Ir al contenido principal

KOKO, ROZANDO LO HUMANO


Hasta tal punto nos queremos alejar de los animales, que hemos hecho el ser humano una característica de la persona. Sin embargo, no son tantas las barreras que nos separan de otros seres.
Koko es una famosa gorila, adoptada por la Doctora Patterson, a la cual se le enseñó a comunicarse mediante un lenguaje similar al de los sordomudos. Gracias a casos como éste, nos damos cuenta que los sentimientos, la imaginación…no son exclusivos nuestros.
A Koko le gustaba leer el cuento de los tres gatitos. El día de su cumpleaños le preguntaron que quería, y Koko pidió tener un gato. Le regalaron un peluche y Koko se enfado porqué quería un gato de verdad. Entonces le trajeron una camada de gatitos y Koko eligió uno chiquitito sin cola, al que llamó All Ball y al que cuidó durante mucho tiempo como si fuera su bebe. Pero un día el gatito se escapó y murió atropellado por un coche.
La doctora Patterson le explicó a Koko lo sucedido y ella rompió a llorar como sólo los gorilas saben hacer. Durante un tiempo, estuvo muy triste, no quería comer, no quería hablar, así que cuando la madre de All Ball dio a luz nuevos gatitos, se los llevaron a Koko para que volviera a elegir. Esta vez, se quedó con una gatita también sin cola, a la que llamó Smooky y a la que acogió con el mismo cariño que All Ball, y ya jamás se separaron.
Parece un cuento para dormir niños, pero Koko existe, la doctora Patterson escribió un libro sobre ello en al que dejo las siguientes palabras: “La historia de koko continua fascinando a los humanos porque Koko se ha convertido en embajador de los derechos de los animales en un mundo de humanos. La historia de su vida nos enseña que cada especie necesita un espacio en el mundo y que tiene derecho a sobrevivir".
A mí lo que me emociona de verdad es lo sabia que es la naturaleza y como después de tantos siglos todavía tiene la capacidad de sorprendernos.

Comentarios

  1. Es increible ver como la naturaleza es capaz de sorprendenos a día de hoy con historias como está de KOKO y no te voy a negar que nunca he oido hablar de esta historia, pero que me ha encantado leerla.

    Miles de besitos y cuídate mucho.

    ResponderEliminar
  2. De verdad que parece un cuento. Mi hermana tiene una perra que cuando le regalas un muñeco que le gusta se cree que es su hijo y lo lleva a todas partes, y como haya tenido la regla tiene embarazo psicológico con leche en las tetas y todo.

    ResponderEliminar
  3. A veces tenemos que aprender modales de los animales. Ya conoces el lema ese de "él nunca lo haría" en las campañas contra el abandono de animales........

    ResponderEliminar
  4. la naturaleza es maravillosa,
    gracias por compartir linda

    ResponderEliminar
  5. En realidad a veces se nos olvida que nosostros tambien somos animales...claro unos más que otros!! juas, somos animales "racionales", pero donde se separa exactamente lo racional y lo irracional con otras especies??

    Buen finde guapisma!!

    ResponderEliminar
  6. Los animales son lo mas cercano a los humanos, por alguna razon Dios los creo primero!!

    ResponderEliminar
  7. la verdad es que si, que es increible ver esas cosass y a mi personalmente me sobrecojen...

    son mas umanos muchos animales que las propias personas

    ResponderEliminar
  8. Me ha emocionado mucho la historia de KOKO y es que tenemos que aprender tanto de los animales.
    Besotes y buen fin de semana
    Rampy.

    ResponderEliminar
  9. CHICA DE CRISTAL, nada más cierto, la naturaleza siempre tiene cosas nuevas que enseñarnos.

    DI¡guau! un embarazo psicológico, la perrita lo debe estar pasando fatal.

    VECA: él nunca lo haría, cuanta razón tienen esas campañas.

    RONINI, de nada, de kOKO es todo el mérito.

    PALMOBA, hay algunos humanos que nunca pasaran la barrera y siguen siendo animales en sentido despectivo.

    GAVIOTA, seguramente Dios pensó que sería una buena forma de aprender los unos de los otros.

    MON ¡Totalmente de acuerdo! y RAMPY ¡feliz fin de semana a ti también!

    ResponderEliminar
  10. La segunda vez que eligió gatitos, está muy claro por qué se quedó con la gatita sin cola. La verdad es que me entró curiosidad y me gustaría saber por qué elegiría un gatito sin cola la primera vez.

    ResponderEliminar
  11. Definitivamente, no me arrepiento de tenerte en mi lista de favoritos.
    Que relajo leer cosas así. Hacen del mundo un lugar mas equilibrado.

    ResponderEliminar
  12. y despues decimos que los humanos somos los racionales,verdad?cuanto tenemos que parender de los irracionales...

    ResponderEliminar
  13. había leido algo similar pero no terminabva de creermelo rebeca; a veces los animales nos enseñan esperiencias vitales y por desgracia esto no es un topicazo. yo tenia un perro que estoy seguro de que intuia cuando estaba triste; en esos momentos no enredaba, solo se ponia mimoso y se acurrucaba a mi lado. no te puedes imaginar cuanto me ayudaba, lo hecho mucho de menos amiga mía.
    un abrazo para tí y para barcelona que en esta epoca del año está preciosa.

    ResponderEliminar
  14. MR BLOGGER yo también me he hecho la misma pregunta, me gustaría pensar que es porqué Koko pensó que era el y la más desvalid@ y que nadie los elegiría por su defecto.

    LOREN encontrar el límite entre racional e irracional realmente esta difícil, el problema de siempre de ponerle etiquetas a las cosas.

    PORC SENGLAR muchas gracias, me paseo a menudo por tu blog, me quedé muy preocupada con esa conversación de embajadores, en que decías que China había comprado nuestra deuda externa. No hay duda de ellos será el mundo.

    JOSECB los animales no sé como lo hacen, pero tienen un instinto increíble para saber como nos sentimos y darnos su amor incondicional.

    OTRA VEZ VIAJAR AL OLVIDO, gracias.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …