Ir al contenido principal

MI TERRITORIO EN LAS NUBES


Como buena Bridget me he apoderado de unos cuantos libros de autoayuda, un poco de chocolate y algunas películas de risa contra la depresión.
A veces los psicólogos son curiosos, recomiendan unas cosas que así escritas parecen la mar de sencillas pero que en la realidad chocan con quinientos muros enormemente altos, rodeados de alambre, con cristalitos en la cima y con un perro guardián rabioso esperando al otro lado de la pared.
Pues bien, he rescatado una de sus indicaciones que aparentemente resulta bastante sencilla, consiste simplemente en mirar el cielo cada día un ratito, te quedas mirando el celeste y luego desvías la mirada hacía las nubes blancas y eliges una, una que a partir de ese momento va a ser de tu propiedad, y le pones un nombre: Juan, Pedro, Ana, Sara, Potrillo Desbocado, Jinete Solitario… o cualquier cosa que te apetezca.
Este ejercicio cada día, parece ser que da muy buenos resultados, o al menos eso recomienda la sociedad protectora de nubes de nuestro planeta.
¡Sí, existe ese tipo de sociedad! A alguien después de la lucha por salvar a las ballenas, a las focas y a otros seres en extinción, se le ha ocurrido que las nubes también andaban un poco desvalidas.
Así que tenerlo en cuenta, a partir de ahora no sólo se trata de sonreír, sino de cambiar el tamagotchi por una nube blandita hecha de vapor de agua y hacerse dueño y señor de su cuerpo efímero, eso sí, aunque nubes hay muchas, espero que no estalle una guerra por su conquista.
Para acabar, hoy el cielo amenaza tormenta, así que todas mis nubes están negras y apelmazadas, a ese mogollón por el poder que me ha dado la hermandad de la nube lo bautizo El Gran Ciclón.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA NOVELA CON MÁS AUDIENCIA DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Visto el panorama político sólo me queda el humor (el humor del Jueves para ser más concreta), esto promete, promete y mucho.




En efecto, la marmota Phil, augura 6 semanas más de desgobierno en España.


El Jueves lo tiene claro, estos son los que van a gobernar España.




ROMEO Y SU PROPUESTA INDECENTE

Escuchen la melodía de esta canción.



Ahora vuelvan a escuchar pero presten atención a la letra.
“Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol,
Si levanto tu falda, me darías el derecho.
A medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo, Si te parece prudente, esta propuesta indecente.”
Mujer del  S.XXI se niega a esta falta de respeto. Bajo las notas de bachata puede parecer apetecible, pero Romeo Santos debería saber que el alcohol no es un excusa y que mucho menos para poner en juego el cuerpo de nadie, una mujer puede tener todo el derecho a decir que “No” en cualquier momento y por supuesto, un hombre también.
No Romeo, la respuesta es que tu propuesta indecente me ha puesto los pelos de punta, que me encantaría bailar bachata, pero que me niego a que me robes los besos que no te quiero dar, y que me lleves a un polígono a empañar los vidrios ¡se pueden ser más cutre! Y te anunció que si vengo acompañada es porque estoy con quien quiero estar, con el que me respeta y le acepto las propu…

PASAR AGOSTO

Cual ancianita chilena estamos intentando pasar Agosto, para los que desconozcan el dicho, se trata de sobrevivir un año más al invierno sumando otro año de vida, un gran mérito cuando tienes 90 años y te enfrentas a las pneumonías en climas fríos. En el caso del hemisferio Norte, sobrevivir a esta maldita ola de calor que no acaba y cumplir un año más como manda la tradición augusta.
Ahora recuerdo porque prefería estar viajando en lugar de estar trabajando en los meses más cálidos, la gente se vuelve un poco loca con las temperaturas.
Y mientras, persiste el ajetreo político que parece que tampoco se ha ido de vacaciones: se convocan elecciones, según algunos con un significado que no es el que siempre ha tenido; en Grecia las bolsas se agitan después de hacer un referéndum, que no tiene ningún sentido, porque se acaba sucumbiendo a la Troika; Twiter y otras redes sociales se convierten en el baúl de donde sacar los pecados pasados; políticos que mienten impasiblemente negando haber …