Ir al contenido principal

LA DECEPCIÓN DE WILL SMITH


Recuerdo un capítulo del príncipe de Bel Air, en el que Will Smith conocía a una chica despampanante. No sé porqué los dos quedaban encerrados en una habitación y con el calor la chica empezaba a quitarse cosas: que si una peluca, las uñas postizas, pestañas falsas, lentillas de color, dientes…Will se quedaba horrorizado: “¡por Dios, es un monstruo disfrazado!”. Ya sé sabe, el príncipe solía hacer comentarios bastante descarados.
En general, la gente se queda admirada de ciertas cosas y quiere imitarlas a toda costa. Yo me deje encandilar por una sonrisa ¡una sonrisa preciosa! Casi más blanca que el nácar, si la persona hubiera sido un dibujo animado, cada vez que se hubiera reído hubiera salido un asterisco de su boca substituyendo al efecto brillo. En lugar de eso, se marcaban dos hoyuelos y una fila de dientes perfectos ¡Ni una pequeña torcedura! Era una fila recta, de encías impecables y esmalte blanco nuclear.
Le tenía mucha envidia, me hubiera apuntado a todos los programas de blanqueamiento dental en ese momento, incluso hubiera aceptado llevar corrector bucal, aunque mis dientes no están nada torcidos. Yo también quería una sonrisa como esa, simplemente de cine.
Pero ayer me transforme en Will Smith, la persona se acercó sonriente y yo que ya esperaba ver el brillo, me quede mirando fijamente su dentadura como si fuera un caballo. En lugar de los dientes perfectos que había visto todos los días, descubrí dos palas partidas, cada una hacía un lado, de forma perpendicular. El color no era blanco si no amarillo café, y los dientes de abajo tampoco estaban en estricta fila india. Mientras me hablaba no pude apartar ni un segundo mi mirada de su boca: “¡menuda decepción!” “la perfección no existe!” hasta mis dientes me parecían mucho más bonitos en ese momento.
Si trataba de engañarnos con su eclipsante sonrisa por lo menos podía no haberse olvidado ese día la prótesis que usara desvelando así el misterio. Ahora ya nunca podré mirar con los mismos ojos a esa sonrisa que me suscito tanta envidia.
La belleza exige un esfuerzo diario, un pequeño despiste y todo tu glamour cae en picado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA NOVELA CON MÁS AUDIENCIA DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Visto el panorama político sólo me queda el humor (el humor del Jueves para ser más concreta), esto promete, promete y mucho.




En efecto, la marmota Phil, augura 6 semanas más de desgobierno en España.


El Jueves lo tiene claro, estos son los que van a gobernar España.




ROMEO Y SU PROPUESTA INDECENTE

Escuchen la melodía de esta canción.



Ahora vuelvan a escuchar pero presten atención a la letra.
“Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol,
Si levanto tu falda, me darías el derecho.
A medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo, Si te parece prudente, esta propuesta indecente.”
Mujer del  S.XXI se niega a esta falta de respeto. Bajo las notas de bachata puede parecer apetecible, pero Romeo Santos debería saber que el alcohol no es un excusa y que mucho menos para poner en juego el cuerpo de nadie, una mujer puede tener todo el derecho a decir que “No” en cualquier momento y por supuesto, un hombre también.
No Romeo, la respuesta es que tu propuesta indecente me ha puesto los pelos de punta, que me encantaría bailar bachata, pero que me niego a que me robes los besos que no te quiero dar, y que me lleves a un polígono a empañar los vidrios ¡se pueden ser más cutre! Y te anunció que si vengo acompañada es porque estoy con quien quiero estar, con el que me respeta y le acepto las propu…

PASAR AGOSTO

Cual ancianita chilena estamos intentando pasar Agosto, para los que desconozcan el dicho, se trata de sobrevivir un año más al invierno sumando otro año de vida, un gran mérito cuando tienes 90 años y te enfrentas a las pneumonías en climas fríos. En el caso del hemisferio Norte, sobrevivir a esta maldita ola de calor que no acaba y cumplir un año más como manda la tradición augusta.
Ahora recuerdo porque prefería estar viajando en lugar de estar trabajando en los meses más cálidos, la gente se vuelve un poco loca con las temperaturas.
Y mientras, persiste el ajetreo político que parece que tampoco se ha ido de vacaciones: se convocan elecciones, según algunos con un significado que no es el que siempre ha tenido; en Grecia las bolsas se agitan después de hacer un referéndum, que no tiene ningún sentido, porque se acaba sucumbiendo a la Troika; Twiter y otras redes sociales se convierten en el baúl de donde sacar los pecados pasados; políticos que mienten impasiblemente negando haber …