Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2008

LA REINA DEL DRAMA

Ayer estuve desaparecida de mi pequeño espacio porqué teníamos bolo de teatro, así que cambié el turno de trabajo a base de una cadena de favores, tú vienes tal día, yo te hago este otro…y todo para tener ese momentito de gloria que todos ansiamos en la vida.
Subirse a un escenario te da un subidón de energía. Pero no mientras estas pisoteando los tablones, no, no, eso pasa justo después cuando suenan los aplausos y tú sueltas ese suspiro de “¡uff, se acabó, lo conseguimos sin equivocarnos demasiado!” (y eso que yo ayer no pude evitar la risa porqué mientras me abrazaba al protagonista, pasando una mano por la nuca, le saque la peluca).
He estado una hora soltando llantos sin una sola lágrima y es que ya lo decía mi hermano: “yo soyla reina del drama” y cuando el protagonista de la obra me ha roto el corazón yo me he sentido el ser más miserable del planeta.
Después de los aplausos vienen las gracias a toda la gente que ha venido por ti, y a la que le agradeces un montón el detalle y con…

LA CADUCIDAD DE LOS YOGURES

Llevo dos días de infierno en el trabajo, para mí que la lluvia de rebote trae un poco de mala suerte previa a la limpieza y al dejar las cosas listas para empezar otra vez de cero.
El viernes tuvieron que bajar a operar a uno de mis pacientes de urgencias, el lunes tuve que llevar a un paciente a la UCI y ayer otro sufrió una parada cardiaca y aunque me deje los brazos, el aire y toda la rabia intentando remontarlo no hubo manera.
Me entraron ganas de llorar, porqué a veces parece que un cúmulo de pequeños detalles, de pequeñas cosas hace que el desenlace acabe siendo fatal.
Una compañera tiene la convicción que todos tenemos una fecha de caducidad grabada, igual que los yogures, da igual como se llegue a ella, una vez cumplido el periodo se haga lo que se haga la predicción se cumple.
Después de que el intensivista decidiera después de media hora que dejáramos las maniobras de reanimación, me pegue a la pared para que ella me sujetara, o más bien para que fuera capaz de absorberme entre…

GRACIAS Y QUE SUENEN LOS APLAUSOS

Bueno hoy tengo que escribir primero para darle las gracias a Martona porqué me ha dado mi primer premio y me ha hecho mucha ilusión. Se supone que tengo que nominar a 8 blogs, pero eso me parecería injusto porqué todos los blogs que hay en mi blogroll me parecen geniales, por una cosa o por otra y por eso los tengo ahí, bien preparados para avisarme cuando cualquiera de vosotros escribe algo. Si no disfrutara leyendo cada una de vuestras palabras no estaríais en MI LISTA, je, je!! Pero bueno, como a todo al mundo le gusta oír cosas bonitas, ahí van dos frases para cada uno.

MARINA porqué es una de mis mejores amigas y es una gran escritora y lo digo de verdad ¡qué ha publicado más de un libro! Escribe en catalán pero su blog también tiene versión en castellano. Me sorprende la facilidad que tiene para transformar las pequeñas cosas en grandes.

PAT porqué su universo es genial y esta convencida de que hay que luchar por lo que uno cree, aunque a veces la inercia la lleva a caminos que n…

NANCY Y LOS 40 AÑOS

Adaptarse o morir esa es la contraseña, y prácticamente nada escapa de esa premisa. Hará unos 18 años, cuando todavía jugaba con muñecas, tenía a mi favorita: Nancy ¿A quién no le han regalado una Nancy vestida de comunión con la Biblia en una mano y el escapulario en la otra?
En cambio a Barbie la odiaba, porqué aún sin que hubiera empezado la era de la silicona tenía la sospecha de que esa mujer de tetas grandes y piernas infinitas no podía ser real. Sin tener en cuenta que siempre me estaba pasando por la cara su súper coche, su súper chalet, su súper novio y su súper mansión, más un armario de ropa infinita con la que salir a cualquier sitio: Barbie se va a esquiar, Barbie es en realidad la Cenicienta, Blancanieves y la Sirenita, Barbie doctora, Barbie bombera, Barbie…¡en fin, qué tenía más profesiones que un espía!
Pero Nancy era como la niña buena que lo único que buscaba era alguien que la cuidara y ahí estaba yo para hacer de su mama, porqué en esa época yo tampoco escapaba al h…

