Ir al contenido principal

ESFUERZO DRACONIANO


Hoy quería hablar de esfuerzos draconianos que son los que muchos de nosotros hacemos cada día con tal de conseguir nuestros objetivos, es decir un esfuerzo excesivo y que normalmente incorpora más prejuicio que recompensa.
La palabra draconiano también forma parte de esa lista inmensa de letras unidas que me encanta escuchar porqué tienen musicalidad, pero nunca me había preguntado el porqué de repente alguien había decidido usar exactamente esas sílabas para definir nuestras exageraciones: castigos, esfuerzos…
Ante las dudas no hay más que recorrer a la historia, te acaba demostrando que todo tiene un principio y un porqué.
Dracón era un legislador de Atenas, al cual se le había metido en la cabeza, que la pena a cualquier delito, fuera leve o grave, debía ser la muerte. De esta manera pretendía liberar a la sociedad de maleantes. El problema es que presuponía que había personas buenas por naturalezas, incapaces de hacer el mal.
Lo cierto es que ¿alguien conoce alguna persona que jamás haya causado un mal a nadie? ¿qué jamás allá cometido un acto incorrecto: un pequeño robo, una pequeña mentira…?
Para mí Dracón era bastante optimista y confiaba en exceso en la excelencia de la raza humana. Si nos dieran la libertad absoluta, sin tener que sucumbir a la norma social ¿realmente sería esa bondad la que saldría a flote? ¿o nuestro programa genético que ha perdurado a lo largo de los siglos mostraría que el hombre también se deja llevar por el mal?
No quiero tirar por tierra lo que somos, ni tildarnos a todos de seres horrorosos y despreciables, tampoco estoy de acuerdo con las medidas draconianas de Dracón, pero sí que tras mis mil horas de estudio, mis sudores en el gimnasio, mis madrugones interminables, mis esfuerzos por permanecer a dieta más de dos semanas, etc ,etc, todas ellas medidas draconianas, entiendo que realmente fueron excesivas como la política de Dracón.
Por cierto, al final, la sociedad tampoco estuvo muy de acuerdo con el legislador y éste tuvo que exiliarse a Egina (una de las innumerables islas griegas).

Comentarios

Senofrari ha dicho que…
¡Hola!
Me he topado con tu blog y me ha parecido interesante la entrada. No sabía de donde proviene la palabra draconiano/a ni mucho menos lo que hizo Dracón.
En mi opinión me parece que todo exceso es malo, tanto en severidad como en permisividad. Hay que buscar la justa medida.
Un saludo,

Senofrari
Fran ha dicho que…
Yo voy más allà! Dracón no tuvo en cuenta que si no había mal no se podía ver lo bueno: "No hay mal que por bien no venga". Visca!
Rebeca ha dicho que…
Muchas gracias por tu comentario Senofrari.
Tienes razón los extremos siempre son malos. Y tú también Fran para entender una cosa también debemos contar con su contrario.
Un saludo a los dos!
Christian ha dicho que…
Excelente blog, gracias al destino, vine a dar aquí, me parece interesante lo que argumentas, soy abogado, y a unas cuantas experiencias vividas en carne propia me he dado cuenta que la ley sirve para dos cosas, 1.- para violarla, y 2.- para volverla a violar...

Esfuerzos draconianos, que tal vez toda la vida seguiremos intentando para conseguir la cima anhelada, mas sin en cambio, solo unos cuantos obtienen resultados esperados. Otros sucumben al final. y Muchos otros, (la gran mayoría) no lo intentamos por el temor a sacar la cabeza, quitarnos esa venda de los ojos y seguimos inmersos en la linea transversal que nos han impuesto los dueños del mundo... saludos...
Rebeca ha dicho que…
Supongo que cuando una ve las cosas desde dentro aún tiene más pruebas para confirmar sus sospechas.

Como bien dices, la mayoría dejamos los esfuerzos draconianos a un lado y nos amparamos en la comodidad de lo que ya conocemos, aunque en el fondo sigamos anhelando otros sueños.

Entradas populares de este blog

LA NOVELA CON MÁS AUDIENCIA DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Visto el panorama político sólo me queda el humor (el humor del Jueves para ser más concreta), esto promete, promete y mucho.




En efecto, la marmota Phil, augura 6 semanas más de desgobierno en España.


El Jueves lo tiene claro, estos son los que van a gobernar España.




ROMEO Y SU PROPUESTA INDECENTE

Escuchen la melodía de esta canción.



Ahora vuelvan a escuchar pero presten atención a la letra.
“Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol,
Si levanto tu falda, me darías el derecho.
A medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo, Si te parece prudente, esta propuesta indecente.”
Mujer del  S.XXI se niega a esta falta de respeto. Bajo las notas de bachata puede parecer apetecible, pero Romeo Santos debería saber que el alcohol no es un excusa y que mucho menos para poner en juego el cuerpo de nadie, una mujer puede tener todo el derecho a decir que “No” en cualquier momento y por supuesto, un hombre también.
No Romeo, la respuesta es que tu propuesta indecente me ha puesto los pelos de punta, que me encantaría bailar bachata, pero que me niego a que me robes los besos que no te quiero dar, y que me lleves a un polígono a empañar los vidrios ¡se pueden ser más cutre! Y te anunció que si vengo acompañada es porque estoy con quien quiero estar, con el que me respeta y le acepto las propu…

PASAR AGOSTO

Cual ancianita chilena estamos intentando pasar Agosto, para los que desconozcan el dicho, se trata de sobrevivir un año más al invierno sumando otro año de vida, un gran mérito cuando tienes 90 años y te enfrentas a las pneumonías en climas fríos. En el caso del hemisferio Norte, sobrevivir a esta maldita ola de calor que no acaba y cumplir un año más como manda la tradición augusta.
Ahora recuerdo porque prefería estar viajando en lugar de estar trabajando en los meses más cálidos, la gente se vuelve un poco loca con las temperaturas.
Y mientras, persiste el ajetreo político que parece que tampoco se ha ido de vacaciones: se convocan elecciones, según algunos con un significado que no es el que siempre ha tenido; en Grecia las bolsas se agitan después de hacer un referéndum, que no tiene ningún sentido, porque se acaba sucumbiendo a la Troika; Twiter y otras redes sociales se convierten en el baúl de donde sacar los pecados pasados; políticos que mienten impasiblemente negando haber …