Ir al contenido principal

LA MALA EDUCACIÓN


Después de leer un post de Di pensé que el mundo está lleno de mal educados, pero que lo peor de todo, es que esos mal educados no tienen motivos para serlo.
Acostumbro a salir poco a bailar, sinceramente, cada vez me siento más rara en las discotecas. Yo creo que es cosa de la edad, que me hago mayor, que me cansa bailar hasta las 6 de la mañana y que lo de hablar entre gritos es desesperante, pero si encima te topas con un mal educado al cuadrado, al que se le ocurre herir tu autoestima porqué sí, entonces lo de ir de discoteca se convierte en una experiencia traumática.
Mis amigas y yo bailábamos tranquilamente. A mi espalda dos voces empiezan a murmurar entre gritos: “joder, tío yo no me veo nada, todo lo bueno se ha ido” “¿y está de aquí?” “puff” “¿pero están mejor que la otra o no? “ “hombre mejor que la otra sí, perooooo….” ¡Alerta están hablando de mí descaradamente! Llamo la atención de mi amiga y entonces el mal educado sin el más mínimo remordimiento me dice “¡ah, me has oído, es que hablo demasiado alto!” y se va tan tranquilo. Me digo a mí misma que eso es lo que tienen las discotecas, a veces parecen un mercado de carne humana y de sexo fácil, pero yo estaba ahí sin meterme con nadie, y mira de rebote han herido mi ego femenino.
Salimos a la calle y un coche se nos para al lado, dos individuos sentados en su interior nos miran y se ponen a reír, nos preguntan algo de una calle con nombre erótico, yo les miró con cara de mal humor. Acto seguido retiran lo dicho después de añadir que les parecemos feas ¡¿cómo?!. Yo ofendida ya por el descaro de esta generación, suelto una serie de impertinencias y les digo que ellos tampoco son ningún Adonis. Se quedan pensando como si no conocieran ningún Adonis y entonces me espetan en la cara: “¡pues tú eres fea y sosa!”. Durante dos segundos estoy tentada a empezar un debate sobre todas mis virtudes, pero me quedo callada pensando que es lo más normal del mundo que un sábado a las 5 de la mañana pasen este tipo de cosas.
Por otro lado, me voy a casa pensando por qué se ha puesto de moda la mala educación, a mi ego le he puesto una tirita y por las veces que mi madre me dice que soy muy guapa (el amor de madre) ya ha olvidado lo que le han dicho. Pero aunque esto sea una historia tonta, sigo sorprendida y molesta por esa falta de respeto que parece que hoy en día domina las calles. La mala educación se interioriza y si no se aprende cuanto antes el cuidar al de al lado, el no ofender porqué sí, el mundo se convertirá en un sitio menos habitable.

Comentarios

RAMPY ha dicho que…
La verdad es que tienes toda la razón del mundo.
Lo cierto es que no logro entender cómo es posible que se pueda comunicar la gente en un lugar cuyo ruido es infernal, ( más de 120 decibelios), yo la verdad es que no lograría comunicarme con nadie.
Yo tengo 40 años y ya hace mucho tiempo que dejé este tipo de lugares. Me considero una persona tranquila y pacífica y este tipo de comportamientos típicos de personas que no tienen dos dedos de frente me sublevan.
En fin, desgraciadamente este tipo de personajes abundan.
Y en cuanto a lo que dijo, seguro que no ve bien o ve con el ojete del culo.
Besotes y que pases un lindo día.
Rampy.
Rebeca ha dicho que…
Gracias Rampy, me pone un poco triste que "abunden esos personajes", pero así es el mundo y suerte t, que junto a esos mal educados también hay gente genial y fantástica.
Ronini ha dicho que…
Ay hermosa!!Tu post me hace profundizar mucho más allá, porque trsitemente lo que determina esta "mala educación" es la sociedad en al que vivimos, falta de valores y falta de principios: no existe el respeto, y han confundido libertad con libertinaje, el descaro, su grosería, su vulgaridad, a mí no sólo me agreden como ser humano sino como profesional.
Pero nunca a nivel personal Rebeca, no tiene fundamento nada de lo que dicen, imagínate si ya la generación es así imagínate si hay sustancias psicoactivas de por medio como suele ser en noches de discotecas (entendiendo como tal desde el alcohol).
Mira una vez en un restaurante estábamos mi amiga y yo animadamente hablando y cenando, a lo que en una mesa de al lado hicieron este comentario: "¡¡¡has visto qué tías!!!" a lo que el otro contestó: Sí, guapas y rubias: Tontas"

A lo que nosotras, contestamos con una risa nada fingida al ver su cara de no comerse una rosca y menos con dos tías como nosotras (jejej, piensa tú igual y acertarás)Qué lástima más quisiera!!
un beso mi niña.
Anónimo ha dicho que…
Lo más triste de todo es que toda esa mala educación seguramente es la consecuencia de que desde pequeños han visto reforzada esa conducta, lo que se llama "reirles la gracia".
Por lo pronto piensa que en realidad esa gente tendrá problemas a la hora de encontrar a alguien que les soporte, o que les de un puesto de trabajo mínimamente decente. Entonces alomejor se dan cuenta de que en ese momento las risas de sus amigotes no les van dar de comer ni cariño cada mañana.
Al final, el universo pone a cada uno donde se merece.
SinCortes
La chica de cristal ha dicho que…
Yo siempre digo que "a cada cerdo le llega su San Martín", por lo que a toda esa gente que no sabe respetar a nadie ya le llegará el día en el que la vida le devuelva con la misma moneda y solo ese día entenderán el verdadero significado de la palabra respeto.

