Ir al contenido principal

MIL MUJERES IDEALES

Cada una tiene su heroína particular, la mía ya sabéis quien es, supongo que es la que me parece más real, y la que se sigue enfrentando a los problemas con humor a pesar de que la vida se retuerza.
Sin embargo, las ofertas sobre como debe ser y que debe hacer una mujer cada vez son más frecuentes. Las mujeres somos protagonistas de la pantalla, aunque no sé si de la manera que realmente nosotras quisiéramos.
Repasando un articulo he descubierto diversos de estos retratos: según la serie Sin tetas no hay paraíso, hay que seguir creyendo en las historias de príncipes y cenicientas, y por supuesto la inteligencia no es necesaria siempre que cuentes con una exuberante belleza y con la capacidad de convertirte en un objeto decorativo y sexual; Si eres una mujer desesperada habrá un lema presente en tu vida: ¡siempre estarás insatisfecha! ¿Por qué tendrá que quedar tan lejos la felicidad?; En cambio, si has entregado tu vida a la medicina, piensa que a lo largo de tu trabajo eso sólo será secundario, en Anatomía de Gray lo que nos interesa es eso: ver anatomía y que se dejen de temas médicos y complicadas tramas para salvar vidas ¡ah y por supuesto no se puede olvidar el tema de la homosexualidad! Eso da un toque moderno, sobretodo si resulta que la que se enamora de una mujer nunca había sentido la más mínima atracción por su mismo sexo.
Esto me plantea un problema: soy incapaz de identificarme con ninguna de estas mujeres: ni soy un objeto, ni estoy desesperada ni ante pongo mis ligues a mi trabajo. Y aquí se plantea mi primera pregunta ¿a quién le habrán consultado para hacer esas series? Pero claro, resulta que esas series de las que yo me quejo tienen mucha audiencia, así que alguien las tiene que seguir ¿y quién sigue mayoritariamente estás series? Las mujeres, así que mi conclusión es que somos pura contradicción.
Seguir buscando príncipes que nos solucionen la vida al mismo tiempo que luchamos incansables por demostrar que nos las apañamos solas no resulta para nada compatible. Rechazamos esa imagen de nosotras y sin embargo la consumimos ¿qué problema hay en aceptar a las mujeres reales?
El mundo esta lleno de mujeres ideales y puedo asegurar que ninguna es protagonista de las subidas de audiencia.

Comentarios

Señor Oscuro ha dicho que…
Sinceramente, nunca he pensado que las series se acerquen lo más mínimo a la realidad, refiriéndome a esas puntualizaciones que haces. La mujer es muy capaz de apañárselas en la vida por sí misma, y habrá de todo, gente que dé más importancia a su trabajo que a sus ligues, y viceversa. Pero lo que no se puede hacer es crear un estereotipo por el cual se piense que todas las mujeres lo siguen, porque eso es de bobos.
Loren ha dicho que…
Esta claro que las mujeres sois la esencia de la vida, la sal, el azucar, la levadura...que aburrido seria el mundo sin vosotras.
Rebeca ha dicho que…
SEÑOR OSCURO evidentemente que todas las mujeres no sigues ese ideal, pero las series dan a entender que así deberíamos ser.

Gracias LOREN, el mundo también seria muy aburrido sin vosotros.
César ha dicho que…
El punto, mi querida Rebeca, más que identificarte con algunos de esos modelos, es crear el tuyo propio... personalmente, me gustas más así como te muestras en tus letras: sensible, reivindicativa, inquieta, reflexiva, creativa, observadora....¿sigo?

Besos amiga...
Esperanza ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Esperanza ha dicho que…
De la serie de las tetas, no me ha apetecido ver ni un trocito la verdad, no sé ni de que va. En ese caso no puedo opinar. Sin embargo, anatomía la vi una que otra vez, realmente dejé de verla porque no me hacia reír, y ver tanta gente enferma me pone un poco de los nervios. Me encanta House, pero tengo que cambiarlo cuando salen los enfermos.

Por otro lado, los medios edifican un estereotipo que venda mucho, independientemente de que sea idóneo o no, pienso que más que sentirse identificadas, a muchas mujeres les gustaría verse como esos tipos prefabricados, es una manera de evadirse de sus realidades, aunque no siempre es así, en ocasiones es puro entretenimiento de escape a problemas indisolubles. Te pondré ejemplos.

A mi me encanta Aida, me parto de la risa con cada uno de sus personajes y muchos son despreciables como Mauricio por ejemplo, pero tengo que reconocer que casi me he orinado de la risa viéndolo, y me gusta tanto que repito los capítulos me hacen reír, es simple. Eso no quiere decir que la topología de los personajes sea la mía o de alguna manera les admire o quiera ser como ellos.

Por otro lado te hablaré de fuera: En Venezuela, por regla general las familias funcionan sobre la base Matriarcal, eso significa que el padre se hizo el loco y se fue dejándote con el paquete o sencillamente se quedó para joderte la vida y preferiste irte tu (eso en líneas generales) esas mujeres que están llenas de problemas reales para mantener a sus hijos, a las que no les alcanza para vacaciones en París, ni mucho menos en la playita del pueblo de al lado, que tienen que ir de punta en blanco al trabajo siempre perfectas porque en vzla la imagen es lo más importante te guste o no, es el mercado. Esas mujeres solo pueden vivir historias de mil colores a través de las telenovelas, porque el mundo está tan lleno de patanes que prefieren suspirar por uno en una cajita eléctrica que atreverse a meter otro loco en su cama (Claro que hay de todo, pero ya sabes, de lo bueno poco)

Somos afortunadas enfermera y mucho…

Mil besos.
GABI ha dicho que…
A mi está claro que tampoco me han preguntado para hacer estas series. De hecho, no veo ninguna de ellas.
A veces me resultan que son demasiado liantes, demasiado rizar el rizo. Siempre pasa algo pero algo muy dramático por lo que no pueden alcanzar la felicidad. Yo no digo que la alcance todo el mundo pero alguien habrá. Y tampoco creo que tu vida sea o una felicidad máxima o el agujero más negro del mundo. ¿No existe el punto intermedio? La gran mayoría nos encontramos en él.
Aunque los que hacen estas series siempre le dan la misma respuesta a todo esto: creamos estas tramas para que la gente sueñe y vea lo que les gustaría ser. Y entonces digo yo: ¿quién es el que decide lo que le gustaría ser a las mujeres o a los hombres?
Ralph ha dicho que…
Estoy de acuerdo con tu defensa de la mujer, sobretodo con como la venden en la tele. En cuanto por qué la gente ve esas series, alguien me dijo una vez que prefería ver programas chorras y no pensar para quitarse los problemas del día a día de la cabeza y desconectar, igual por eso la gente las ve, para olvidarse de otras muchas cosas reales.
Señorita Tulp ha dicho que…
Hola Rebeca, he llegado a tu blog y me ha parecido muy interesante. Estoy absolutamente de acuerdo contigo en lo que dices. Quizá hay que analizar más nuestros propios actos , para darnos cuenta que muchas veces reivindicamos cosas que por otra parte nosotras mismas destruimos. No obstante, no creo que por ver una serie queramos parecernos a eso. Intentamos desconectar de nuestra realidad y a veces lo hacemos viendo telebasura. Pero por suerte hay series muy buenas donde no crean falsos estereotipos, aunque generalmente las mujeres suelen ser hermosas, pero la belleza también es un don que algunos reciben y es agradable contemplar a alguien que ha tenido la suerte de ser dotado de una belleza especial, siempre que su vida no gire en torno a eso. Un saludito y espero que visites mi blog, que acaba de empezar ;)
Nuria ha dicho que…
Pues confieso que alguna vez veo estas series y depende del día me siento un poquito identificada con las protagonistas.
Por otro lado totalmente de acuerdo contigo "somos la contradicción con patas", creo que el mundo debería evolucionar más rápido y mejor para que la mujer finalmente tenga su sitio y deje de recurrir a los hombres, aunque solo sea cuando le interesa
Bs
N.
Rebeca ha dicho que…
Ja, ja ¡Mejor que no CÉSAR! ¡empiezo a ponerme roja!

Visto así ESPERANZA desde luego que somos afortunadas. Quizás se trate de eso, de que ante una vida que no acaba de llenar las series ofrecen una opción, que permite durante unos minutos evadirse e identificarse plenamente con la protagonista, a quien no es feliz.

A mí también me encanta Aida, aunque a veces me da mucha pena y odio a Mauricio cada vez que se mete con Machupicho, y a Machupicho cuando adora al Mauricito como si fuera un rey.


GABI pues eso quería decir, que a mí tampoco me han preguntado y que esa vida que reflejan tampoco es la que me gustaría, la verdad es que prefiero la mía, más cómoda, más practica e incluso más divertida.

RALPH después de leeros, parece que esta claro, que sea como sea necesitamos distracciones y si encima no requieren mucho esfuerzo para nuestras neuronas mejor que mejor. Más vale ver como otros sufren con sus vidas que preocuparse por la nuestra de forma continua.

Hola SEÑORITA TULP, encantada de que te acerques por aquí. Quiero aclarar que no tengo nada en contra de la belleza, un buen argumento y un protagonista que te alegre la vista mejor que mejor. Lo único que a mí me parece que gracias a las series también creamos cultura, e identificadas o no con esas mujeres, de alguna manera influyen en nuestra vida.

NURIA, lástima que siglos de historia no se puedan borrar en un abrir y cerrar de ojos, aunque me siento muy orgullosa de todo lo que avanzamos y de como somos cada vez más protagonistas en la sociedad.
LM ha dicho que…
as series nom som mais do que uma janelinha aberta á imaginazom. as mulheres nem só esperamos pelo nosso principe porque temos a capacidade de sonhar senom também de manter o nosso trabalho e responsabilidades porque somos capaces de ser realistas. temos de todo!
e muitas vezes nom se trata de buscar alguem a quem admirar senom de mirar para dentro e ver que coisas nossas som admiraveis para sentir-nos heroinas das nossas vidas.
beijos
Rebeca ha dicho que…
Pues eso ¡qué a mí me va a salir el orgullo femenino! cada una es una heroina en su propia vida.
PENSADORA ha dicho que…
"El mundo está lleno de mujeres ideales"... ¡gracias!, esta parte me ha gustado mucho, y el resto también.

Como si yo misma lo hubiese escrito y de hecho, escrito está un borrador con cierto parecido a este post... a ver si lo termino y lo cuelgo.

La cuestión es que las mujeres somos contradictorias y ninguna es igual, igual que ningún hombre es igual (igual, igual... jajaj).

Lo de la tele es eso: tele.
Rebeca ha dicho que…
La verdad PENSADORA es que cuando publicaste esa lista de chicas fantásticas me vino a la cabeza todo esto de los ideales.
Di ha dicho que…
Tienes razón, yo veo todas las series de médicos que emitan (menos médico de familia!!!) y muchas veces me planteo para qué las veo sobre todo cuando salen cosas tristes que es casi cada capítulo. Se supone que ver la tele es para entretenerse no para padecer, pero yo soy pura contradicción. Ah y yo tampoco me identifico con ninguna protagonista de teleserie!
Rebeca ha dicho que…
DI supongo que como la tristeza también forma parte de nuestra vida, ya va bien echar una lagrimita de vez en cuando!

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …