Ir al contenido principal

EL GRAN SALTO DE LA HUMANIDAD


Viajar te despierta la curiosidad, se te llena la cabeza de datos y te sorprendes ante un montón de cosas que hasta el momento habían pasado desapercibidas.
Delante del Apolo XI en el museo del aire y el espacio de la institución Smithsonian , me preguntaba cómo el hombre había conseguido llegar a la Luna con semejante cacharro, un aparato típico de las películas de ciencia ficción que parecía envuelto en papel de aluminio y que no estaba para nada dañado después del viaje del que había sido protagonista.
Recuerdo las palabras de Armstrong: “Este es un pequeño paso para el hombre y un gran salto para la humanidad” y recuerdo las estadísticas, un 11% de los estadounidenses no creen que llegáramos a la Luna y en el resto del mundo el porcentaje es muy superior.
En 1961 Kennedy prometió la llegada del hombre a la Luna, en 1969 el Apolo XI partió de Cabo Cañaveral.
Los defensores de la teoría de la conspiración dicen que los Estados Unidos no quisieron aceptar que la misión era imposible y que la promesa de su presidente no se iba a cumplir, así que organizaron todo un montaje bajo la dirección de Stanley Kubrick tras quedar impresionados por su película: 2001, Odisea en el espacio (1968).
La llegada a la Luna fue grabada en unas instalaciones del gobierno en San Bernardino (California) y dicen algunos de los defensores de esta teoría (Kaysing) que en realidad durante esos días los 3 astronautas estuvieron encerrados a todos lujo en un lugar conocido como Dreamland.
El hecho es que ante los rumores la NASA no se ha mostrado demasiado contundente.
En una ocasión en que a Aldrin se le instó a jurar sobre una Biblia que había llegado a la Luna respondió con un puñetazo en la cara del periodista que le pedía ese tipo de compromiso.
La teoría de la conspiración se basa en pruebas sencillas:

a) dicen que las fotos están trucadas porqué en el cielo no aparecen estrellas, aunque como en la Luna no hay atmósfera deberían ser más visibles y brillantes.
b) Que el módulo lunar no dejo un cráter al aterrizar.
c) Que el polvo debería haber sido barrido por la nave y por tanto no debería haber quedado ninguna huella grabada en el suelo.
d) Que las fotos son demasiado perfectas, bien encuadradas, para haber sido hechas con una cámara que colgaba del cuello de los astronautas.
e) Que las sombras son divergentes.
f) Que la bandera ondea cuando en la Luna no hay atmósfera

g) Que no sale fuego del motor al despegar
h) Que el Apolo I se incendió en 1967, demasiado poco tiempo para conseguir una tecnología que sí pudiera vencer todos los obstáculos

i) Los cinturones Von Allen habrían matado a los astronautas.

Evidentemente, a todos estos argumentos existen explicaciones. Aunque la duda ya está ahí puesta y bien calentita, desde hace 39 años.
Hace unos años se pusieron de moda los viajes lunares privados, llevados a cabo por una empresa llamada Transorbital. Esta empresa podría hacer fotos de la superficie lunar a parte de desperdigar las cenizas de los muertos por el espacio. El primer viaje debía ser en 2004, pero he perdido la pista, así que no sé si despegó no despegó, llegó a la Luna... El caso es que me encantaría ver esa prueba de la banderita americana confirmando de una vez por todas que el hombre llegó a la Luna, aunque si no es la Luna ahora que se ha descubierto que hay agua en Marte, tendremos otro lugar donde huir cuando las cosas se pongan feas en la Tierra.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

EL CANTO DE LAS SALAMANDRAS

He descubierto que las salamandras cantan,  en realidad lanzan besos, emiten un sonido gutural que te estremece al pensar que algo tan anfibio pueda emitir un sonido tan humano, pero es así, las llaman salamandras besuconas.
Fue hace unas semanas, cuando intentando dormir bajo una mosquitera el calor se hacía más insoportable,  cada beso ronco me sobresaltaba y Mito no podía entender mi temor,  yo me acurrucaba en una esquina, intentando alejarme del techo y él me daba la espalda intentando conciliar el sueño. Entonces me sentía sola y tenía ganas de gritar, de decirle que necesitaba que me diera un abrazo y me dijera que todo estaba bien, que mi miedo era irracional, que él siempre me protegería. 
Me pasé la noche con la luz encendida como si ese pequeño animalito hubiera podido lastimarme, con el oído atento y la vista resiguiendo cada una de las vigas.

Creo que fue entonces cuando empecé a asustarme por todo, se crearon miedos infundados que hacen que últimamente no vea blancos, poco…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…