Creo que en situaciones de faltar al respeto lo mejor que podemos hacer es no perder los papeles y demostrarle a esa panda de faltones que nosotras ante todo tenemos más clase y educación que ellos.

Miles de besitos y cuídate mucho.
La chica de cristal ha dicho que…
Rebeca perdona que te deje 2 comentarios seguidos, pero se me olvido decirte que me gustaría que nos agregasemos al msn, si tú quieres y para ello solo tienes que dejarme un comentario en mi blog con tu dirección.

Dicho comentario no sera publicado, debido a que no me gusta poner comentarios donde vengan cosas personales como dirección de msn o números de teléfono para evitar que lo coja todo el mundo que entre en el blog y se arme la de Dios !!!

Espero respuesta, un besazo y cuídate mucho.
Pilar ha dicho que…
De pe a pa. Cómo puede uno entenderse en un sitio así!!!!???Ainsssss!!

Besines
Cerezas de Tul
Esperanza ha dicho que…
Rebe, aunque el mundo esté muy loco hay que sobrevivir y adaptarse si te sueltan en la selva tienes que comer serpientes o lo que salga y subsistir, pues bien, así funciona este mundo. Nada de profundizar estupideces de gente con media neurona adopta la media neurona un rato también y saca tu lado bestia cuando te consigas un personaje de ese tipo dale en lo único que le puede doler a un Neardenthal de esa categoría "Su pequeño y reducido ego" y tratándose de un hombre ya sabes a lo que me refiero. Usa nuestra lengua viperina y te reirás un montón tu también. (Sin miedo que siempre te quedará un tacón jejeje)

Besos.
Rebeca ha dicho que…
RONINI precisamente no quería quedarme con la historia tonta sinó con todo lo que añades.

ANÓNIM@, es cierto, uno acaba conviriténdose en lo que ha aprendido de pequeño

CHICA DE CRISTAL, toda la razón del mundo, no hay que entrar en el juego de la falta de respeto.
La verdad es que no uso el messenger, porqué soy incapaz de tenerlo abierto y hacer otras cosas a la vez, así que nunca me conecto, no sé, es el único avance de la red que no he adoptado. De todas maneras, está mi dirección de mail, así que si quieres hablar un día avísame y ese día abriré la aplicación.

PILAR, gracias por pasarte, en las discotecas sigue haciendo un ruido infernal, mi problema es que me gusta bailar como una posesa así que lo soporto.

ESPERANZA, eres una diva, ja,ja! ¿así que saque mi lado malo y ataque la virilidad masculina? mi problema es que cuando me atacan me quedo sin palabras y no es hasta dentro de media hora que se me ocurren todas las frases brillantes ¡defecto de fabricación!
Di ha dicho que…
Vamos de mal en peor, y es que vienen unas nuevas generaciones que dan ganas de gasearlas. Y si son las personas mayores igual, no te llaman fea pero en cuanto pueden se aprovechan de una colándose por todo el morro o soltándote cualquier fresca. En cuanto a las discotecas yo hace tiempo que no voy y creo que no me pierdo nada. Estoy harta de la gente maleducada y de los que se pasan siendo sinceros. Saludos!
Rebeca ha dicho que…
Sobre la sinceridad, una vez una amiga escribió diciendo que estaba sobrevalorada, y no hay nada más cierto, a nadie le apetece que le digan la verdad verdadera al estilo: me pareces fea, gorda, tienes más arrugas que mi camisa sin planchar, eres lo más mezquino que conozco, eres tonto, etc, etc. Así que de acuerdo contigo ¡yo también estoy harta de los que se pasan de sinceros! en el fondo, creo, a todos nos gusta que nos mientan un poquito.
Mr Blogger ha dicho que…
Si te sirve de consuelo, segurmanete ni se estarían realmente dando cuenta de lo que estaban haciendo, ya sea porque en su estado no distinguían ya unos actos de otros, o porque nunca lo han hecho. Peor para ellos, déjalos, que ellos van a lo que van y no merece la pena molestarse con ellos.
Anónimo ha dicho que…
Desde luego esa clase de personas son las que no sabrán cuidar de otra persona, de amarla y respetarla, ¿Por qué? Porque no tienen tacto, simple y llanamente.
Rebeca ha dicho que…
Supongo que en el mundo tiene que haber todo tipo de individuos, así que aceptaremos a estos pobrecitos ¡Qué le vamos a hacer! y yo nada, a seguir con la cabeza bien alta.
Palmoba ha dicho que…
Dime de que presumes y te dire de lo que careces..

Quizás presumianse más guapos, por que al mirarse por las mñanas ya son conscientes de que no...y ya sabes..la noche confunde el insconciente.
Rebeca ha dicho que…
Hombre, de guapos sinceramente no tenían nada pero bueno a esas horas de la madrugada y con el alcohol en el cuerpo tampoco podían ser ellos muy coherentes con sus palabras.

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …