Ir al contenido principal

NO SIN MIS TACONES


Cada vez que me calzo los zapatos me vuelvo una persona totalmente diferente, tan sólo un poquito más de altura y ya ando más erguida, sonrio y miro todo como si estuviera muy por encima.
Por mis tacones he pasado por torturas inconfesables: yagas, juanetes, duricias, ampollas, fricciones…y siempre pensando en esa serie de la Bruja Avería en la que a Maria Antonieta le cortaban la cabeza y ella decía: “para presumir hay que sufrir”, y yo he seguido su digno ejemplo, a base de morderme el labio y ensayar montones de sonrisas forzadas en medio de la pista de baile, mientras mis pies ardían de dolor, maldiciéndome por ser capaz de maltratarlos de semejante manera.
Una vez, nada más bajar del tren se rompió uno de mis tacones, así que tuve que ir andando hasta casa como si estuviera afectada de una cojera, con el tacón en la mano y refunfuñando mientras todo el mundo me miraba.
Los tacones me han hecho quedarme atascada en más de un agujero pero también gracias a ellos, una vez, conseguí que me transportaran en brazos.
Aunque con frecuencia me han puesto en peligro, no son pocos los que se admiran de la capacidad de mantener el equilibrio en medio de: una rampa, escalinata o paso estrecho con semejantes artilugios colocados en los apéndices.
Con ellos puedo hacer de protagonista de una de las pelis de Almodóvar, ser como el demonio de la película esa en que se vestía de Prada y reivindicar lo femenino por el gusto de lo femenino.
Porqué aunque no cabe duda de que podrían ser utilizados como un elemento de castigo, lo que me dan esos zapatitos: mi seguridad, mi feminidad, mi subidón de autoestima, hace que convertida en heroína, capaz de superar cualquier peligro, me repita ¡no sin mis tacones!, porqué entonces ya no sería yo misma.

Comentarios

Senofrari ha dicho que…
Vaya, eso no lo sabía yo.
Así que los tacones crean dependencia... xD
Un saludo,

Senofrari
Rebeca ha dicho que…
bueno, ya se sabe cada uno tiene sus vicios, je, je!!!
Marali ha dicho que…
Si hija si, sigue con tus tacones, ya te llegará el dia en que tengas que conformarte con solo 3 cm. de tacon. A las bajitas siempre nos han gustado los tacones por todo lo que dices, seguridad, auto-estima, feminidad. Hubo un tiempo en que la mujer creia que, por aquello de la igualdad, no debia ser femenina e incluso ni se depilaban las axilas, bastante asquerosillo ¿no?. Yo de joven también llevaba tacones muy altos, de aguja, y bailaba toda la noche con ellos aguantando bien, pero a la hora de volver a casa era horrible lo que llegaban a dolerme los pies.
Rebeca ha dicho que…
Sí, bastante asquerosillo ¡estoy totalmente en contra de ese tipo de igualdad!

De consecuencias ya sufro y soy consciente que no voy a poder llevar eternamente ese tipo de zapatos ¡qué le vamos a hacer! pero mientras siga siendo una presumida y mis pies lo aguanten, pues así andaremos.

Un besito guapa!!

Entradas populares de este blog

LA NOVELA CON MÁS AUDIENCIA DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Visto el panorama político sólo me queda el humor (el humor del Jueves para ser más concreta), esto promete, promete y mucho.




En efecto, la marmota Phil, augura 6 semanas más de desgobierno en España.


El Jueves lo tiene claro, estos son los que van a gobernar España.




PASAR AGOSTO

Cual ancianita chilena estamos intentando pasar Agosto, para los que desconozcan el dicho, se trata de sobrevivir un año más al invierno sumando otro año de vida, un gran mérito cuando tienes 90 años y te enfrentas a las pneumonías en climas fríos. En el caso del hemisferio Norte, sobrevivir a esta maldita ola de calor que no acaba y cumplir un año más como manda la tradición augusta.
Ahora recuerdo porque prefería estar viajando en lugar de estar trabajando en los meses más cálidos, la gente se vuelve un poco loca con las temperaturas.
Y mientras, persiste el ajetreo político que parece que tampoco se ha ido de vacaciones: se convocan elecciones, según algunos con un significado que no es el que siempre ha tenido; en Grecia las bolsas se agitan después de hacer un referéndum, que no tiene ningún sentido, porque se acaba sucumbiendo a la Troika; Twiter y otras redes sociales se convierten en el baúl de donde sacar los pecados pasados; políticos que mienten impasiblemente negando haber …

ROMEO Y SU PROPUESTA INDECENTE

Escuchen la melodía de esta canción.



Ahora vuelvan a escuchar pero presten atención a la letra.
“Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol,
Si levanto tu falda, me darías el derecho.
A medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo, Si te parece prudente, esta propuesta indecente.”
Mujer del  S.XXI se niega a esta falta de respeto. Bajo las notas de bachata puede parecer apetecible, pero Romeo Santos debería saber que el alcohol no es un excusa y que mucho menos para poner en juego el cuerpo de nadie, una mujer puede tener todo el derecho a decir que “No” en cualquier momento y por supuesto, un hombre también.
No Romeo, la respuesta es que tu propuesta indecente me ha puesto los pelos de punta, que me encantaría bailar bachata, pero que me niego a que me robes los besos que no te quiero dar, y que me lleves a un polígono a empañar los vidrios ¡se pueden ser más cutre! Y te anunció que si vengo acompañada es porque estoy con quien quiero estar, con el que me respeta y le acepto las propu…