A 10 CM

He cerrado el corazón sin quererlo por ser una romántica empedernida, y es que l@s que somos así nos dejamos arrastrar al lado de la melancolía, convencid@s de que lo que no pudo ser no será pero entonces deberás recordarlo toda la vida. Y claro, eso no es vida ni es nada.
Al principio pensaba que era cuestión de tiempo. Un par de suspiros profundos y la cosa se arreglaría. Cuando empecé a darle otra vez la mano a la felicidad la cosa no me pareció tan sencilla.
Mi amiga incansable, para que levante la cabeza, para que mire a los ojos, para que sonría, me dice: “Mira ese chico es muy majo, sería ideal para ti” yo frunzo el ceño aún a sabiendas que eso me afea y le digo “es demasiado joven” “sólo un año“bueno, pero tiene el pelo muy graso ycreo que no se lava los dientes.” Ella se echa a reír “¡qué tiene el pelo muy graso! "¡No seasridícula!” Bueno, esta bien, quizás lo del pelo graso sea sólo un detalle secundario, pero lo de lavarse a los dientes me recuerda a la canción de Shak…

INCONFORMISTA

Cada día entiendo menos al ser humano, lo de inconformiasta por excelencia creo que es la etiqueta que más se ajusta a nuestras batallas diarias. Si es que no hay manera, hagas lo hagas siempre hay que sacar el lado malo y a la gente le encanta eso de decirte: “¡Te pille, te hasequivocado!” aunque en realidad no hayas cometido ningún error y hayas hecho esto y no lo otro por motivos que sólo se pueden conocer en primera persona.
El lunes un paciente se fugó, cogió sus trastos sin decirle nada a nadie y decidió que la medicina ya había hecho suficiente por él, aunque en realidad, todavía no había hecho nada a parte de gastarse unos cuantos euros en pruebas, personal y estancia hospitalaria. El equipo de House se estaba devanando los sesos para conseguir un diagnóstico que se ajustara a los síntomas raros que presentaba.
El día previo el paciente nos miró desafiante y empezó a soltar sapos y culebras por su boca, y su frase más trascendental fue: “¿pero esto qué es? ¿Pero qué se han creíd…

MENSAJE FLOTANDO EN UNA BOTELLA

Anoche mi cabeza empezó a dar vueltas, quería comunicarme con alguien y al mismo tiempo no quería, pero al final la tentación siempre nos puede. Yo también soy como Wildepuedoresistirlo todo, excepto la tentación”. Total que la pantalla de mi teléfono quedó iluminada tras enviar el mensaje. Un mensaje que estaría codificado que se transformaría en información digital, se extendería a través de la inmensa red y viajaría por el mundo. Su destino era la isla de Jersey, pero sólo antes de cambiar de dirección y marcharse hasta su verdadero destinatario.
Creo que el mensaje, que ya no era un sobrecito como el que se dibujaba en mi celular, se perdió. El camino se le hizo demasiado complicado y se quedó en medio de otros mensajes que tampoco saben ir a donde van, en algún lugar desconocido, igual que aquellos que se encierran en botellas de cristal y se lanzan al agua con la esperanza de llegar a una playa donde alguien los encuentre. El mío jamás tendrá la oportunidad de volverse a sumerg…

AMANECE QUE NO ES POCO

Los días de fiesta a penas se saborean. Justo cuando empezaba a notar un toque anisado en el paladar, las horas del día me han informado que se había acabado, que era hora de volver a trabajar.
Es lo de siempre “me falta tiempo para esto” “para aquello” “ya lo haré” y cuando llega el momento el tiempo sigue faltando igual y las cosas se quedan por hacer.
He conseguido poner dos lavadoras, que han dejado la ropa con olor a humedad porqué me he distraído con los apuntes de psicología ¡me queda una única asignatura y creo que voy a desfallecer! Luego tengo esa promesa de que participaría en el congreso, que le daría mi toque personal, pero claro eso implica otra vez trabajo y más trabajo.
En mi caso necesito comprometerme con múltiples causas sino lo hago pierdo el sentido, me vuelvo pizpireta y me da por pensar, y en épocas de crisis esa es una mala costumbre.
Así que mientras voy refunfuñando por los rincones, con el corazón siempre revuelto, acelerado y llamándome la atención, me olvido d…

CAMBIAR DE ZAPATOS

El otro día soñé que me cambiaba de zapatos. Dejaba mis viejos zapatos negros arrinconados y los cambiaba por unas zapatillas de bailarina de color marrón, con ositos grabados en la piel y un enorme lazo negro en el centro de la punta. No contenta con ello, me hacía la poseedora de otro par más de zapatos, también de color marrón, pero de terciopelo y sin dibujos, planitos y redondos ¡raro, porqué yo siempre llevo tacón!
Primero salía descalza con los zapatos en la mano, y me sentía feliz, aunque un poco culpable por haberle quitado a alguien su calzado y haber dejado abandonado el mío tan viejo y gastado. Pero me decía a mí misma esas cosas que alivian aunque sean un poco mentira: “¡Y qué más dará, al fin y al cabo, no he dejado a nadie sin zapatos, tiene los míos!”
No sé si mis pares recién estrenados se ajustaban a mis pies porqué el sueño no me los dejo probar, pero eran nuevos y relucientes. Y desde las profundidades del sueño, de mi subconsciente salió el mensaje alto y claro de h…

LA HAMACA PARAGUAYA

Hace un año tengo colgada una hamaca paraguaya en casa. Es de colores azules mezclados con un soleado amarillo. Esta toda tejida a mano y todavía conserva parte del olor de los tintes y del campo. Los nudos se entrelazan en curiosas trenzas multicolores, hilo a hilo, hasta formar una madeja enorme y resistente. Todavía me sorprende que sea capaz de aguantar tanto peso con esa forma curvada que desafía a la gravedad.
Cuando me tiro sobre ella me acuerdo de mi infancia, de aquellas largas tardes en los parques donde la cosa que te hacía más feliz es que te empujaran el columpio hasta el infinito, volar cada vez más alto. Ahora los empujones que produce mi propio cuerpo me producen un poco de mareo y un poco de vértigo, será que el miedo a lo desconocido crece con los años.
Pero esa hamaca significa también la larga espera. Si me tumbo sobre ella es porqué me voy a quedar a esperar. Voy a cruzar los brazos y quedarme allí parada, atenta por si hay un cambio sobre la hierba, un trocito de v…

MALA UVA

Llevo tres días a base de uvas ¡en serio!
Leí en una revista que si te pasabas tresdías comiendo esa fruta, en poco tiempo tu piel y tu pelo estarían resplandecientes. La revista, también aconsejaba y anunciaba con muy buen criterio que este tipo de dietas deben estar supervisadas por un nutricionista, y que teniendo en cuenta, el ritmo de vida que llevamos era mejor hacer un día el sacrificio acompañado de otros grupos de alimentos. Pero yo, que soy una reconocida masoquista, desoí esos sabios consejos y dije: “si hay que hacerlo, lo haremos bien”, ya se sabe, en casa deherrero cuchara de palo, y de nada me sirve ser enfermera y conocer los riesgos de una mala alimentación, yo tengo que conseguir una piel y un cabello brillantes.
Total que me fui al Eroski y me compre tres kilos de uvas, para comerme uno cada día (encima pague más de 6 euros por ellos y me sentí fatal).
La dieta de la uva lo único que ha conseguido es ponerme de mala uva mientras le anunciaba a todo el mundo mis progres…

BIENVENIDO A LA PREHISTORIA

No sé que les pasa a los hombres, pero tienen una forma muy curiosa de demostrar su amor. Les encanta darse golpes y luego hacer como si nada. El otro día viendo las Nieves del Kilimanjaro (vaya parece que la película me ha impactado más de lo que yo pensaba) La chica (Ava Gadner) miraba horrorizada como su marido (Gregory Peck) trataba de cazar un rinoceronte. Ella confesaba que no le gustaba la caza, que le resultaba violenta, pero por su amor a él había decidido acompañarlo. Mientras, el galán entre lo galanes, blandía su rifle y apuntaba directamente a la cabeza del mamífero para tumbarlo de unos cuantos tiros, al tiempo que esbozaba una gran sonrisa. Creo que a mí también me horroriza la caza.
Eso me ha hecho pensar en que hombres y mujeres acostumbramos a disfrutar de cosas muy diferentes.
Mi hermano viene y me da un golpecito en el hombro "¡Auuu, duele!" “¡venga ya, si eso no esnada!” “No será nada para ti, pero a mi me hace pupa, pupa.” En mi hombro dolorido hay un peq…

LOS LOCOS DE LA VIDA

El mundo esta loco, o quizás la que está loca soy yo, supongo que es una cuestión de perspectiva, pero el caso es que la gente hace cosas muy raras y sólo para llamar la atención.
La última cosa que le ha impactado a mi retina, es ver a un hombre gordo y calvo nadando en los fosos del palacio del emperador de Japón mientras una voz a su espalda gritaba: “Gerardo, no tevan a arrestar”, sí claro, ni que uno fuera tonto del todo. Pero Gerardo a la suya, nadando tranquilamente, con su cuerpo desnudo como si fuera una ranita de la charca, y todos los japoneses con sus ojos rasgados intentando articular las erres de Gerardo.
Luego en lugar de ser el gato el que persigue al ratón. El ratón (Gerardo) se arma con un palo y se va a perseguir a todos los gatitos uniformados como si estuviéramos en la época de la prehistoria.
Al final se descubre que Gerardo a pesar del nombre no es español, que es británico pero que vive en nuestra tierra, y que resulta que se le ha caído una bolsa a la fosa y la h…

EL LEOPARDO QUE PERDIÓ SU CAMINO

Cerca de la cumbre occidental del Kilimanjaro se encuentra el cuerpo seco, congelado y abandonado a su suerte de un leopardo. La altura de esta montaña nevada es de 5895 metros sobre el nivel del mar. Nadie ha podido explicar qué buscaba el leopardo y qué es lo que le hizo desviarse de su camino.
Sentado en su tumbona, delirando por la fiebre, la voz del protagonista a la que Hemingway dio vida en su novela Las nieves del Kilimanjaro, trata de dar una explicación a esta adivinanza.
Probablemente el leopardo buscaba algo y tratando de encontrar lo que había perdido, no se dio cuenta que perdía la vida.
El leopardo no es el único necio que decide buscar y buscar y que acaba perdiendo algo mucho más preciado, eso también nos pasa a nosotros, que de vez en cuando buscamos sin parar y perdemos la capacidad de apreciar lo que tenemos cerca y lo que en el fondo está contribuyendo a nuestra felicidad.

LUCHAR CONTRA MOLINOS

En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivíaun hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor.” Estas eran las primeras palabras que usaba Miguel de Cervantes para darle vida a una de las mejores obras de la historia.
¡Qué cariño le tengo a mi Don Quijote, aunque yo no sea Dulcinea! Le tengo cariño porqué hecho de menos luchar contra molinos. Embarcarme en una empresa estúpida, para probar lo imposible. Todos necesitamos retos, con indiferencia del resultado, y un fiel amigo que nos acompañe para recogernos cuando estemos heridos. Mi Sancho Panza, tan bueno y tan paciente, que deja a Quijote equivocarse solo y aprender de sus errores.
Miro al horizonte y veo un molino blanco, en una tierra árida y desértica, con unas aspas de madera que giran impulsadas por la fuerza eólica, lentas pero sin prisa. Como estoy lejos se ve muy chiquitito, pero el molino está ahí, podría darme la vuelta e ignorarlo. Vuelvo a …

MI ÚLTIMO VICIO

Esta semana estoy de buen humor, después de casi cuatro años de ir derramando lágrimas a todas horas, parece que por fin, me he decidido a seguir la tarea que me he impuesto a mí misma: vivir la vida.
El problema es que la costumbre ha hecho que esas lágrimas se transformen en una especie de droga, y parece que necesito mi dosis diaria de llanto para poder seguir tirando. Pero como ahora no soy capaz de llorar por lo que dolía, porqué el manantial de la pena se ha empezado a secar, me he tenido que buscar otra excusa para que las congestiones de mi nariz y los hipidos se repitan.
Nada como una película triste y amarga, para derramar esas gotas saladas. Primero el dolor en la garganta que aparece y luego los ojos que empiezan a picar, las fosas nasales que se cierran y la mandíbula tirada hacía delante para poder arrugar la nariz, achicar los ojos y apretar la boca. Y entonces los hombros se agitan y yo me siento irrefrenablemente transportada a esa historia conmovedora sobre la que me g…

YO Y PEPITO GRILLO

Pepito Grillo me visita muchas veces últimamente y no porqué tenga los cargos de conciencia amontonados uno sobre otro y cubiertos de telarañas, sino porqué se pasa el día advirtiéndome que no haga esto o aquello, que no piense así, que tenga cuidado, que recuerde como fueron las cosas la última vez, y todo para que no refunfuñe cuando esos cargos aparezcan por desoír sus palabras.
A veces no quiero hacerle caso porqué me resulta un verdadero pesado, tan verde, con unas antenas tan largas y con esa voz tan estridente que pondría nervioso a cualquiera y que cada vez que voy a hacer un movimiento, se anticipa con sus consejitos de buen amigo.
vamos, Pepito tranquilízate, déjame tranquila que yo ya sé lo que hay que hacer” y Pepito Grillo me mira de mala manera, se pone serio y me recuerda lo mucho que hizo por Pinocho y la razón que él tenía.
“¡Quiero ser un poco mala!” le grito y Pepito cruza los brazos y me vuelve a repetir:”te vasa arrepentir, hay gente que no sabe ser mala y tú eres u…

REENCUENTROS

Los mejores encuentros son esos que no te esperas, que aparecen de repente y te hacen recordar quién eras provocando la emoción en ti y metiéndote en el túnel del tiempo como si otra vez pudieras ser aquella persona que vivía de otra manera, quería a otras personas y pensaba diferente. Son como un elixir de juventud breve pero intenso, un lifting automático para tu corazón.
A parte del calvario, el sábado tuve el placer de deleitarme con uno de esos elixires con la etiqueta reencuentro. Puse los pies cerquita de la puerta de mi pasado, le di la mano y luego continué avanzando con la satisfacción de haber vivido lo vivido.
Los sentimientos me han ido forjando, moldeándome a su imagen y semejanza, un toque de alegría en la comisura de mis labios y un poco de amargura en el arco caído de mis cejas, la ingenuidad de mis mejillas y el sentimiento egocentrista desafiando en la punta de mi nariz. Inevitable que dejen sus marcas, es el pequeño recuento de las batallas. Y aunque en lo esencial n…

