Ir al contenido principal

¡TOMA, TOMA PASTILLAS DE GOMA!


Esta frase no es mía, es de una amiga que la usó en uno de sus relatos, pero yo siempre la recuerdo cuando las cosas se tuercen un pelín, me resulta entrañablemente divertida y bastante clara sobre lo que quiero decir.
El domingo me levante para trabajar, sí he escrito domingo. Entre las lagañas, el mal humor y el despiste que te deja estar entre un viaje astral y la dura realidad, me desnudé mientras esperaba a que el agua de la ducha estuviera lo suficiente caliente para no sufrir un schok por el cambio de temperatura. Y mientras esperaba un tablón que tenía apoyado en la pared decidió caerse encima de mi dedo gordo del pie. Sí, ya sé ¿para qué puñetas tengo yo apoyado un tablón en la pared? Bueno, eso no viene al caso. Lo que sí viene al caso, es el dolor insoportable que te producen ese tipo de golpes, ni me salían los gemidos, y yo pensaba: “no llores, si no vale la pena, si total ya no te vas a librar del dolor, pero hay que ver: ¡toma, toma y retoma pastillas de goma”. Las siete de la mañana y mi dedo gordo ¡más gordo que nunca! Parecía una morcilla negra ¡asquerosa! ¡odio la morcilla negra! Total que me fui al hospital, cojeando, maldiciendo mi mala suerte y procurando no bajar de 120 Km/h para no tener que apretar el embrague.
No quiero ser cruel, pero encima estuve en un servicio donde la mayoría cojean o están amputados, y lo último que les faltaba era ver a la que les tenía que cuidar más coja que todos ellos, intentando reprimir las lagrimas y sirviendo a sus ordenes, porqué si hay algo que tienen los pacientes es que carecen de paciencia, y ya te pueden ver lisiada que no se cortan ni un solo pelo a la hora de pedir que hagas diez viajes para cumplir todos sus requisitos.
Y ni pastillas de goma ni nada de nada, me tuve que atiborrar de ibuprofeno mientras mi dedo se iba hinchando por momentos. Al final del día ya casi no cabía en el zapato, y entonces al clima se le ocurrió sustituir a la lluvia por los 31 ºC y claro ahora no me queda más remedio que lucir sandalias con un dedo amoratado.

Comentarios

Marina ha dicho que…
Toma, toma pastillas de goma!
jejeje
Espero que estés mejor!
Mua!
Rebeca ha dicho que…
Totalmente recuperada. Nada que no pueda disimular una buena laca de uñas!!

P.s.: gracias x las fotos!!!
Rebeca ha dicho que…
¡ah, se me olvidaba! ¡y por la frase!

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …