Ir al contenido principal

LA TELE SILENCIOSA


Jamás pensé que la echaría tanto de menos. Des de que vivo sola noto la falta de ruido a mi alrededor. Me siento incomunicada del mundo y es que llevó una semana sin ver noticias, algo así como si me hubiera quedado encerrada en una cabaña en medio de la montaña.
Y lo peor es que ya no puedo comentar el último capítulo de CSI o la nueva temporada de House cuando llego al trabajo, con lo cual se agotan mis temas de conversación.
Tampoco puedo pararme a observar detenidamente a la presentadora de Gente mientras me como fervorosamente la cena y voy pensando "pues tampoco es tan guapa ¿a ver qué tiene ella que no tenga yo?" (horroroso consuelo de los tontos).
Lo mejor de las mañanas es levantarse, hacer el café y poner la tele y dejar ese rumor corriendo mientras te maquillas, te vistes, te secas el pelo y sales corriendo porqué otra vez has consumido esos cinco minutos de más para no llegar tarde al trabajo.
Y lo mejor de la noche es arremolinarse en el sofá, cubierta por cuatro mantas, con una estufa eléctrica apuntandote directamente a la cara y un vaso de leche sobre la mesa, preparada perfectamente para ver el peliculón de los viernes.
Pero no tengo tele, así que como una pequeña ermitaña en lugar de criticar mentalmente a los personajes de la pantalla, me dedicó a repasar lo horrorosa que me ha quedado la verdura y lo horroroso que está el mundo a las 23 de la noche.

Comentarios

Patrícia ha dicho que…
Nena!! Compra't una tele JA!!
Marina ha dicho que…
Nosotros tenemos una, pequeñita y algo vieja, que te podríamos dejar provisionalmente!
Quieres?
Rebeca ha dicho que…
Que monas que soys! mi madre dice que no sé q diario regala una tele y va a reunir los cupones para conseguirla, pero será dentro de un mes o más.

Marina, acepto la oferta, prometo cuidarla con todo el cariño y el aprecio del mundo.
Marina ha dicho que…
Rebeca!
Mi tele es tu tele. ¿Como quedamos para que la adoptes? jejeje
Rebeca ha dicho que…
¡complicadillo con tanta faena ¿verdad?! pero podríamos hacer la cena oficial del mes y aprovechar para formalizar la adopción ¿te parece?
Marina ha dicho que…
Faena o no, la cena és la cena... y si sirve para adoptar mejor que mejor!
Dos opciones: que mejor te paso por mail!
Mua!

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …