Ir al contenido principal

PORNOGRAFÍA INFANTIL


Hoy es el día y gracias a Veca lo he tenido presente, aunque su blog haya decidido desaparecer del mundo de la red. El caso es que vale la pena concienciarse sobre ciertas cosas y luchar por muchas otras, en este caso por proteger a los más débiles.
Supongo que cuando miramos atrás si tuviéramos que quedarnos con una parte de nuestra vida muchos elegiríamos aquella época en la que no existían las preocupaciones y todo estaba permitido, porqué a base de tropiezos y experimentos íbamos aprendiendo lo que nos iba a ser útil cuando fuéramos adultos.
Cuando éramos niños podíamos jugar a lo que fuera, pelearnos con quién fuera y a los dos días volver a ser amigos. Si mama te curaba las heridas te sentías orgulloso y no te daba esa vergüenza que se genera cuando tu madre te da un enorme abrazo en medio de un montón de gente y piensas: “por favor mama, ¡qué ya soy una mujer hecha y derecha!”
Durante la infancia estaba permitido tener toda clase de sueños y deseos porqué entonces no existían imposibles. Luego el mundo ya se encarga de demostrarte que no todo se puede conseguir, pero mientras tanto éramos muy felices.
Por eso el tema de la pornografía infantil, del acoso sexual, de las violaciones a menores nos tocan muy de cerca, por un lado todos hemos sido niños y por otro todos podríamos tener hijos.
Es fácil aprovecharse de un ser vulnerable y el pedófilo de turno dirá que es algo inevitable, que no puede ignorar a sus instintos ¡Ser egoísta y despreciable! Capaz de quitarle a alguien, a una vida humana, el tesoro más grande que se nos concede: el de la inocencia.
Durante mucho tiempo se ha protegido al malvado: “que nadie sepa quién es” “ qué no se reconozca” y en cambio el indefenso, ahora tarado por haber sido convertido en un objeto de deseo, se encuentra desamparado, con una vida marcada y una sensación de culpa que no es justa: “quizás yo hice algo mal, quizás me lo merecía”.
Y luego lo de la reducción de condenas, cuando esta más que demostrado que el que desea a los niños volverá a actuar contra ellos, volverá a buscar el placer en un ser inacabado que todavía debe decidir que quiere ser en este mundo, y que gracias al pederastra que se sirve de buenas palabras, de la manipulación y de sus modales exquisitos dejará de saber como podría haber sido si el acto no hubiera pasado.
No pasa nada, tú tranquilo, si lo haces te daré una piruleta...” ¡me repugna! El adulto es consciente, el niño sólo a medias y por tanto es deber del primero y obligación, hacer que la infancia sea la infancia, trasmitirle los valores, demostrarle el significado del bien y del mal, y por tanto será también tarea del adulto, el luchar contra el descarriado que no asume su deber.
La lucha contra la pornografía infantil es un problema de todos. Denunciar y actuar contra los pedófilos una obligación.

Comentarios

  1. Además en esta sociedad cada día más enferma, los padres deben ser menos egoístas y dejar de inventarse tantos problemas existenciales para asumir una responsabilidad que nadie les obligó a adquirir.

    Hay mucho cómodo dejando el niño en manos de las consolas, la televisión y el internet. A eso hay que ponerle atención, muchos esperan que en la escuela se hagan cargo de todo y desesperan en vacaciones porque tienen que encargarse.

    Muy aparte de la labor que deben cumplir las autoridades, está nuestra responsabilidad individual que cada día es más egoísta.

    Besos...

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que el problema también parte de nosotros, pero en este caso que dices tú, yo lo enfocaría más hacía el crecimiento de la violencia infantil.

    Es muy triste que estemos perdiendo los mejores años de nuestra vida!

    ResponderEliminar
  3. Buff ese es un tema por desgracia muy al dia en nuestra sociedad.
    Yo no pued comprender la gente que ve la infancia como algo erotico y no como algo inocente.
    Y creo que todos deberiamos de ser mas responsables con lo que vemos en television, con sus programas, con lo que estamos enseñando a nuestros niños y con lo que serán de mayores con lo que hoy les estamos dando.

    Muy buenas tus palabras...

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo Rebeca.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  5. Tienes razón lo más valioso es la inocencia. Tenemos un grave problema con los pedófilos porque está claro que no se reinsertan y si salen a la calle es para cometer más fechorías, a ver qué se hace con ellos. Hace unos meses ví al abuelo de Mariluz pidiendo firmas en la plaza mayor de aquí y se me cayó el mundo encima, qué pena, y hoy mismo en el telediario ha salido Del Valle y se ha visto como lo han querido linchar, seguro que si le dejaran la puerta abierta de la cárcel ese no salía porque lo mataban. Saludos!

    ResponderEliminar
  6. ¡PUES SI! tienes razón, porque atentar contra la infancia es atentar contra el futuro.

    ResponderEliminar
  7. acho que o problema sempre tem estado aí. só que agora temos mais canles para evita-lo, preveni-lo e, sobre todo, nom converte-lo num estigma social no que o neno se sentia culpável.
    beijos

    ResponderEliminar
  8. Un tema desagradable pero por desgracia habitual.

    Hay casos en los que cadena perpetua y pena capital dejan de sonarme mal. Otra solución no se me ocurre viendo las reincidencias.
    Un saludo,

    Xavier

    ResponderEliminar
  9. La evolución de las sociedades tiene que servir para algo digo yo y debemos encontrar soluciones para problemas, que aunque no son nuevos demandan una solución.

    Como a Xavi, yo tal vez no hablaría de pena de muerte, pero en estos casos no puedo evitar pensar en la cadena perpetua no suena nada mal.

    ResponderEliminar
  10. Hay que ser muy cerdo y tener muy mala sangre para hacerle esas cosas a una criaturita inocente. Me dan asco...

    ResponderEliminar
  11. ¡hay le has dado SEÑOR OSCURO! ¡cerdos y asco!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

EL CANTO DE LAS SALAMANDRAS

He descubierto que las salamandras cantan,  en realidad lanzan besos, emiten un sonido gutural que te estremece al pensar que algo tan anfibio pueda emitir un sonido tan humano, pero es así, las llaman salamandras besuconas.
Fue hace unas semanas, cuando intentando dormir bajo una mosquitera el calor se hacía más insoportable,  cada beso ronco me sobresaltaba y Mito no podía entender mi temor,  yo me acurrucaba en una esquina, intentando alejarme del techo y él me daba la espalda intentando conciliar el sueño. Entonces me sentía sola y tenía ganas de gritar, de decirle que necesitaba que me diera un abrazo y me dijera que todo estaba bien, que mi miedo era irracional, que él siempre me protegería. 
Me pasé la noche con la luz encendida como si ese pequeño animalito hubiera podido lastimarme, con el oído atento y la vista resiguiendo cada una de las vigas.

Creo que fue entonces cuando empecé a asustarme por todo, se crearon miedos infundados que hacen que últimamente no vea blancos, poco…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…