Ir al contenido principal

LOST IN TRANSLATION

Lost in translation, así estoy yo. Sin haberme ido a Tokio y sin que la ciudad me engulla poco a poco y el choque cultural sea demasiado insoportable. A veces me siento perdida.
Nadie se libra de ese sentimiento, un día te plantas y dices ¿qué hago aquí? Y miras alrededor y el mundo se sigue moviendo, pero nada te asegura que la forma que tienen los demás de invertir su vida sea mejor que la tuya.
Un hombre solitario, vestido con un smoking saborea lentamente un whisky mientras sostiene en su otra mano un puro de aroma intenso y de humo penetrante que me hace sentirme mareada. Me siento a su lado y espero que empiece a hablar, pero no lo hace y de esa manera se esfuma la posibilidad de encontrar a mi alma gemela.
Al otro lado, el chico simpático me manda sonrisas hasta que reúne la valentía para venir hasta mí: “hola ¿qué tal? ¿puedo preguntar como te llamas?” “lo siento, ahora mismo estoy perdida” y salgo corriendo.
Encerrada en el ascensor me pregunto a mí misma ¿por qué estoy perdida? Y ya ni los pequeños detalles ni tener una buena vida me dan la respuesta que quería.
Es algo momentáneo, por suerte, el interruptor se vuelve a encender y otra vez aparece bien marcado el trayecto, se trata sólo de una parada a medio camino hasta que consigues enlazar con el siguiente vuelo.

¿Y el destino? Bueno eso Dios dirá...

Comentarios

  1. De vez en cuando el perderse viene bien. Ya encontrarás el camino, a cualquier destino, lo importante es navegar.

    ResponderEliminar
  2. e ao melhor por onde te perdes está escondido o caminho...
    beijos

    ResponderEliminar
  3. CHIQUILLA! parece que hayamos nacido en el mismo lugar, a la misma hora o algo similar. Al menos los planetas estaban alineados hacia nosotras, porque te entiendo perfectamente y en estos últimos días así es como me he sentido yo, perdida.

    Supongo que la soledad colabora mucho a esta sensación. Una amiga me preguntó el otro día: ¿por qué siempre nos estamos fijando sólo en lo que NO tenemos?, sigo preguntándomelo, porque como tú dices, nisiquiera el ver todo lo que tengo me sacia.

    Son temporadas y el invierno colabora mucho.

    Ánimo, aquí tienes una compañera.

    ResponderEliminar
  4. La verdad chicas es que necesitaba hacer esta parada momentánea en el camino!!!

    ResponderEliminar
  5. A mí me pasa también, algunas veces estoy bastante perdido, pero necesito perderme para luego encontrarme a mí mismo.
    Un beso y feliz día
    RAMPI

    ResponderEliminar
  6. Pues eso RAMPY, perdida pero con la intención de reencontrarme y no quedarme lost in translation para el resto de mi vida.

    ResponderEliminar
  7. Yo a veces tengo la sensación de que no "encajo" en muchos aspectos de la vida que me rodea, principalmente en mi familia. No sé, tb es momentáneo, pero me da muchas veces que pensar.

    ResponderEliminar
  8. Creo que es el estado de bienestar en que vivimos, al final, por culpa de tener tan poco por lo que preocuparnos, no sabemos lo que nos hace felices.

    ResponderEliminar
  9. Creo que todos lo necesitamos... Dímelo a mi.
    Sigue adelante, navega, vuela... Vive tu vida.
    Cuídate muchísimo nena.
    Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
  10. Vivimos en un mundo que todo se relativiza, ves un accidente, una catástrofe y la sientes lejana, distante, sólo despertamos cuando nos llega muy cerca.

    ResponderEliminar
  11. Muy chulo el post!!

    Y creo que entiendo perfectamente esa sensacion, porque muchas veces me he sentido así. Como bien dices, no hace falta estar en Tokyo rodeado de luces de neon, silabarios raros o Kanjis de turno para estar completamente "lost in translation". En cualquier cena de empresa, fiesta de gente conocida o en la misma calle de tu misma ciudad te puede pasar.

    Espero que ya estes mejor para el siguiente vuelo.

    Un abrazote!

    ResponderEliminar
  12. No seras la chica del tren ? T busco pero ahun n te he encontrado...

    ResponderEliminar
  13. estamos todos bien e???

    Yo tengo la misma sensacion, de que el mundo sigue girando, y que yo sigo quieta, y que no me voy a mover...

    Supongo que son epocas, y que la melancolia no ayuda.

    un beso guapiiiiiiisimaaaa

    a vecse es bueno un alto en el camino, para intnetar encauzar y asimilar experiencias

    ResponderEliminar
  14. Vaya parece que estemos todos en la salita de espera, ja, ja, ja!!! será que el vuelo se retrasa, pero bueno las compañías siempre te ofrecen una solución una vez has pagado.

    MARC, lo siento, no, no soy tu chica del tren!

    ResponderEliminar
  15. Uff esa sensación no me gusta nada. Eso de no saber hacia dónde voy me pone nerviosa. ¿Por qué necesitaremos algún punto al que dirigirnos?
    En fin, que te entiendo. Y también recuerdo la sensación de alivio al volver a caminar por el camino.
    Besitos!

    ResponderEliminar
  16. Ay como te entiendo Rebeca¡¡¡
    Hay veces que no consigo encontrarme ni con el GPS

    Besitos
    N.

    ResponderEliminar
  17. Suerte que son sensaciones momentáneas! estar perdida eternamente seria un verdadero sin vivir!!!

    Nuria yo he llegado a la conclusión, que el GPS siempre te lleva por el camino más difícil y es mejor dejarse llevar por la intuición ¡igualito qu en la vida!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

EL CANTO DE LAS SALAMANDRAS

He descubierto que las salamandras cantan,  en realidad lanzan besos, emiten un sonido gutural que te estremece al pensar que algo tan anfibio pueda emitir un sonido tan humano, pero es así, las llaman salamandras besuconas.
Fue hace unas semanas, cuando intentando dormir bajo una mosquitera el calor se hacía más insoportable,  cada beso ronco me sobresaltaba y Mito no podía entender mi temor,  yo me acurrucaba en una esquina, intentando alejarme del techo y él me daba la espalda intentando conciliar el sueño. Entonces me sentía sola y tenía ganas de gritar, de decirle que necesitaba que me diera un abrazo y me dijera que todo estaba bien, que mi miedo era irracional, que él siempre me protegería. 
Me pasé la noche con la luz encendida como si ese pequeño animalito hubiera podido lastimarme, con el oído atento y la vista resiguiendo cada una de las vigas.

Creo que fue entonces cuando empecé a asustarme por todo, se crearon miedos infundados que hacen que últimamente no vea blancos, poco…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…