Ir al contenido principal

OTRA NAVIDAD


Parece ser que ya he superado con éxito la primera parte de las fiestas. No es que tenga nada en contra de la Navidad, pero los excesos y mi descontrol me ponen los pelos de punta, y además siempre me acuerdo de toda esa gente que está sola. Se me viene a la cabeza la imagen de alguien mayor, que se pasa el día de Navidad sentado en un sofá forrado de terciopelo verde viendo la televisión acompañado de su gato Cascabel. Y como el bombardeo publicitario es incesante: "Familia, familia, familia, familia...." igual que luces de neón parpadeando continuamente, el que está solo se hace todavía más consciente de su soledad.
Este año he elegido trabajar el día de Navidad, me apetecía porqué no hay nada peor que estar enfermo y encerrado en un hospital en estas fechas. Y quien sabe a lo mejor a alguien le alegre ver que no es el único que aunque por otros motivos pasa las Navidades lejos de su familia.
Hablando de la soledad, para ser Navidad casi no hubo visitas, los pasillos estuvieron más vacíos que nunca, amenizados por el murmullo de la radio de un paciente que se pasó el día transmitiendo villancicos. Sólo a media tarde apareció toda una familia disfrazada con gorros de Papa Noel y panderetas tratando de animar al miembro de la saga más desafortunado ese año.
Así que mi: "buenos días, feliz Navidad" de la mañana quedó descolorido y ahogado en el charco de la desilusión y la desesperanza.
Sólo una abuelita me hizo sonreír, con sus palabras, que se mezclaban con la pena de esa visión mía imaginaria del hombre y su gato cuando me dijo: "ha sido muy buena idea esto de que me dejen aquí unos cuantos días más, porqué ahora me encuentro mucho mejor, lo notó. Mi marido y yo vivimos solos, nos alimentamos de latas de conservas, las hay de todos tipos: garbanzos, judías, lentejas...cada día abrimos una y nos la comemos, y a veces incluso comemos pescado, bueno pescado congelado, baritas de pescado, yo me como una y él a lo mejor dos." Y la abuela me miraba resplandeciente. ¿Es extraño verdad? pero alguien estaba feliz por estar aquí el día de Navidad y comer comida de hospital.

Comentarios

mas de mi que de... lirio ha dicho que…
Se que irrumpir en tu espacio de esta manera no es justo ni bonito pero me he apuntado a mi primer concurso, un año en un post y la verdad es que me hace mucha ilusión llegar al jurado… lamentablemente me he apuntado tarde y para que ellos me lean necesito votos… muchos votos. No es mi intención ganar el viaje pero si que mis palabras lleguen….
Gracias por tu atención.
Guardare tu blog y luego lo leeré con calma… es lo mínimo que siento hacer para compensar mi invasión.
Felices fiestas!


Si la montaña no va Mahoma, Mahoma va a la montaña.

“Trescientas sesenta y cinco palabras y ya me quedan menos para tanto vivir… “
A la espera de que este sea el otro, voy diluyendo los días, arrastrando las horas, suprimiendo segundos como si la vuelta de página en un calendario aun vigente resolviera los silencios que no responden a cada una de mis dudas.
Ilusa esperanza que espera milagros… un día es un día y no por traspasar ese instante que lo convierte en el siguiente deja nuestro equipaje en la línea que lo aparta del momento presente.
El hoy aun clava sus dagas en el fondo de mi alma…
Mañana aun seré yo.

Y si te ha gustado, “VOTAME” jejejej
http://lirioenelespejo.blogspot.com/2007/12/trescientas-sesenta-y-cinco-palabras-y.html
Rebeca ha dicho que…
Perdonada por la intromisión ¿en que consiste exactamente ese concurso?
No te preocupes, me pasaré por tu blog, al fin y al cabo el buen marketing cuenta, com has dicho: si la montaña no va Mahoma, Mahoma va a la montaña.
Marali ha dicho que…
Hola Rebeca, muy triste la historia de esta abuela que se sentia contenta de estar en el hospital en Navidad. De hecho cuando tenemos que pasar unos dias ingresados y nos quejamos de la comida de hospital (i es verdad que no és muy apetitosa) lo hacemos de vicio porque como dice el refrán "Val més una bona gana que una bona vianda". Nos vemos el sábado, ja me contarás si hiciste el pastel y como te fué.
Rebeca ha dicho que…
pues sí, la verdad es que a veces cuando escucho las historias de la gente me doy cuenta de lo afortunada que soy, a pesar de lo mucho que me quejo.

El pastel genial!Te lo agradezco de verdad.

¿lo de la cena es seguro el sábado? porqué al final no ha habido ninguna confirmación oficial.

Entradas populares de este blog

LA NOVELA CON MÁS AUDIENCIA DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Visto el panorama político sólo me queda el humor (el humor del Jueves para ser más concreta), esto promete, promete y mucho.




En efecto, la marmota Phil, augura 6 semanas más de desgobierno en España.


El Jueves lo tiene claro, estos son los que van a gobernar España.




ROMEO Y SU PROPUESTA INDECENTE

Escuchen la melodía de esta canción.



Ahora vuelvan a escuchar pero presten atención a la letra.
“Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol,
Si levanto tu falda, me darías el derecho.
A medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo, Si te parece prudente, esta propuesta indecente.”
Mujer del  S.XXI se niega a esta falta de respeto. Bajo las notas de bachata puede parecer apetecible, pero Romeo Santos debería saber que el alcohol no es un excusa y que mucho menos para poner en juego el cuerpo de nadie, una mujer puede tener todo el derecho a decir que “No” en cualquier momento y por supuesto, un hombre también.
No Romeo, la respuesta es que tu propuesta indecente me ha puesto los pelos de punta, que me encantaría bailar bachata, pero que me niego a que me robes los besos que no te quiero dar, y que me lleves a un polígono a empañar los vidrios ¡se pueden ser más cutre! Y te anunció que si vengo acompañada es porque estoy con quien quiero estar, con el que me respeta y le acepto las propu…

PASAR AGOSTO

Cual ancianita chilena estamos intentando pasar Agosto, para los que desconozcan el dicho, se trata de sobrevivir un año más al invierno sumando otro año de vida, un gran mérito cuando tienes 90 años y te enfrentas a las pneumonías en climas fríos. En el caso del hemisferio Norte, sobrevivir a esta maldita ola de calor que no acaba y cumplir un año más como manda la tradición augusta.
Ahora recuerdo porque prefería estar viajando en lugar de estar trabajando en los meses más cálidos, la gente se vuelve un poco loca con las temperaturas.
Y mientras, persiste el ajetreo político que parece que tampoco se ha ido de vacaciones: se convocan elecciones, según algunos con un significado que no es el que siempre ha tenido; en Grecia las bolsas se agitan después de hacer un referéndum, que no tiene ningún sentido, porque se acaba sucumbiendo a la Troika; Twiter y otras redes sociales se convierten en el baúl de donde sacar los pecados pasados; políticos que mienten impasiblemente negando haber …