Ir al contenido principal

OCIO: TIEMPO PARA CREAR



¿Qué es el ocio y por qué es tan importante para nosotros?


No siempre el ocio fue un derecho humano. En la época de Aristóteles el ocio era una exclusividad de la elite muy versada en la filosofía y la política.
Por suerte, las sociedades han ido evolucionando y se han ido modificando progresivamente, y el ocio ha empezado a entenderse como un bien preciado y una necesidad para reponer todas las energías consumidas durante nuestra labor.
Cuando habíamos interiorizado que el trabajo dignificaba, pasamos a creer que la vida se vuelve insignificante sin el ocio, porqué es durante ese tiempo apartado de la productividad (entendida en términos económicos), que se expande y se explota nuestra creatividad, que aparece el arte y con él todas sus categorías como: la pintura, la literatura, el cine.
No hay duda, de que el ciudadano de esta época, ha hecho del ocio un eje de su vida, de ahí esa división tan nuestra entre días laborables y festivos.
Y sin embargo, hoy en mi calendario pone día laborable y no festivo, y maldigo al que inventó este horario a la inversa, que me vuelve loca y no me deja disfrutar del mismo tiempo libre que todo el mundo. Pero en cambio cuando llegue el miércoles y ponga festivo y no laborable sonreiré por ser una parte de un mundo al revés.

P.S.: GRACIAS AL OCIO POR: los monólogos del club de la comedia el jueves, los Girasoles de Van Gogh, la invención de la Sandwichera, el descubrimiento de la ley de la gravedad, la serie de los Simpson y Futurama, las colecciones de sellos, la siesta, las paellas en el chiringuito de la playa, los chupa chups, el mito de la caverna de Platón, la palabra democracia, Internet, El Coliseo romano, los juegos olimpicos, la Formula 1, los mundiales de: fútbol, basquet, balonmano, ping pong, voleybol, beysbol, rugby, natación..., los conciertos de U2, Queen, los viajes por el mundo, los casinos, el teatro, el cubo de rubik, los sudokus, los crucigramas, la prensa, el MP3, el IPOD, el buscaminas, el Final Fantasy y el Sing Star, el bulli,, la ensalada de queso de cabra con pipas caramelizadas, los concursos de mister España, los calendarios de bomberos, las autocaravanas, los campings, el camino de Santiago, la pesca, la astronomía, y los deseos a las estrellas fugaces, el horóscopo, la carta astral, la celebración: del cumpleaños, boda, comunión, confirmación, bautizo..., los spas, el circo, el paracaidismo, los rocodromos, el zoológico, el acuario, el cine, la televisión, la cámara de vídeo, la cámara de fotos, la mochila, la cantimplora, las bambas, el bikini, las patatas bravas, el conde Drácula, Frankestein, y el hombre del saco, el saco de dormir, los parques de atracciones, el jacuzzi, los museos, el parque Güell, las palomitas, los cacahuetes y las pipas, el carnaval, Halloween, la Navidad, Fin de año, la diada de Catalunya, el sábado y el domingo, las vacaciones, las barbacoas en el campo, ir a buscar setas, los desfiles de moda, los masajes, las ampollas "cara nueva" en un minuto, las cafeterías, etc, etc, etc, etc...¡la lista sería eterna!

Comentarios

Marina ha dicho que…
Gracias al ocio por regalarnos tiempo para el ocio!
Rebeca: enhorabuena por el blog. Me gusta!
Marali ha dicho que…
¿Que te puedo decir? tu escrito es precioso.¡Viva el ocio ! ah¡ y gracias por intentar explicarme que es un "monicaco" me quedó claro pero sigue siendo un misterio de donde sacaron mis padres esta palabra (no creo que tuevieran el libro alemán)No te canses demasiado hoy, vale?
Alícia
Rebeca ha dicho que…
Gracias chicas, feliz domingo, que disfruteis de vuestro ocio!

Entradas populares de este blog

LA MOSCA NEGRA

A veces tengo miedo de creer demasiado, de pensar que hay una parte que desconocemos, de que hay cosas que suceden y parecen no tener explicación. Nunca he querido darle demasiadas vueltas, mi lado precavido me previene contra todo aquello que desconozco, me pueda causar un mal o no.
Pero antes de ayer la vi, como tantas otras veces en que esta a punto de suceder lo inevitable. Revoloteaba por el techo de la habitación con su cuerpo gordo y negro y agitaba las alas produciendo un sonido desconcertante que llamaba la atención. Estaba aguardando, dibujo un circulo y otro circulo y se quedo en ese cuarto en el que yo sabía que las cosas no pintaba bien.
La mire desafiante con el pesar de saber que ya no había vuelta atrás, había llegado la hora, y más tarde o más temprano, se pondría el punto final a una vida que ahora mismo agonizaba en una cama de hospital.
Me fui a casa y soñé, soñé con los acontecimientos del día, y volví a ver a aquella misma moscanegra que solía aparecer de vez en cua…

PRENEZ SOIN DE VOUS

Prenez soin de vous, Sophie Calle
Prenez soin de vous”, mi Sophie Calle que parece ya estar hecha a las despedidas y yo, pasados los días, convertida en una experta, leía estas últimas líneas en una misiva destinada a otra ruptura. Palabras que yo he utilizado cuando no quiero entrar demasiado en la intimidad de los “te quieros” o en el excesivo encadenamiento del “te echaré de menos”.
En esta ocasión Sophie se quedó pensando: “¿qué significa exactamente que alguien te diga “cuídate”?, 107 mujeres respondieron a su reclamo y una vez más, el dolor sirvió para crear algo bello, diferente e intimo.
Cuídate porque te quiero, pero tengo que irme, cuídate porque parece que no lo estas haciendo, cuídate y déjame tranquilo, cuídate, que yo nunca supe hacerlo, cuídate porque ya no tengo nada que decirte…
CUÍDATE.
Que yo, ya no puedo (quiero) hacerlo.”
Prenez soin de vous. Sophie Calle, 2007
¿Y qué significaba para mí “Cuídate”? Escrito por mis manos probablemente ocultaba los verdaderos sentim…

LA RANURA

Hace poco me hicieron una pequeña intervención, el mundo giraba alrededor de mí pero yo era un poco ajena a todo. Las circunstancias son lo de menos, los motivos secundarios pero los hechos son los hechos: todos fueron muy amables conmigo. Estaba acostada en una cama de la sala de recuperación, esperando que los minutos pasaran para poder ver a Mito y volver a casa cuando colocaron a una chica a mi lado. Ladeé ligeramente la cabeza y la vi gimotear, las lágrimas le rodaban sin cesar mejilla y cuello abajo, una enfermera intentó tranquilizarla pero a cambio sólo recibió más lágrimas, desconsolada, incapaz de pronunciar una sola palabra su rostro se descomponía y se difuminaba mientras yo repetíaen mi mente que había que ser valiente, desde mi indiferencia la entendí, a veces te impulsan los deseos, pero puede ser que esos deseos no lo justifiquen todo, no siempre los esfuerzos reciben su recompensa, ni siempre es todo justo, ni siquiera nada garantiza que cumplirás tus sueños, pero lo …