Ir al contenido principal

PUNTO CERO


A veces sin querer, en tan sólo un instante vuelves a estar en el punto cero, acababas de dar un paso y no sabes muy bien porqué te ves obligada a retroceder y a permanecer en la salida.
A mí me pasa con bastante frecuencia, pero procuro no desanimarme y seguir entrenando para poder ganar la carrera.
Por suerte, no soy la única a la que los inconvenientes le llueven sin quererlo.
Ayer salía del gimnasio cuando recibí una llamada de una de mis amigas, estaba bastante desilusionada porqué se suponía que a esas alturas tendría que estar en Camerún prestando su ayuda en un proyecto de cooperación internacional.
El día 26 había salido de Barcelona con otras dos personas y había viajado hasta Casablanca para poder hacer el enlace hasta su destino definitivo.
Mientras ella daba los pasos hacía Camerún, el mundo que tampoco se para continúo haciendo de las suyas, subió el petróleo y entonces hubo huelga general en el país, los piquetes fueron bastante violentos y acabaron matando a unas 20 personas (según dice la rumorología, porqué de este conflicto todavía no he oído ni una sola palabra en ningún telediario).
Mi amiga se quedó en Casablanca esperando su salvoconducto y pensando que la ciudad era realmente horrorosa, sobretodo porqué no había ningún varón parecido a Humphrey Bogart, ni ningún Rics donde tomar un buen café.
Una vez en territorio nacional, la desilusión lo tiñó todo, el mes en África se había borrado de su agenda, estaba otra vez en el mismo lugar y con las mismas obligaciones, porqué ante la posibilidad de una guerra civil el proyecto se había anulado del todo hasta el año siguiente: “¡a saber dónde estaré yo de aquí a un año!” musitó mi amiga.
Entre las dos le dimos la vuelta a la tortilla, pensamos en que por lo menos estaba salva y sana, con vida y de nuevo en casa, que podríamos volver a salir juntas, que trabajaría y ganaría dinero y que había podido conocer la famosa Casablanca.
Yo durante su ausencia, aparentemente también había dado un paso adelante, pero luego todo se había estropeado y volvía a estar en el punto cero. Nos reímos y nos prometimos a nosotras mismas, mirar las ventajas y lo positivo de volver a estar de nuevo en la salida.
Así que las dos estamos esperando el pistoletazo, preparadas con las bambas y por suerte con una gran sonrisa pintada en la cara, mientras alguien grita: ¡¡Preparados, listos, ya!!

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA NOVELA CON MÁS AUDIENCIA DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Visto el panorama político sólo me queda el humor (el humor del Jueves para ser más concreta), esto promete, promete y mucho.




En efecto, la marmota Phil, augura 6 semanas más de desgobierno en España.


El Jueves lo tiene claro, estos son los que van a gobernar España.




ROMEO Y SU PROPUESTA INDECENTE

Escuchen la melodía de esta canción.



Ahora vuelvan a escuchar pero presten atención a la letra.
“Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol,
Si levanto tu falda, me darías el derecho.
A medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo, Si te parece prudente, esta propuesta indecente.”
Mujer del  S.XXI se niega a esta falta de respeto. Bajo las notas de bachata puede parecer apetecible, pero Romeo Santos debería saber que el alcohol no es un excusa y que mucho menos para poner en juego el cuerpo de nadie, una mujer puede tener todo el derecho a decir que “No” en cualquier momento y por supuesto, un hombre también.
No Romeo, la respuesta es que tu propuesta indecente me ha puesto los pelos de punta, que me encantaría bailar bachata, pero que me niego a que me robes los besos que no te quiero dar, y que me lleves a un polígono a empañar los vidrios ¡se pueden ser más cutre! Y te anunció que si vengo acompañada es porque estoy con quien quiero estar, con el que me respeta y le acepto las propu…

PASAR AGOSTO

Cual ancianita chilena estamos intentando pasar Agosto, para los que desconozcan el dicho, se trata de sobrevivir un año más al invierno sumando otro año de vida, un gran mérito cuando tienes 90 años y te enfrentas a las pneumonías en climas fríos. En el caso del hemisferio Norte, sobrevivir a esta maldita ola de calor que no acaba y cumplir un año más como manda la tradición augusta.
Ahora recuerdo porque prefería estar viajando en lugar de estar trabajando en los meses más cálidos, la gente se vuelve un poco loca con las temperaturas.
Y mientras, persiste el ajetreo político que parece que tampoco se ha ido de vacaciones: se convocan elecciones, según algunos con un significado que no es el que siempre ha tenido; en Grecia las bolsas se agitan después de hacer un referéndum, que no tiene ningún sentido, porque se acaba sucumbiendo a la Troika; Twiter y otras redes sociales se convierten en el baúl de donde sacar los pecados pasados; políticos que mienten impasiblemente negando haber …