Ir al contenido principal

REENCUENTROS


Los mejores encuentros son esos que no te esperas, que aparecen de repente y te hacen recordar quién eras provocando la emoción en ti y metiéndote en el túnel del tiempo como si otra vez pudieras ser aquella persona que vivía de otra manera, quería a otras personas y pensaba diferente. Son como un elixir de juventud breve pero intenso, un lifting automático para tu corazón.
A parte del calvario, el sábado tuve el placer de deleitarme con uno de esos elixires con la etiqueta reencuentro. Puse los pies cerquita de la puerta de mi pasado, le di la mano y luego continué avanzando con la satisfacción de haber vivido lo vivido.
Los sentimientos me han ido forjando, moldeándome a su imagen y semejanza, un toque de alegría en la comisura de mis labios y un poco de amargura en el arco caído de mis cejas, la ingenuidad de mis mejillas y el sentimiento egocentrista desafiando en la punta de mi nariz. Inevitable que dejen sus marcas, es el pequeño recuento de las batallas.
Y aunque en lo esencial no he cambiado, el aire es diferente. Lo sé por como me miraron, primero escudriñando mi rostro con esa curiosidad por lo desconocido y luego esa chispita que aparece, que vuelve la mirada más profunda porqué sabes que lo que estas viendo ya lo habías visto.
La gente que se reencuentra siempre se dice las mismas cosas ¿cómo te va la vida? Y a eso siempre respondes que bien a no ser que quien te pregunte sea un alma amiga, ¿A qué te dedicas? ¿Continuaste estudiando? ¿Te has casado? ¿Tienes hijos? Preguntas que ocupan el mismo espacio que las conversaciones sobre el tiempo, que indican que nos hemos encontrado pero que casi no sabemos que decir.
Me abrazo y le digo que mi vida no cambia, que todo más o menos sigue igual a pesar de ese tiempo que pasa. Me miran a los ojos y me dicen lo que siempre se repite sobre los caminos de la vida: “ya sabes, al final, después de tantos cruces, todos acabamos en el mismo punto.” Me río para mí misma (cualquiera diría que ha leído uno de mis diarios).
Una vez cerrada la puerta y de vuelta a la realidad, me reconozco haber mentido un poquito, no era cierto que las cosas no hayan cambiado, el tiempo siempre impone su ley, y de la chica de hace cuatro años quedan esbozos y garabatos, porqué entonces yo era un garabato que tenía que acabar de ser dibujado. El dibujo todavía no esta acabado, pero ahora ya tiene un poco de rostro, se empiezan a intuir los ojos con los que mira al mundo, los sentimientos que le provocan las personas, las palabras empiezan a salirle de los labios, el pintor los ha dejado entreabiertos sustituyendo la mueca torcida que siempre tenía hace años.
Tal vez es verdad, todos acabamos en el mismo punto, pero en ese impasse son muchas cosas las que cambian, y cuando sucede el reencuentro, aunque digas que todo sigue igual, las dos almas que se dan la mano por mucho que mientan, ya no son las mismas.

Comentarios

GABI ha dicho que…
Es cierto, siempre decimos que vamos igual aunque nuestras vidas hayan cambiado porque es normal que cambien sobre todo en algunas épocas concretas.
No obstante, no estoy de acuerdo en que vayamos por donde vayamos siempre acabamos en el mismo punto. La vida me ha demostrado que da demasiadas vueltas, y en lo único que puedo decir que acabamos en la casilla de salida es cuando morimos, pero mientras tanto, es raro que pasemos dos veces por el mismo sitio.
Besitos!
Esperanza ha dicho que…
Precioso... Y muy intenso. Me gustó tanto que no tengo palabras.

Ahh, un beso si que tengo.
Rebeca ha dicho que…
GABI, no me refería a que pasaramos por el mismo punto de la misma manera, sinó a que nos reencontramos, sobretodo si hemos dejado cosas pendientes o si había algo que nos unía.

ESPERANZA, gracias por el beso.
RAMPY ha dicho que…
Hola Rebeca, tus relatos tienen ese punto de cariño y ternura que me hacen emocionar. Será por eso que me gustan tanto y siempre me quedo con "hambre de más".
Los encuentros son siempre emocionantes, sobre todo si te emocionas, porque cuando te emocionas dentro de ti se mecen las hojas o las mariposas que se posan sobre las maris.
En fin, qué puedo decir que no se haya dicho ya?
Qué puedo decir que todavía no se haya dicho?
Simplemente que estoy muy contento de haberte conocido por este medio y que me encanta como escribes.
Besotes
Rampy
César ha dicho que…
Lo importante es que cuando lleguemos al mismo punto, hayamos descubierto el sentido de nuestra estancia y viaje en esta vida, y por sobre todo, descubrir quiénes somos...esa es el mejor encuentro y reencuentro.

Besos
Ronini ha dicho que…
Rebecea, sabes que abrí mi blog por aquello d ecumplir los 30, y hace poco me reencontré con un amiga de niña pero que hacía 10 años que no nos veíamos, estábamos muy cambiadas, aunque por suerte para mí, no cambió nuestra amistad y la redescubrí de nuevo.

Ahora planeo organizar la cena de los 30, con compañeros de colegio para el año que viene, qué crees?? seremos tan diferentes a aquellos niños que jugaban a "V" en el recreo.
además no hace falta irse tan lejos.."todo fluye nada permanece" besos
Dédalus ha dicho que…
Las cosas cambian, no cabe duda; y nosotros con ellas. La vida nos lo impone, ¿no crees?
Una vez escribí sobre esto que "frecuentemente caigo en la cuenta de que he de cambiar, para seguir siendo yo mismo".

Por lo demás, siento que escribes con ternura. Y eso me gusta.

un beso, Rebeca.
josecb ha dicho que…
tú lo acabas de decir con palabras de mujer, rebeca; pero me ha asombrado lo similar de nuestra forma de enlazar sentimientos en la mente, has reflejado de manera hermosa lo que siento cuando encuentro a alguien que se fue de mi vida (avisando o no) esa chispa de la que hablas tan agudamente la he sentido mil veces, hablo de la estrañeza al principio y bajar la guardia instantaneamente porque en elk fondo del alma reconoces a la persona que fue.
a mi esos encuentros siempre me dejan unc sabor agridulce, pues tengo la tendencia a idealizar en exceso el pasado y al rozar bellas sensaciones con el alma el encuentro cobn el presente suele ser extruendoso.
queria tambien que me perdonaras por la tardanza en escribir, pero estoy con lo del festival de sitges ilusionadisimo, pues al ser un pequeño cronista me acerco a mis sueños y olvido cosas que de otra forma estarian como de costumbre enredando con mi vida. un abrazo rebeca.
MoN ha dicho que…
Es que a veces cuando te reencuentras con alguien, han pasado tantas cosas, que es mas facil decir que todo va bien, que todo sigue igual, porque no sabes por donde empezar de todos los cambios que a habido, y yo muchas veces en esos reencuetros, me encuentro torpe, y dando tumbos, porque al no ser la misma, muchas veces ya no es lo mismo


un besooo
Rebeca ha dicho que…
Muchas gracias RAMPY me has emocionado, se han mecido las hojas y las mariposas se han posado en las maris. Para mí es un placer leer a aguien que dice tanto con el reto de jugar con sílabas aisladas.

CÉSAR para mí lo importante es saber que todo cambia, se mueve, evoluciona...porqué encontrar el sentido a veces se hace difícil incluso al final del camino.

RONINI ¡Qué guay esos reencuentros!. Yo creo que sereis diferentes en el sentido bueno y un poco los mismos. Cuando creces le tienes mucho cariño a la gente del colegio, acabas adorando al que te tiraba de los pelos por haber compartido contigo una de las mejores etapas de la vida.

Yo estuve 3 años sin hablar con mi mejor amiga por una chiquillada y luego nos volvimos a ver por casualidad y comprendimos que seguíamos siendo las mejores amigas, desde entonces no nos hemos vuelto a separar.

Gracias DÉDALUS, creo que es inevitable, que aunque creas estar parado, un día abres los ojos y resulta que ya no eres el mismo "yo" que conocías. Es cierto hay que recordárselo, cambiamos para ser nosotros, en busca de aquello en lo que creemos, lo que nos gusta...

JOSECB yo a veces también idealizo los encuentros, sobretodo si te paras a pensar en el si hubieras seguido por aquí en lugar de allí ¡supongo que es inevitable! pero luego me recuerdo que estoy en el AQUÍ y AHORA y también me llena de orgullo.
Nada que perdonar SITGES es SITGES.

MON, puede ser. En diez minutos no vas a hacer un resumen de tu vida. A mí se me quedaron muchas cosas en el tintero, pero no importa, los que están en el presente saben quien soy y lo que he vivido así que qué más da hablar del tiempo.
La chica de cristal ha dicho que…
Me ha gustado mucho esta entrada de hoy, pero lo bueno de los reencuentros para mí es cuando ves a esa amiga del alma que hace tanto que no veías y sientes que el tiempo no ha pasado por vosotras.

Miles de besitos y cuídate mucho.
Rebeca ha dicho que…
En esos siempre sabes que decir!
Señor Oscuro ha dicho que…
Eso de que las dos almas q se dan la mano no son las mismas lo pude presenciar hace unos meses que me encontré a un colega del instituto. Éramos muy buenos amigos, pero una vez acabamos el bachillerato cada uno fue por su camino. Nos alegramos al vernos, sí, pero las cosas no son como antes, ni nosotros somos los que éramos hace 4 años.
Rebeca ha dicho que…
Señor Oscuro, es lo que decimos, ni siquiera nos damos cuenta pero vamos cambiando, aunque mirado desde nuestro ángulo parezca que las cosas a penas se han modificado.

Entradas populares de este blog

LA NOVELA CON MÁS AUDIENCIA DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Visto el panorama político sólo me queda el humor (el humor del Jueves para ser más concreta), esto promete, promete y mucho.




En efecto, la marmota Phil, augura 6 semanas más de desgobierno en España.


El Jueves lo tiene claro, estos son los que van a gobernar España.




PASAR AGOSTO

Cual ancianita chilena estamos intentando pasar Agosto, para los que desconozcan el dicho, se trata de sobrevivir un año más al invierno sumando otro año de vida, un gran mérito cuando tienes 90 años y te enfrentas a las pneumonías en climas fríos. En el caso del hemisferio Norte, sobrevivir a esta maldita ola de calor que no acaba y cumplir un año más como manda la tradición augusta.
Ahora recuerdo porque prefería estar viajando en lugar de estar trabajando en los meses más cálidos, la gente se vuelve un poco loca con las temperaturas.
Y mientras, persiste el ajetreo político que parece que tampoco se ha ido de vacaciones: se convocan elecciones, según algunos con un significado que no es el que siempre ha tenido; en Grecia las bolsas se agitan después de hacer un referéndum, que no tiene ningún sentido, porque se acaba sucumbiendo a la Troika; Twiter y otras redes sociales se convierten en el baúl de donde sacar los pecados pasados; políticos que mienten impasiblemente negando haber …

ROMEO Y SU PROPUESTA INDECENTE

Escuchen la melodía de esta canción.



Ahora vuelvan a escuchar pero presten atención a la letra.
“Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol,
Si levanto tu falda, me darías el derecho.
A medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo, Si te parece prudente, esta propuesta indecente.”
Mujer del  S.XXI se niega a esta falta de respeto. Bajo las notas de bachata puede parecer apetecible, pero Romeo Santos debería saber que el alcohol no es un excusa y que mucho menos para poner en juego el cuerpo de nadie, una mujer puede tener todo el derecho a decir que “No” en cualquier momento y por supuesto, un hombre también.
No Romeo, la respuesta es que tu propuesta indecente me ha puesto los pelos de punta, que me encantaría bailar bachata, pero que me niego a que me robes los besos que no te quiero dar, y que me lleves a un polígono a empañar los vidrios ¡se pueden ser más cutre! Y te anunció que si vengo acompañada es porque estoy con quien quiero estar, con el que me respeta y le acepto las propu…