Ir al contenido principal

EL EXPERIMENTO DE MILGRAM

Es fácil cruzar la línea cuando creemos que no somos nosotros los que pensamos sino que alguien nos ha empujado a hacerlo y con eso ya está todo justificado.
Un ojo al experimento de Milgram y parece que nuestra aparente racionalidad pierde todo el sentido.
Este psicólogo reunió un grupo de voluntarios aduciendo que estaba tratando de explicar la influencia que tenía el castigo en el aprendizaje, para ello parte del grupo haría de estudiante y la otra de maestro. En realidad, el estudiante siempre era un compinche de Milgram y el maestro el voluntario.
El que hacía de alumno era atado a una silla y se le colocaban unos electrodos en las muñecas, a todo esto se le añadían toda una serie de explicaciones delante del maestro como que las descargas iban a ser dolorosas pero que no provocaban daños permanentes.
Al maestro se le daba un panel lleno de botones, con voltajes que oscilaban entre los 15 y los 450 voltios, acompañados de una etiqueta: choque ligero, moderado, fuerte, muy fuerte, intenso, extremadamente intenso y peligro: choque severo.
Cada vez que el alumno se equivocará durante el ejercicio recibiría una descarga que iría aumentando de voltaje, anunciándolo en cada momento al alumno.
Y aunque el maestro o el alumno quisieran detener el experimento el experimentador
le contestaría: por favor, continué, el experimento requiere que usted continué, es absolutamente necesario que continué, usted no tiene ninguna otra opción, ha de continuar.
La sorpresa fue que cuando el maestro no veía ni sentía al alumno el 100% de los sujetos llegaron al final. Revisando el experimento se permitió que los sujetos oyeran las quejas del alumno, aún así el 62% llego al final.
Uno piensa ¿qué conexiones pasan en ese momento por nuestra y mente? ¿Habría llegado yo hasta al final?

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA NOVELA CON MÁS AUDIENCIA DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Visto el panorama político sólo me queda el humor (el humor del Jueves para ser más concreta), esto promete, promete y mucho.




En efecto, la marmota Phil, augura 6 semanas más de desgobierno en España.


El Jueves lo tiene claro, estos son los que van a gobernar España.




ROMEO Y SU PROPUESTA INDECENTE

Escuchen la melodía de esta canción.



Ahora vuelvan a escuchar pero presten atención a la letra.
“Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol,
Si levanto tu falda, me darías el derecho.
A medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo, Si te parece prudente, esta propuesta indecente.”
Mujer del  S.XXI se niega a esta falta de respeto. Bajo las notas de bachata puede parecer apetecible, pero Romeo Santos debería saber que el alcohol no es un excusa y que mucho menos para poner en juego el cuerpo de nadie, una mujer puede tener todo el derecho a decir que “No” en cualquier momento y por supuesto, un hombre también.
No Romeo, la respuesta es que tu propuesta indecente me ha puesto los pelos de punta, que me encantaría bailar bachata, pero que me niego a que me robes los besos que no te quiero dar, y que me lleves a un polígono a empañar los vidrios ¡se pueden ser más cutre! Y te anunció que si vengo acompañada es porque estoy con quien quiero estar, con el que me respeta y le acepto las propu…

PASAR AGOSTO

Cual ancianita chilena estamos intentando pasar Agosto, para los que desconozcan el dicho, se trata de sobrevivir un año más al invierno sumando otro año de vida, un gran mérito cuando tienes 90 años y te enfrentas a las pneumonías en climas fríos. En el caso del hemisferio Norte, sobrevivir a esta maldita ola de calor que no acaba y cumplir un año más como manda la tradición augusta.
Ahora recuerdo porque prefería estar viajando en lugar de estar trabajando en los meses más cálidos, la gente se vuelve un poco loca con las temperaturas.
Y mientras, persiste el ajetreo político que parece que tampoco se ha ido de vacaciones: se convocan elecciones, según algunos con un significado que no es el que siempre ha tenido; en Grecia las bolsas se agitan después de hacer un referéndum, que no tiene ningún sentido, porque se acaba sucumbiendo a la Troika; Twiter y otras redes sociales se convierten en el baúl de donde sacar los pecados pasados; políticos que mienten impasiblemente negando haber …