Ir al contenido principal

MENSAJE FLOTANDO EN UNA BOTELLA


Anoche mi cabeza empezó a dar vueltas, quería comunicarme con alguien y al mismo tiempo no quería, pero al final la tentación siempre nos puede. Yo también soy como Wildepuedo resistirlo todo, excepto la tentación”. Total que la pantalla de mi teléfono quedó iluminada tras enviar el mensaje. Un mensaje que estaría codificado que se transformaría en información digital, se extendería a través de la inmensa red y viajaría por el mundo. Su destino era la isla de Jersey, pero sólo antes de cambiar de dirección y marcharse hasta su verdadero destinatario.
Creo que el mensaje, que ya no era un sobrecito como el que se dibujaba en mi celular, se perdió. El camino se le hizo demasiado complicado y se quedó en medio de otros mensajes que tampoco saben ir a donde van, en algún lugar desconocido, igual que aquellos que se encierran en botellas de cristal y se lanzan al agua con la esperanza de llegar a una playa donde alguien los encuentre. El mío jamás tendrá la oportunidad de volverse a sumergir en las mareas de la información. Quedará encerrado en la botella, flotando y flotando por todo el mundo sin que lo más importante que tengo que decir hasta ahora lo sepa nadie jamás.
¿Quién es el genio que selecciona esos pedacitos de información? ¿Qué los roba de su trayectoria? ¿Por qué hay tantos mensajes que no llegaron?lo siento, pero no había ningún mensaje en mi teléfono.” La era de la comunicación, nos ha hecho confiar en ella, depender de ella y cuando nos falla nuestro mundo se desbarajusta.
Mi bandeja de salida dice que el mensaje se envió, mi sentido común dice que no, porqué un mensaje así siempre tiene una respuesta, así que si alguien encuentra esa botella por favor que la devuelva a su remitente, que la volverá a enviar para que el mensaje llegué nítido a su destinatario.

Comentarios

Esperanza ha dicho que…
....¿Y si no había cobertura? Si lo enviaste a otro numero, me ha pasado? ¿Y si el destinatari@ no tenia saldo? Prueba con una palomita mensajera a ver si hay suerte, pero nunca dejes de enviar el mensaje eso jamas...

Besitos.
Rebeca ha dicho que…
Era un responder a un mensaje, así que de número no me equivoqué, lo de la cobetura y el saldo es otra historia. ¡Buena idea lo de la paloma! creo que mañana me pasaré por la Rambla haber si encuentró un puestecito donde me la vendan.
RAMPY ha dicho que…
Eso me recuerda a un chiste que le dice un amigo al otro
Oye sabes que en mi casa tengo 2000 palomas?
Mensajeras, le dice el otro?
No, no "tenxagero", le contesta
Besotes
Nos convertimos en esclavos de la tecnología
Rampy
Rebeca ha dicho que…
ja,ja... gracias por el toque de humor RAMPY
Señor Oscuro ha dicho que…
Yo cuando alguien no me responde a un mensaje ya me estoy planteando q lo mismo no le ha llegado, o que no lleva el movil encima. Quizá el mensaje se envió pero tardó en llegar a su destinatario, o puede que éste no tuviera memoria en el teléfono y no se pudo descargar, que a mí me ha pasado.
GABI ha dicho que…
¿Y no hay otra forma de hacerle llegar el mensaje al destinatario? ¿Correo electrónica tal vez?
Que coraje me da cuando mi estado de ánimo depende de un asqueroso mensaje que nunca se si llegó, se perdió o que simplemente no quisieron contestarme.
Bueno, ya nos contarás.
Besitos!
rebeca_ry@hotmail.com ha dicho que…
Pensándolo mejor da igual que no llegara el mensaje, ya lo transmitiré en primera persona.

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …