Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2009

QUERIDO TIRITITERO

Creo que este va a ser mi último post del año. Tras poner en la balanza las cosas malas y las cosas buenas, no puedo quejarme del todo.
Más o menos he seguido montada en una montaña rusa respecto a mis emociones, pero aún así algunas cosas empiezan a colocarse poco a poco, de forma muy lenta, casi imperceptible.
Lo positivo: mi trabajo fijo después de esa dura oposición, mi cambio de casa manteniendo la independencia y ahorrando unos eurillos, haber hecho nuevas amigas que están llenando mi tiempo con muchísimo cariño y conocer a Toto que a pesar de todo me ha ayudado a olvidar un poquito el pasado y a volver a tener los pies sobre la tierra.
Lo negativo: la delicada salud de la familia, el seguir intentando averiguar donde está mi destino, que es lo que quiero y continuar sin quererme del todo a mí misma; mis penas económicas que en ocasiones me han llevado al desespero y otra vez, el mismo Toto que a veces me hace hundirme en la miseria al quererme tan poquito.
Nada fuera de lo habitual…

DESDE MIS CUERNOS DE RENO

He estado unas semanas eludiendo el tema, pero teniendo en cuenta la fecha en la que estamos creo que ya toca empezar a mencionar eso que se produce una vez al año y que para algunos resulta tan terrorífico: la Navidad.
23 de diciembre y por fin ha nacido en mí el espíritu navideño.
Toto cogió un avión hace unos días para reunirse con su familia en Nueva York, eso hace que cada vez que vea el anuncio del turrón del Almendro me ponga melancólica. Pero dejando de lado mi lado egoísta es comprensible que decida marcharse en estas fechas para estar con esa gente que lo quiere de forma incondicional y a la que no ve durante el resto del año. Durante los primeros días no dio señales de vida y casi me autoconvenzo de que Gotzilla había destruido una de las sedes del imperio, ya se sabe que a veces la tele elude ciertas noticias para no conmover al mundo mundial, y que mi débil estado de ánimo necesita vivir a base del autoengaño. Pero no, Toto esta vivito y coleando y yo estoy llena de: paz y…

EN MEMORIA DE DORIAN GRAY

Era tan bonito, tan ingenuo. Tenía unos ojos grandes, verdosos que se perdían en el infinito y que te perdían en el infinito. Los labios apretados, carnosos, rosados, que despertaban esas ganas locas de presionarlos con otros labios. El pelo lacio, brillante, suave, sedoso perfectamente peinado enmarcando una cara parecida a un ángel, tan masculino y tan femenino a la vez. Ni siquiera necesitaba hablar simplemente una mirada y ya todos caían rendidos a sus encantos. También a mí me enamoró al leer detenidamente su descripción, gozaba de la suerte de conquistar por su anatomía y eso le otorgaba ventajas sobre los demás, que concedemos rápidamente facilidades aquellos que sin ningún merito nos conmueven.
Sin embargo pronto descubrió el poder de su belleza y ella misma se encargó de que se perdiera. Se contempló en un espejo y pensó que jamás podría soportar renunciar al placer de mirarse una y otra vez, conservando esa tersa piel tan perfecta que le hacía pensar que igual de impoluta est…

¡ABAJO EL ROMÁNTICISMO!

Desde hace unos meses voy paseándome en una nube Kinto perfectamente tuneada y personalizada. Elevada por encima del suelo y volando en círculos y más círculos.
Aprovechando ese espíritu bondadoso que quiere transmitirme la Navidad, con sus luces parpadeantes, los villancicos chirriantes y ese mar de gente loca por comprar, empecé a pensar en la importancia de los detalles y en tener contentos a los que más quiero, y así iniciamos una pequeña cadena de favores.
Después de dar dos vueltas de llave a la cerradura, entré en mi casa y me dirigí al fondo del comedor. A pesar de no haber hecho absolutamente nada para adaptarme a la época del año en la que estamos, mi madre ya había dejado su huella, una enorme flor de pascua adornaba mi mesa baja y un ramillete de muerdago, a la espera de que me den muchos besos, ondeaba en uno de mis jarrones. Todo perfectamente combinado con mis rojas paredes.
Mi madre siempre me ha dicho que si quieres tener buena suerte la Ponsetia te la tienen que regalar…

SEXO

El hecho de que desnuda y abierta de piernas sea el post más leído de este blog ante la segura decepción de aquellos cibernautas ávidos de verme de esa guisa me ha dado que pensar. Por un lado me entra la risa al imaginarme la carita que algunos pondrán al ver que no es más que una referencia al teatro en la que ni por asomo me desnudo y sólo me abro de piernas para iniciar el espectáculo (sí todavía conservo algo de flexibilidad). Reconozco que la curiosa historia de las hermanas de la caridad tiene un poco más de morbo, y que responde más a aquellas leyendas urbanas que se cuentan por ahí, aunque Javier Cardenas en su programa matutino en cadenaDial juraba y rejuraba que esa orden tan curiosa y con una misión tan caritativa estaba más que documentada.
Esta obsesión de verme desnuda no sólo me afecta a mí, sólo hay que irse a uno de mis blogs favoritos para ver que Lila voyeur fue durante mucho tiempo uno de los posts más leídos de esta venezolana resabidilla y llena de ternura, aunqu…

LO QUE MÁS AMAN ALGUNOS HOMBRES

O EL PRINCIPIO DE ALGUNOS DIVORCIOS

Empiezo a estar celosa y sé que los celos no me llevan a ninguna parte, lo sé. Una mujer poseída por ese tipo de instinto puede hacer cosas fuera de lo normal si se deja llevar por la rabia irracional. Sé que esto me encasilla en el tipo de mujeres víscerales y altamente sentimentales capaces de empuñar un cuchillo y demostrar que sus sentimientos son de verdad.
De momento he retirado toda arma arrojadiza de mi alcance y voy fingiendo una sonrisilla acabada en una curvatura hacía abajo que demuestra que “aquí pasa algo” y en realidad no es tal la sonrisa.
Sin embargo, nunca podré luchar contra esas piernas musculosas y bien formadas que corren primero como una gacela y luego como un tigre; nada de lucha contra esos pechos que se quedan bien marcaditos en cuanto se arrapa la camiseta, ese culito prieto, esa forma de mirar siempre hacía delante. Mis alegrías no se comparan a sus alegrías.
Desde el primer momento se interpuso entre nosotros, en realidad ya…

ROMEO Y JULIETA

(O LOS RETORCEDORES DE RECUERDOS Y LA GOMA BORRALOTODO)
No lo había confesado, pero una de las cosas que me impulsaron a cambiar de trabajo fue mi propia historia personal, mis pecados me pesaban tanto que agachaba la cabeza y arrastraba los pies y cada vez que alguien me miraba, preguntaba, indagaba, yo caía rendida inundada por la pena, lastimándome contra el suelo y demandando algún inventor que tuviera el suficiente ingenio para crear una goma borralotodo que hiciera desaparecer ciertos actos y construyera historias nuevas.
Lo que uno no tiene muchas veces en cuenta es que los malos actos son necesarios, que sin pecado, pecadito, pecaditillo, pecaditillisimo uno no puede ser lo que es, como una buena receta, necesitas condimento para el corazón, la mente y si me lo pides hasta para el alma. Y por supuesto, es fundamental, ¡Un buen ingrediente secreto!: chile picantón para hacer cosas explosivas, volverte la lengua afilada por inflada y urdirte los remordimientos y volver un poco ins…

LA PAZ QUE LE DISTE A MIS OJOS

Hypatia ignora el gesto de dolor de Davo, ignora sus sentimientos, su cuerpo, su vida, su persona. Hypatia habla de la paz, de evitar la guerra causada por la religión y estira su mano para tender la filosofía a sus alumnos especificando las razones que deben hacer que sigamos tratándonos como hermanos. Pero esa filosofía no incluye a los esclavos, estos no han alcanzado el rango de ciudadanos y en algún punto eso hace que el argumento flaquee.
Espartaco no teme a la muerte, cuando uno es esclavo la vida carece de sentido por un solo motivo: no tiene la libertad de decidir, todo está hecho y todo esta dado. El que teme el momento del fin es porqué se encargó de disfrutar bajo el peso de la libertad.
La libertad implica responsabilidad. La libertad implica ser fuerte, consecuente con tus actos. La libertad implica decisión, madurez, solidaridad. Soy libre y aún así a veces tengo miedo, pero me alegro de temblar al oír su nombre.
Hace mucho tiempo hubo una guerra civil. España se sumió en …

LA MUJER FRÍVOLA

Se acaba el año ¡oh, yeah! Y creo que he empezado a dejar el patetismo al lado. Me estoy convirtiendo en esa mujer que yo quería: frívola, despreocupada, segura de sí misma, perfecta en sus manías y disfrutando del buen sexo y del buen vino ¿qué más se puede pedir? Atrás quedaron aquellas bragas con agujeros de cuando conocí a Toto (la suerte de la sorpresa ¡siempre, siempre te pilla desprevenida!).
Quizás me he vuelto hasta un poco simpática y más atrevida, dejando atrás mi cara de “mal olor” que consiste en bajar las cejas, arrugar la nariz y torcer la boca hacía la derecha, señal inequívoca de mi desprecio hacía todo lo superfluo (¡qué bruja me siento!).
Una semana de vacaciones esta sirviendo para poner a punto todas mis endorfinas, las muy vagas por fin se han manifestado y se ha puesto todas a chillar como locas (una verdadera revolución hormonal): “¡por qué sí! ¡por qué tú lo vales! ¡nena, te queremos!” y yo me descorcho el vino blanco que tengo guardado en la nevera y dejo que m…

AMAPOLAS

Estaba observando las paredes de color bombón, un bombón tan bonito que me dan ganas de pasar la lengua e intoxicarme con la pintura. Subida en una escalera con la peor y más cómoda de mis ropas. La música sonaba a todo volumen desde mi portátil y yo cantaba y cantaba, al tiempo que introducía un fino pincel en un bote de pintura roja. Lentamente fui dibujando unos tallos altos que se inclinaban hacía los lados para estallar en una flor de pétalos inmensos cubiertos de finos granos de polen a los que trataba de atacar un jilguero con sus alas bien abiertas. Me sentí un poco troglodita, aunque evidentemente esto no eran motivos de caza, estaba en mi cueva (mi habitación) decorando una pared con lo que a mí me importaba: la belleza de la naturaleza, la quietud de una flor, la caricia del canto de un pájaro.
Pensé en el arte, en eso que nos nace desde dentro y que nunca se ha podido explicar con palabras. Algo simple hecho con mis manos torpes es capaz de emocionarme, algo simple hecho co…

365 DÍAS JUNTOS

Repetir errores no esta mal si con ello consigues un poco de felicidad, aunque tantas veces haya sentido el impulso de no querer sentir, de tacharlo, de olvidarlo todo, pero yo soy así, incorregible y dotada de un gran sentido práctico y de muy poca utilidad.
A pesar de haber avanzado mucho en cuatro años, todavía siento el impulso de lanzarme por un precipicio, chocarme con todos los salientes, arañarme con las afiladas rocas y caer contra un suelo duro y cruel que me haga crujir los huesos.
Esas son las cosas que no entiendo de mí misma, pero bueno ¿quién se entiende 100% a sí mismo?
Así que viendo el vacío que otra vez tenía instalado en el pecho y aún sabiendo que se trataba de un acto de cobardía, volví con Toto, para conformarme con sus pedacitos, eso sí, unos pedacitos que me hacen tan feliz, que me llevó a pensar en lo acostumbrada que estoy a desperdiciar mi vida en expectativas y lo segura que me siento de estar viviendo eso tan tímido y escurridizo que llaman felicidad en los …

DESEOS DE COSAS IMPOSIBLES Y POSIBLES

Las hileras de árboles quedaban poco a poco en el camino mientras subíamos la montaña a una hora temprana que ya se había dejado invadir por la oscuridad que traería las estrellas y la luna y un pequeño momento de borrachera y de pesadez mental que hace pensar en que el día ya se ha extinguido.
Un jabalí saltó desde un monticulo de piedras haciéndome presionar el freno con fuerza, el animalito había salido huyendo aunque su osadía me había hecho pensar en que hasta los animales poseen el talento de la valentía. T. Suspiró aliviada en el asiento del copiloto, últimamente me acompañaba a todas partes y yo agradecía tener una nueva amiga, tener nuevas cosas que contar y que vivir.
En el fondo sentía cierta tristeza por ella, como los demás, como yo, se había dejado invadir por el mal de la nueva sociedad, ese que hace que a pesar de que lo tengas todo en tu vida sigas estando insatisfecha y mientras yo me encargaba de mandarle consejos que ni yo me creía, ella trataba de hacer cientos de c…

BIENVENIDOS A LA REPÚBLICA INDEPENDIENTE DE MI VIDA

(Explicación de ME QUIERO, TE QUIERO)
No he mentido ni un poquito al decir que andaba ajustando piezas: ajustando piezas con Toto, ajustando piezas con mi padre, ajustando piezas con Tico, ajustando piezas en mi nuevo trabajo y ajustando piezas en mi vida en general.
Hace dos años huí de casa con la intención de reencontrarme a mí misma y de recuperar ese pedacito que se había perdido en el camino y que hacía que tantas veces me sintiera triste, que mirara el futuro y sólo viera una interrogante enorme y una señal de stop perpetua. Sin quererlo me encontré en un lugar, más sola que al principio y sin sentirme a gusto. Rebusqué en mi interior y me dije que merecía un esfuerzo de mi parte volver a encontrar lo que yo había sido y dejar mi disfraz de sombra guardado en el armario.
Decidí dar un paso atrás, ya que dos años había sido un tiempo prudente para tratar de cumplir un objetivo incumplido y anuncié que volvería a casa, que me dejaría abrazar otra vez por los míos, dejarme mantenerme…

COMPARTIENDO SOLIDARIDAD

El CAPITÁN CLOSTRIDIUM me ha pedido ayuda, a él jamás se la podría negar, ese viejo marinero siempre está para las buenas y para las malas. ¡Cómo le voy a negar su entrada en mi casa! Así que os dejo su articulo, en apoyo a sus amigos, sobre como están las cosas, sobre como son las realidades a veces de las políticas en nuestro país, sobre que tal vez un granito no hace nada pero que tal vez uno a uno formen una montaña. Centros TIC (TAC,TIC, TAC) de la Ceja

ALGUNOS HOMBRES INÚTILES

Esto no es un ataque personal contra los hombres ¡para nada! ¡disfruto, me encantan, me enamoran y me derrumban los individuos del sexo contrario! Este es sólo un ataque personal contra algunos hombres inútiles. Un hombre inútil es aquel que en lugar de crecerse contra la adversidad, gimotea y se derrumba, se queda esperando que su maravillosa esposa le solucione la vida hasta en las decisiones más simples y olvida a menudo que tiene dos manos, dos piernas y un gran cerebro para hacer esas cosillas.
Mi padre es de esos inútiles (y que conste que lo digo con todo el cariño del mundo), pero nunca ha tenido que hacer ningún esfuerzo más allá de su trabajo gracias a la devoción incansable de mi madre. Ahora que tiene pintada una “ele” enorme en la barriga desde que la semana pasada su cirujano, aficionado al punto de cruz, se decidiera a abrirlo en canal y revolverle un poco las vísceras, su punto de inutilidad ha llegado a los extremos.
“tu madre trabaja mañana ¡alguien me va a tener que c…

LA DUCHA COMUNISTA

A pesar de la sonrisa que se me ha pintado en los labios al ver al presidente de una nación hablando de esa manera, en el fondo, sé que tiene algo de razón. Mi lado derrochador me llena de pereza cada vez que tengo que pensar en la ecología. Los problemas del mundo siempre nos parecen lejanos, como meras ideas que le dan, a los que gobiernan de que hablar, aunque las campañas basadas en el poder de los pequeños gestos están cargadas de razón.
En estos días en que mi estado de nervios ha pasado a ser un continuo revoltijo en mi estomago, he puesto el tapón en la bañera y la he cargado con tantos litros de agua como cabían, he regulado la temperatura para que esté bien templadita y he echado chorros y chorros de un jabón con aroma a lavanda, espliego y romero. Sumerjo mi cuerpo y dejo de respirar bajo el agua una y otra vez, disfruto con la espuma, y en cuanto noto que el agua se enfría vuelvo a abrir el grifo para devolverle esa temperatura cálida. Creo que he pasado más de una hora ahí…

TRECE HORAS DE ESPERA

Las esperas en los hospitales se hacen eternas. Ayer me pase 13 horas sentada en una salita junto a mi madre, y dos de mis tías, hermana de mi madre y hermana de mi padre, y de rebote con mi hermano, que afilaba su ironía para ir haciendo chistes médicos que pondrían de un humor terrible a cualquiera.
El cielo empezó a llorar y yo creo que lo hizo por mí, por esas lagrimas que no me salen después de tantos días de ansiedad, y también porqué todo esto necesita una limpieza.
Descubrí que las esperas no siempre son inútiles, charla tras charla con aquellos pedacitos de mi familia recuperé parte del pasado, me acerqué un poquito más a su forma de entender su vida, ellas no entienden: la soledad, el egoísmo, el ir y venir sin rumbo de las personas de hoy en día, ellas sólo hablan de su lotería personal, de haber encontrado aquello que buscaban, aunque desde fuera parezca simple. Recordé las palabras de mi tío (marido de mi tía P), el domingo por la tarde cuando comíamos todos juntos: “si me …

