dic…

LA MUERTE DEL DUQUE

Ayer todo el mundo andaba revolucionado con el final del Duque ¡una gran medida contra los problemas del mundo! Siento reconocer que sin embargo, yo no he visto ni un solo capítulo, a penas algún trozo en que la voz arrastrada, ronca, profunda y apaleada del actor trataba de imitar a mi gran Marlon Brando y luego a Al Pacino, aunque el primero me siga pareciendo el Padrino entre los Padrinos.
De ahí que lo de Don Vito pasara a ser Don Hugo, Don Diego y Don Quién sea en el reino de los narcos.
Un chico de rasgos indígenas me traía historias del otro lado del charco, de cómo lo imposible llega a ser posible en algunos de esos países: “mira, no sé si te suena funalito”el nombre mesuena pero no sé quién es” (probablemente me sonaba porqué sonaba así como Jose López, Carmen Sánchez o Juan Rodríguez) “depues se trata del mayor narcotraficante de Colombia detodos los tiempos” claro yo acababa de bromear sobre sus verdaderas actividades laborales por ser colombiano. “pues bien, este tipo co…

NIEVE

Esta mañana ya podía dibujar círculos de vaho con mi aliento, yo que salí huyendo del frío de Oxford me reencuentro con la misma frialdad cortante en mis mejillas, aunque por otro lado me alegra que haya empezado a nevar. Sueño con quedarme incomunicada y no tener que ir a trabajar al tiempo que me dejo llevar por la pereza de pasarme horas y horas tumbada sin contar estrellas pero viajando hacía mi parte más personal.
Mi madre me ha regalado dos pares de zapatillas, unos para cuando esté en mi casa y otras para cuando esté en su casa, es su forma de decirme que en ambos casos estoy en mi hogar.
La gente dice que es muy triste llegar a casa y que nadie te espere, yo creo que a lo largo de este año me he acostumbrado en exceso a mi soledad. Me siento a gusto con ella y eso que hace un año esa sensación agradable me quedaba muy lejos, supongo porqué entonces añoraba y aún añoro pero un poco menos, lo que había perdido de la forma más tonta. Pero no voy a darle más vueltas a eso, si el mun…

STARBUCKS, LA CULTURA DEL TERCER ESPACIO

Mientras andaba acelerada por la calle no entendía el placer que encontraban los americanos en beber de forma compulsiva ,al tiempo que caminaban, una taza de café llena hasta los topes y que no se parecía en nada al sabor amargo que me despertaba por las mañanas humeante y en su medida justa para ponerme en marcha. Sin embargo, pronto descubrí que al igual que el tereré se hace imprescindible para los paraguayos o la misma yerba maté pero caliente para los argentinos, la marca Starbucks con sus vasos de medio litro era también una parte ineludible de su cultura.
Y poco a poco yo también me deje engañar por el guiño mal intencionado de la sirena que se pintaba en el holograma de la taza y que trataba de susurrarme con sus cantos endemoniados ese: “bébeme, bébeme” que te hace caer en la tentación.
Mi madre dice que su café esta bueno, yo creo que no se trata de eso, se trata del placer de encontrar un rincón donde relajarse en medio del caos de una gran ciudad, porqué Starbucks no esta e…

PARA LA NIÑA DE MIS OJOS

Ya estamos justo en ese lunes que precede la noche mágica. Lo cierto es que estoy deseando que todo esto acabe. Mi pequeño sacrificio de ayer fue acompañar a mi madre a comprar regalos, y hablo de sacrifico no por la compañía sino por como están los centros comerciales en esta fecha, aunque sinceramente la crisis parece haber hecho algún estrago.
Mi madre que se cree en la obligación de comprarme miles de cosas para compensar el súper regalo que tiene que hacerle a mi hermano, iba recogiendo sin parar de las estanterías cosas que me podían ser útiles al tiempo que observaba mi cara de satisfacción al descubrir algo interesante, que ella no dudaba en añadir a la lista de su compra.
Mientras seleccionaba algo de maquillaje ¡qué a mí me pareció demasiado caro y a ella demasiado poco para la niñita de sus ojos! La dependienta siempre dispuesta a ofrecer una sonrisa ficticia nos preguntó si queríamos algo.
Mi madre en seguida le señala el par de cosas que me harán parecer más guapa. La depend…

LA OREJA DE VAN GOGH

M:“Mumm...mira, un Dalí...Si pudieras escoger un cuadro con cual te quedarías?
A:“Con un Van Gogh, cualquier Van Gohg”
M:“Yo también. Siento una atracción misteriosa por la pintura de Van Gogh. ¿Por qué será?
A:“Lo único que puedo decirte es que era un gran pintor. Un magnífico pintor que se corto una oreja por la mujer que quería...”
M:“Eso es lo que deberías hacer tú para conquistar una mujer”
A:“Sí. Pero me tendría que gustar mucho.”
M:“ Me pregunto si Toni se cortaría una oreja por mí”
A:“Más vale que no se lo preguntes. Hace tiempo que esta ocupado con su trabajo”
M:“Debe ser maravillo que te amen hasta ese punto”


Los dos personajes dibujados por Woody Allen me hicieron recordar la idea del romanticismo, aunque en el fondo me pareció que algunas de las acciones eran bastante inútiles, y que no había nada de romántico en la actitud de Van Gogh, aunque la historia se había encargado de darle los toques adecuados para que un hecho cruel y aterrador se convirtiera en la recreación del románti…

CAMBIO DE AIRES

Aquí está mi recién estrenado 2009, aparentemente tampoco ha cambiado mucho la cosa. El año pasado me decidí por subir una montaña, pensando que así establecería un símil entre mi vida y el duro camino hasta la cima, para bajar rodando una vez superado el problema.
Esta vez he dejado que el aire glaciar de las tierras inglesas me convierta las mejillas en mármol cada vez que me adentraba por las empedradas calles de Oxford. Los paisajes preciosos, en mi vida había visto una combinación de marrones tan sublimes, si no fuera porqué el frío acaba por convertir el aliento en hielo y no te permite sacar las manos de los bolsillos no vaya a ser que por un casual los dedos acaben insensibles del todo y sin capacidad de recuperarse en un breve período de tiempo. No me extraña en absoluto que el deporte nacional sea pasarse horas y horas en un pub o que los centros comerciales estén atestados por masas de gentes que rebusca más que el consumir un poco de calor tan necesario cuando la temperatur…