Ir al contenido principal

EL DIAMANTE HOPE

"Un diamante es para siempre", o al menos eso nos hizo creer la propaganda cuando asoció definitivamente el compromiso duradero a una de las joyas más codiciadas.
Pero entre todo ese montón de carbono, tocado por el oro, el óxido o otras substancias, hay una piedra que destaca por encima de las otras: El diamante Hope, actualmente en el Instituto Smithsoniano de Washington y que debe su nombre a uno de sus últimos propietarios, obsesionado por la colección de diamantes, a pesar de haber pasado por múltiples manos y haberse asociado con la desgracia de sus poseedores.
Inicialmente tenía 112,5 kilates, pero a manos del rey Luis XIV de Francia, después de ser tallada pasó a tener 67,5 kilates, y se convirtió en un emblema de la corona francesa, hasta que en la revolución francesa el diamante fue robado y no se volvió a saber de su existencia.
Hasta que apareció 40 años más tarde, con un nuevo tallaje, que reducía el diamante a 44,5 kilates. Y lo cierto, es que no se supo que se trataba de la misma joya tras largos estudios por parte del Instituto Smithsoniano que identificaban el diamante Hope con el diamante azul inicial de la monarquía francesa, en la que complicadas reconstrucciones geométricas ponían en evidencia de que se trataba de la misma joya.
Las últimas manos que tuvieron en su poder el diamante, fueron las de Fiarry Winston, que decidió regalar el diamante al Instituto Smithsoniano, donde actualmente se expone.
Después de recopilar toda esta información, entendí el significado que tenía el diamante azul de Titanic, de porqué era tan importante, y porqué desaparecía bajo las aguas heladas del océano. Una vez más había traído la desgracia a sus protagonistas. Sorprendentemente el diamante había pertenecido a Luis XVI, tal y como le explica su prometido a Rose, y después del hundimiento del barco el diamante se da por perdido para el resto de la historia.
Al final sabemos la verdad y no la de la película: el diamante Hope o azul, todavía existe y aunque ya no conserva su forma original sigue siendo una piedra atrayente y misteriosa.
Después de saber eso, salí a la calle y me di cuenta que la joyería de enfrente de casa, se llama: El diamante azul, me reí y entendí porqué a veces los nombres no se eligen en vano.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA NOVELA CON MÁS AUDIENCIA DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Visto el panorama político sólo me queda el humor (el humor del Jueves para ser más concreta), esto promete, promete y mucho.




En efecto, la marmota Phil, augura 6 semanas más de desgobierno en España.


El Jueves lo tiene claro, estos son los que van a gobernar España.




ROMEO Y SU PROPUESTA INDECENTE

Escuchen la melodía de esta canción.



Ahora vuelvan a escuchar pero presten atención a la letra.
“Si te falto al respeto y luego culpo al alcohol,
Si levanto tu falda, me darías el derecho.
A medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo, Si te parece prudente, esta propuesta indecente.”
Mujer del  S.XXI se niega a esta falta de respeto. Bajo las notas de bachata puede parecer apetecible, pero Romeo Santos debería saber que el alcohol no es un excusa y que mucho menos para poner en juego el cuerpo de nadie, una mujer puede tener todo el derecho a decir que “No” en cualquier momento y por supuesto, un hombre también.
No Romeo, la respuesta es que tu propuesta indecente me ha puesto los pelos de punta, que me encantaría bailar bachata, pero que me niego a que me robes los besos que no te quiero dar, y que me lleves a un polígono a empañar los vidrios ¡se pueden ser más cutre! Y te anunció que si vengo acompañada es porque estoy con quien quiero estar, con el que me respeta y le acepto las propu…

PASAR AGOSTO

Cual ancianita chilena estamos intentando pasar Agosto, para los que desconozcan el dicho, se trata de sobrevivir un año más al invierno sumando otro año de vida, un gran mérito cuando tienes 90 años y te enfrentas a las pneumonías en climas fríos. En el caso del hemisferio Norte, sobrevivir a esta maldita ola de calor que no acaba y cumplir un año más como manda la tradición augusta.
Ahora recuerdo porque prefería estar viajando en lugar de estar trabajando en los meses más cálidos, la gente se vuelve un poco loca con las temperaturas.
Y mientras, persiste el ajetreo político que parece que tampoco se ha ido de vacaciones: se convocan elecciones, según algunos con un significado que no es el que siempre ha tenido; en Grecia las bolsas se agitan después de hacer un referéndum, que no tiene ningún sentido, porque se acaba sucumbiendo a la Troika; Twiter y otras redes sociales se convierten en el baúl de donde sacar los pecados pasados; políticos que mienten impasiblemente negando haber …