Ir al contenido principal

MI AMIGA LA ONU


Ayer salí a bailar y eso que el calor está haciendo insoportable las noches de discoteca. ¡Es irremediable! entre las altas temperaturas, la gente, el humo y el movimiento de tu cintura nadie se libra de tener la frente perlada de sudor. ¿Perlada? ¡uff!, suena un poco a novela Daniel Steel, en fin…
Mi amiga siempre me dice que atrae a gente de otros países, que haga lo que haga si hay algún africano en la sala acabará pegado a su lado y pidiéndole en matrimonio en menos de diez minutos. Y yo no la creía, porqué a pesar de su inmenso atractivo no pensaba que las preferencias estuvieran relacionadas con el lugar de origen.
Pero parece ser que sí, hay algo en la cara de las personas, o flotando en el ambiente, que hace que atraigas a determinado tipo de individuos. En una época en que a mí sólo se me acercaba gente rara pensé que yo tenía que tener aspecto de desequilibrada mental, y que más valía que hiciera esfuerzos por mejorar mi rictus si no quería seguir enfrentándome a psicópatas, megalómanos, narcisistas, ludopas, maníacos y obsesivos compulsivos.
Si John Fobres Nash consiguió formular una teoría económica a partir de ver que las chicas guapas de las discotecas casi nunca ligaban a favor de sus amigas más feas. A lo mejor de esto también se puede deducir otra ley universal. Aunque no estoy muy de acuerdo con eso de que las guapas no ligan, el buen producto es el buen producto, y un consuelo para las pobres autoestimas el pensar que si no ligas es porqué eres demasiado guapa.
El caso es que mi amiga debe llevar pintada en la cara ONG o ONU porqué aquí están las nacionalidades de todos los que le pidieron el teléfono: Senegal, Pakistán, Marruecos, Cabo Verde y Camerún. Y ella que es todo sonrisas estuvo haciendo de embajadora española, aunque a pesar de la variedad no encontró el gusto.
Yo por mi parte sigo con lo mismo, con eso de que: ¿de dónde soy? ¿Qué de dónde vengo? Porqué todo el mundo sigue sin creerse que sea española.
No esta mal eso de haberme juntado con la ONU ahora que estoy sin nacionalidad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

LA NOVELA CON MÁS AUDIENCIA DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Visto el panorama político sólo me queda el humor (el humor del Jueves para ser más concreta), esto promete, promete y mucho.




En efecto, la marmota Phil, augura 6 semanas más de desgobierno en España.


El Jueves lo tiene claro, estos son los que van a gobernar España.




ROMEO Y SU PROPUESTA INDECENTE

Escuchen la melodía de esta canción.



Ahora vuelvan a escuchar pero presten atención a la letra.
“Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol,
Si levanto tu falda, me darías el derecho.
A medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo, Si te parece prudente, esta propuesta indecente.”
Mujer del  S.XXI se niega a esta falta de respeto. Bajo las notas de bachata puede parecer apetecible, pero Romeo Santos debería saber que el alcohol no es un excusa y que mucho menos para poner en juego el cuerpo de nadie, una mujer puede tener todo el derecho a decir que “No” en cualquier momento y por supuesto, un hombre también.
No Romeo, la respuesta es que tu propuesta indecente me ha puesto los pelos de punta, que me encantaría bailar bachata, pero que me niego a que me robes los besos que no te quiero dar, y que me lleves a un polígono a empañar los vidrios ¡se pueden ser más cutre! Y te anunció que si vengo acompañada es porque estoy con quien quiero estar, con el que me respeta y le acepto las propu…