MASOQUISTA

Lo reconozco ¡soy masoquista! Tengo esa extraña frase de que para presumir hay que sufrir grabada en el interior, y claro, como a parte de masoquista soy presumida pues se unen dos adjetivos peligrosos que luego me dejan medio muerta.
16:00 del sábado, he decidido ponerme guapa para salir esta noche, eso quiere decir que debemos empezar a renovar esa cara gris y esas ojeras que me llevan persiguiendo toda la semana. 16:05peeling de perlas. Me he puesto a rascar como una loca para conseguir una piel tersa y suave y ahora me pica toda la cara. Me pondré una mascarilla de barro del mar Muerto para acabar de darle aspecto aterciopelado ¡Dios cómo pica esto! La sal o lo que lleven las algas malditas se me ha metido en todos los poros que previamente había rascado.
16:30 tengo la cara hecha un mapa. 17:00 paso de mi propia cara y optó por el cuidado de mis piernas. Me he untado de espuma de afeitar hasta las rodillas.
17:30 la cuchilla estaba desequilibrada y ahora estoy sangrando por todas par…

LILI MARLEEN

Hacer zapping a veces te aporta gratas sorpresas. Ayer cuando llegaba a casa de trabajar a las once de la noche y preparaba unas cuantas gambas en la sartén, mi mando a distancia se volvió loco.
Primero telecinco y esa telenovela de Sin tetas no hay paraíso, cuyo título me deja un poco incrédula. Cuéntame como pasó en TV1 que me parece que ya empieza a estar un poco pasada. Por si no la había visto nunca, Pánico Nuclear volvía a estar presente en Antena 3. Empezaba a desesperar así que apreté TV3 y en Polonia hacían chistes sobre la crisis económica y los catalanes, demasiado fuerte para casi las once de la noche. ¡pack! Canal 33, después de un documental sobre viajes acerca de un país, cuyo complicado nombre no recuerdo porqué es uno de esos que también acaba en ISTAN, un poco más de cultura sobre ofertas literarias.
Pensé que iba a ser un verdadero rollo, escuchar como cuatro sibaritas culturales hablaban sobre la publicación de libros que casi nadie conocía y escudriñaban su argument…

EL ORIGEN PERDIDO

Siempre me he preguntado de dónde vengo realmente, y no me estoy refiriendo a eso de un óvulo que se junta con un espermatozoide y crea un zigoto, eso lo aprendí ya hace años. Me refiero a los antepasados que me precedieron, a por dónde transcurre la historia de mi familia, si por casualidad había algún noble y tengo un poquito de sangre azul o siempre hemos sido esclavos, trabajadores y amantes de lo nuestro. Supongo que es una curiosidad que en algún momento siente todo el mundo.
Pero esa curiosidad ha ido creciendo en los últimos tiempos y se ha convertido en mi asignatura pendiente, sobretodo porqué he leído que no sólo heredamos los genes, las características físicas, ciertos gestos o ciertos rasgos de carácter, sino que también aquello que hicieron nuestros antepasados queda para las futuras generaciones que serán las encargadas de enmendar sus errores, y que volverán a repetir las mismas historias que sucedieron años atrás con el fin de darle una solución totalmente nueva y pone…

LOS CAPRICHOS DE LA FELICIDAD

Felicidad que bonito nombre tienes, Felicidad vete tú a saber dónde te metes.
Me encantan esas dos frases de la canción de la Cabra Mecánica. Primero porqué me parece que la Felicidad tiene un nombre precioso que suena precisamente a eso: a sonrisa, a alegría, a corazón contento y a estar en paz con uno mismo. Y segundo, porqué a veces juega al escondite mientras nosotros hacemos de gallinita ciega.
Por si fuera poco, rescato la tercera frase de ese estribillo: Felicidad cuando sales sola a bailar, tetomas dos copas de más y te olvidas que me quieres. ¡Menuda caprichosa está hecha, un poco de borrachera dulce y primero esa alegría inicial y luego esa tristeza incómoda y perversa!
Pero como a toda chica caprichosa, a la Felicidad también se la puede conquistar, sólo hay que ser un poco flexible, adaptable a sus circunstancias, no dejarla admirarse en exceso por las cosas que sirven a la vida, ser generoso con ella, ardiente y enérgico (como dice Séneca) y sobretodo paciente sin dejarse ll…