AJUSTANDO PIEZAS

He estado una semana totalmente desaparecida. La vida real tiene más exigencias a veces de las que una puede afrontar, pero bueno, poquito a poco y con calma se acelera un poco el motor y se vuelve a recuperar un ritmo correcto para ir asumiéndolo todo.
En realidad he estado ajustando piezas, caminando hacía lo predecible, confirmando mis sospechas y volviendo a convertirme por siempre y para siempre en Bridget Jones.
Rescaté la sabiduría de quererse uno mismo, y la costumbre de poner en la balanza lo bueno y lo malo, sumé momentos de felicidad con momentos de infelicidad, y sorprendentemente ganaron los segundos, así que fruncí el ceño y esta vez fue la razón la que se puso dura, no dejo emitir ni un solo latido a mi corazón y así llevó a cabo la acción tantas veces meditada.
Un año me ha servido para confirmar que Toto sí era Tonto, que huía del compromiso y que era conciente de hacerlo, que me quería pero no lo suficiente para darme aquello que yo pedía, y entre disgusto y disgusto, l…

CORAZONADAS

Ya no me fío más de mis corazonadas ¡nunca aciertan! Siempre pensando en la visualización y todas esas cosas y al final a saber por qué acabo desviada a la izquierda en lugar de la derecha.
Estuve dando largos paseos por las playas de Sitges haciendo tiempo para que empezara la película del festival.
Es extraño, pero siempre que regresas a un sitio parece que vuelves a descubrirlo, o al menos en mi caso la lluvia de recuerdos me dejo satisfecha y encima creé, por mi propia iniciativa, uno nuevo al lado de cada esquina que recorría. Ahora pensaba en mí escalando entre las rocas con unos zapatos de tacón y unos tejanos ceñidos que me hacían aguantar la respiración, tratando de cazar un cangrejo aún a riesgo de caerme y golpearme en la cabeza, mientras la iglesia que siempre saluda al mar se mantenía erguida y distante soportando el espectáculo.
La gente pasaba entretenida con lo suyo: motos acuáticas dejando estelas, yates de lujo, casitas adosadas rodeadas de maleza, caras rellenas y sati…

VIVIR INCOMPLETO

Ya he conocido unas cuantas personas maravillosas, no personalmente, pero si de oídas y me quedo con lo que han dicho porqué han conseguido revolverme algo dentro, algo que a veces se me olvida que existe, y ahora me siento culpable, culpable de tener esa misma opción que ellos tienen y aún así no ser tan maravillosa.
No siempre podemos elegir, a veces, hay cosas que nos vienen dadas que debemos aceptar aunque impliquen una lacra para toda la vida.
Había una chica una vez con un tumor en la cara, un tumor que con el paso de los años fue creciendo y creciendo, invadió su nariz, su cara y su rostro quedó tan difuminado y deformado que los otros niños del colegio, impulsados por esa crueldad sin limites que a ciertas edades nos hace incapaces de ponernos en el lugar del otro, no paraban de reírse de ella. Sin embargo, ella no se rindió, una exéresis la dejo sin boca, sin nariz y empezó a usar una máscara como el fantasma de la opera, luego vinieron las 40 operaciones que reconstruirían su …

ESENCIAS

Toto observaba a las mujeres de 50 con un físico espectacular mientras yo me afanaba en meter barriga y procurar que mi bañador negro me convirtiera por arte de magia en delgada.
La penumbra que reinaba en aquel sitio hizo que a penas le vislumbrara mientras sostenía una taza de té que acababa de servirse de una tetera de cobre. Después de todo este tiempo todavía no había captado su esencia, y me parecía extraño, porqué sé bien que la costumbre provoca que no sean necesarios los rostros sino que los movimientos y sonidos identifican a las personas. El ejemplo lo tenía las veces que visitaba a mis padres, el simple repiqueteo de las llaves en la cerradura era suficiente para saber que inquilino entraba en casa.
Al notar el peso de mi mirada volvió la cara, los dos nos quedamos observando tratando de echar a un lado la oscuridad. Y fue él el que se levantó, y pensé que mi esencia debía ser mucho más clara y mucho más nítida.
Ese día se trataba de olvidar el mundo sumergidos en aguas medic…

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

MI FIESTA DE LOS QUINCE

Estoy comiendo enchiladas y guacamole y haciéndole bromas a Toto diciéndole que debería ser mejicano y no colombiano, que debería contratar una serenata en toda regla con unos mariachis borrachos al pie de mi ventana. Los años de la tuna pasaron tan de largo como los años de los bailes de fin de curso y sin embargo, yo nunca lo he vivido.
Si yo hubiera tenido una fiesta de los quince años para nada hubiera aspirado a tener mi día de gloria disfrazada de princesa mediante una ceremonia que pretendiera entregarme a un hombre por el resto de mi vida.
¡Envidio a Sudamérica! ¡la envidio! No me puedo ni imaginar a 8 caballeretes de mi época de estudiante disfrazados con smoking y dispuesto a bailar el vals conmigo, lo que yo recuerdo es a un niño plagado de granos gritándome: “¡Eh antitanque, mueve tu culo que ocupas demasiado espacio!”, eso sí es crueldad.
Toto dice que hubo un tiempo en que fue experto de la fiesta de los quince años, una por semana más las extras por acompañar a su primo y …

BARRERAS

Imagínate que toda tu vida hubieras estado enferma, desde pequeña, cada día, cada minuto y cada segundo de tu vida. Imagínate que siempre hubieras tenido alguien a tu lado sano con quien compararte. Imagínate que las veces que tu vida ha arrancado ha acabado por naufragar porqué todos se han cansado de verte enferma: te abandonan los amigos, te abandona el amor, y a tu lado sólo quedan los que están unido desde el primer día por los lazos sanguíneos. Imagínate sentir esa soledad y sumarle encontrarte mal. Imagínate mirando con ojos de admiración a los que te cuidan, envidiando sus vidas, queriéndote acercar más que un poquito.
Y ahora sal fuera y ponte en el otro lado. Imagínate tu vida perfecta rodeada de vidas imperfectas. Imagínate cada día viendo el dolor, el sufrimiento, la desesperación. Imagínate luchando contra molinos que cada vez aparecen más fuertes y altos. Imagínate recordando que hay que tratar de aliviar al que no puede encontrar ningún consuelo. Imagínate queriendo olvi…

EL GANSO Y EL CISNE

Como en el cuento del patito feo de él no se esperaba nada. ¡Demasiado feo! ¡demasiado tonto! ¡demasiado torpe!... Y así poquito a poco, había ido despareciendo, se había quedado en su rinconcito y acurrucado, como nadie esperaba nada de él, él tampoco se dedico a esperar.
En cambio del otro se esperaba todo ¡demasiado guapo! ¡demasiado listo! ¡demasiado hábil! El otro se pavoneaba risueño exhibiendo una sonrisa aunque en el fondo no andaba tan seguro de ese demasiado que le habían atribuido, y no guiado por sus deseos sino por las expectativas que habían depositado sobre sus espaldas los demás, se había ido marcando objetivos cada vez más altos.
Pero él, sin presiones, un día se vio sorprendido por un rayito de sol que trataba de entrar en las sombras de su rincón. Como el ganso de un viejo cuento chino, estiró y estiró el cuello para estar más cerquita de aquel calor y de tanto que su cuello se alargó el feo ganso se convirtió en cisne y todos se quedaron sorprendidos.
El otro que seg…

IWO JIMA

Una foto, una sola foto y cambió un mundo. No es la primera vez, ha habido muchas otras veces en que un símbolo ha ayudado a vencer la decepción y ha ofrecido otra versión, una mejor, una que nos convence de algo que parecía perdido.
Washington, eran las once de la mañana y habíamos atravesado el cementerio de Arlington mientras en nuestra retina se repetían las mismas lápidas blancas que seguían filas infinitas y que recordaban la cantidad de vidas que se habían perdido de forma inútil en tantas guerras. El sol empezaba a quemar y notaba la garganta seca, aún así quería seguir hasta el monumento, Tico me seguía enfadado, pero yo había destacado en un circulo rojo la foto de la guía y necesitaba que mis ojos lo vieran como algo real.
¡Iwo Jima! me gustaba como sonaba, aunque no el significado relacionado con la composición de azufre de la isla. Me parecía que tenía que ser un lugar precioso, agua azul y montañas barnizadas de verde, mariposas revoloteando y algunas cayendo por el peso d…

GATA VIEJA

Hoy, si me lo permitís, voy a hablar de Fito y esa forma tan particular de no decidirse a contarhasta diez (lo sé Yandros, tú fuiste el primero).
El caso es que mientras conducía y aguzaba bien el oído perdiéndome en las letras, llegué a esa conclusión que a ciertas alturas a uno le acaba dando todo un poco igual.
La ventaja de cumplir años es que uno aprende a quitarle importancia a ciertas cosas y a centrarse en lo relevante. Se adquiere esa mirada condescendiente de al que le cuenta los errores y responde con esa frase de: “¡qué me vas a contar que yo no sepa! ¡si yo ya soy gato viejo en esas cosas!”.
Así que me he convertido yo en esa gata vieja que se va lamiendo las patitas porqué tengo una nueva amiga, bueno yo la llamaría conocida, pero la gente inundada por la ilusión de la juventud pronto hace amigos a los que le son desconocidos. Y en una semana me he visto sorprendida por sus llamadas de preocupación y sus secretos inconfesables.
Como gata vieja la escucho con paciencia, sé qu…

EL PODER DE LAS COSAS INSIGNIFICANTES

Las lagrimas de mi amiga me hicieron recordar lo importante. Las cosas que podían estremecerme y emocionarme, y las cosas, a las que yo les había quitado significado y que conmovían a los demás.
Entendí que esto iba más allá de una diversión. Para ella era algo más, el orgullo de su trabajo, de demostrar que sus ideas valían la pena, la recompensa de los aplausos tras el esfuerzo, la vorágine de pensamientos entre ella y él que habían dado forma a algo, algo que entretenía y que gustaba, y de lo que lamentablemente ella no había podido saborear el éxito, o más bien, la incertidumbre de saber dónde acabaremos después de que la actriz principal pronuncie la primera frase.
Pensé en todo lo que nos importa y lo que no saben los demás. Jamás hubiera sospechado que mientras yo me lo pasaba genial sobre el escenario ella se hubiera quedado conteniendo la tristeza tras la puerta sin poder ver el espectáculo.
Recuerdo las cosas estúpidas (a los ojos de los demás) que me hacen llorar y a mi mente …

DESNUDA Y ABIERTA DE PIERNAS

Mañana estaré en un estado que sucede pocas veces en la vida, ese en el que te desprendes de todas las capas que te cubren, te miras al espejo y dices: “soy yo, me reconozco, hoy sí me reconozco”.
Mañana, dicho de una manera vulgar, estaré: Desnuda... y abierta de piernas.
Cada año, en este mismo mes que acaba de arrancar, me subo a un escenario, uno que ya después de tantos años empieza a estar destartalado y aunque podría formar parte de un teatro abandonado, nadie lo abandona, ensayo tras ensayo el mismo olor a humedad, las mismas luces parpadeantes, el mismo color verde de las butacas pasadas de moda, los mismos chisporroteos de la corriente, noche tras noche, escena tras escena, dando lugar a una magia que sólo puede experimentar el que se enfrenta al publico.
Este años es diferente, nadie habla de esa obra que ya vio en una ocasión anterior en algún teatro del Paralelo, no, este año el esfuerzo ha sido mucho mayor. Joan perfiló una idea, una idea inspirada en muchas ideas pero que …

AMOR NO EXTENSIBLE

Pepo, Pepo, Pepo...¿os he dicho ya que adoro a mi hermano? ¡lo adoro! Aunque para convivir con él hay que tener unas cuantas dosis de buen humor, paciencia e inteligencia para captar la ironía que siempre lleva bien cogidita de la mano.
La última encuesta demostró que en 8 de cada 10 ocasiones suele caer pésimamente a la gente. Hasta el cuarto encuentro uno no empieza a vislumbrar por donde van los tiros y es entonces cuando le coge simpatía al adolescente gordote y replicador que se parece un poco a ManolitoGafotas (por favor ni una palabra de esto, heriría profundamente su autoestima), vale, me he pasado, mi hermano es mucho más guapo que Manolito Gafotas, pero cuando era pequeñito no podía evitar pensar en él como el típico niño repelentillo que me daba un poco de repelús, y eso que la culpa era mía, que me encantaba ponerle mis vestidos y pintarle unos labios rojos, carnosos y brillantes ¡ventajas de sacarle ocho años y ser una mujer manipuladora que siempre se sale con la suya!
El …